Federico Uribe es un artista contemporáneo colombiano nacido en Bogotá quien construye su obra con objetos que con considerados desperdicios, para darle vida a formas y figuras que representen sus preocupaciones, como la violencia o el cuidado del medio ambiente.

Uribe crea esculturas con materiales de todo tipo desde trozos de lápices de colores, piezas encontradas en la basura, cables, plásticos sacados del mar, ganchos de ropa, carcasas de celular y hasta balas.

El artista estudió en la Universidad de Los Andes en Bogotá, posteriormente logró estudiar una maestría en la Universidad Estatal de Nueva York; su obra ha sido expuesta alrededor del mundo, como Estados Unidos, Italia, Alemania, Reino Unido, España, México y Colombia.

El colombiano, que ahora radica en Miami,  vivió ocho años en México en la ciudad de Guadalajara, en ese momento se dedicaba únicamente a la pintura, pero se dio cuenta que sentía cierta limitación al pintar, inspirado por el país, decidió comenzar a construir objetos que le dieran una experiencia estética única a los espectadores.

“Yo viví por nueve años en Guadalajara, en ese momento era pintor, hacía realismo religioso. Soy ateo. Y ahí descubrí que México es un país que se expresa con objetos: para cada fiesta hay un objeto, para cada ocasión tienen un objeto. Para un político que se equivoca le hacen un objeto. Es un país figurativo, se expresan con algo tangible”, señaló.

El impactó que le generó ver que los mexicanos tenían un objeto para cada celebración y que además les gusta ver todo colorido y en orden, como los mercados en donde se compra la mercancía, lo influyó para comenzar a armar su trabajo.

A pesar de que en su obra existe un mensaje importante en contra del uso excesivo del plástico, contra la dependencia de la tecnología y los dispositivos electrónicos o el uso irresponsable de las armas, Uribe ha mencionado que no es su intención influir en el público con un discurso político o social, su objetivo va más hacia la experiencia estética, en la que el espectador pueda disfrutar de la belleza de su obra y tener una conversación a partir de esto.

Su intención es darle algo bello a la gente y hacerlos sonreír en un mundo lleno de odio y cosas feas, no busca generar reflexión, pero si logra hacerlo es algo gratificante para él.

Actualmente cuenta con una exposición en el Palazzo Bembo de Venecia de un arrecife hecho con envases, hilos y latas, además también está presentando un paisaje urbano hecho con celulares usados.

TE PUEDE INTERESAR:

EL ARTE FOTOGRÁFICO VS LA PINTURA: MUSES, FOTOS SUBACUÁTICAS

SÉ PARTE DE LA PRIMERA EDICIÓN DE FAIN: FERIA DE ARTE INDEPENDIENTE

MEZCAL VERDE MOMENTO EN MANOS DE ARTISTAS E ILUSTRADORES

PINTORAS MEXICANAS FUNDAMENTALES PARA EL ARTE

DESCUBRE A LAS MUJERES QUE FUERON BORRADAS DE LA HISTORIA DEL ARTE

Magui González Trejo

Magui González Trejo

Previous post

LIAM GALLAGHER LANZA VIDEO MUSICAL Y REFLEXIONA SOBRE LA SEPARACIÓN DE OASIS

Next post

NOEL GALLAGHER BUSCA INICIAR UNA PETICIÓN PARA QUE FOO FIGHTERS SE SEPARE