La música como pretexto para deambular pacheco y embriagado de acordes disonantes propios de una metrópoli que musicaliza los malos ratos, motivó a salir del encierro posterior a la contingencia ambiental, a cientos de personas que disfrutamos al aire libre y en recintos de la novena edición del Festival Marvin.

La euforia acumulada por tres días de eventos paralelos al festival, durante los cuales se realizaron conferencias y talleres en distintas sedes, se apoderó a manera de cierre de una de las arterias viales más transitadas de la CdMx: el circuito Roma Condesa.

El pasado sábado 18 se alargaron las horas. Es probable que la sensación de la cada vez más legal plantita vaciladora en el torrente sanguíneo, provocara la efervescencia que hizo insoportable la espera para escuchar a Belafonte Sensacional, Niña, Porter, Los Nastys o los Rebel Cats, entre muchas otras bandas. Y a la vez, extendió provocadoramente el tiempo para deleitarse el oído.

Marvin 2019

En el Parque España, la humarada y la grifa propiciaron la oportunidad de acceder hasta adelante, a pesar de llegar tarde, para escuchar a The Guadaloops. El derroche taciturno se entremezcló con miradas y gestos. La elocuencia en rimas de Tino El Pingüino se fusionó a la perfección, como siempre, con la precisión melódica de la guitarra y voz del virtuoso Fermín Sánchez.

Una secuencia precisa de canciones que se logran percibir distinto en vivo. O quizá por lo apretado, o muy probablemente por lo apestoso a hierba quemada. Ojos rojos y gritos festivos que hicieron el coro sin interrupciones de “Cada Que Es Veintiuno”. Desquicio que se empalmó con “El loco”; euforia potencializada aún más con “Meta-Crush”. Y entre drogas, música, gente y aire libre, poder recordar que “Nunca es Tarde”.

Fue “Luminas” la rola que anunció el fin del viaje. El espacio se achicaba más, pero con cada centímetro menos de oxígeno, los pulmones se ensanchaban para exhalar fuerte “Ven”, y lograr así una conexión total y satisfactoria con un público más que heterogéneo.

La selección entre varias opciones no fue nada fácil, menos aún pacheco y con ganas de aprovechar el acceso a los eventos privados en el Escenario Monkey Week o en el Escenario Firestone, el Caradura y el foro Indie Rocks, respectivamente. 

Marvin 2019

Los diversos exponentes de la música que mueve a distintas generaciones y a una variedad de oídos dispuestos a trasladarse de un lugar a otro, en bicicleta, en patines, motocicleta o a pie, mostraron que a pesar de ser partícipes de un festival que les permitió una hora de su propuesta artística, derramaron su esencia sobre una horda de personas que ansiosas se alejaron de los muros protectores para infestarse de partículas nocivas y de música delirante.

No se puede todo en la vida, eso queda claro con el transcurrir de los años. La inclinación hacia los intereses propios es inevitable, más si se toman sustancias sin receta médica que incitan al placer proveniente de estímulos externos, como los que genera la filosofía musical de Porter.

La urgencia por lograr entrar al Escenario Monkey a escucharles por primera vez desde que David Velasco es su vocalista y soportar el calor que se encierra entre muros dispuestos a ensordecerlo todo, para poner atención a algo en específico, fue un sacrificio justo. Al abrirse las cortinas el “Cuxillo” penetró en las mentes, su letra descongeló lo pasmado.

La música invita a la reflexión, a olvidarse de la política y de un perdón por algo ocurrido hace 500 años. Pero no deja de lado la introspección, caer en la profundidad de “Murciélago” y recordar que la falla es personal. Creer escuchar cosas, y tener la certeza de que sí, a través del sonido de “Pájaros”. Reconocer en medio del gozo, del frenesí del Marvin, las incesantes equivocaciones. La “Bandera” que nos demuestra que somos humanidad: errática, melancólica.

Marvin 2019

Errores que causan desplazamientos en el tiempo y en el espacio. Contratiempos que se traducen en modificaciones de horarios por tratar de brindar un número musical limpio, sin alteraciones auditivas.

Salir nuevamente a la jungla, del lado bello y codiciado que es la Roma-Condesa. Contrastar matices, géneros. Motivarse, decepcionarse, quedarse con las ganas de más. No tener con qué fumar porque el escondite elegido para la pipa prohibida resultó ser no apto para la mano curiosa.

Y así, sin anestesia esmeralda, dirigirse a una última parada. Una elegida con calma, con el detenimiento que sugiere la necesidad de lo oscuro. Acudir a una cita con los noctámbulos, con la noche, con Wire, en la Sala Puebla.

Marvin 2019

La edad fue un factor relevante del espectáculo. Las canas resaltaban en el escenario y entre los asistentes. Era el momento de perderse en acordes más lúgubres. Dejarse seducir por lo impactante de “This Time” o perderse en los visuales de fondo que sincronizaron a la perfección con “Ahead”.

“Blogging” logró que mi acompañante y yo confirmáramos que ir a escuchar a los veteranos de Wire fue la mejor decisión. “Mannequin” del álbum Pink Flag, y “The 15th” del 154, absorbían en una nebulosa todo lo malo de una vida de claroscuros. Reivindicaron, con expresiones de amor por la música, de pasión sin pensión, que la edad es importante para hacer música, porque se hace con el único motivo de vivirla.

Entre lluvia y humo, entre risas y silencios, cantos y compañía, la novena edición del Festival Marvin nos demostró que hace falta adquirir además de los boletos y la música, la capacidad de estar en varios lugares al mismo tiempo. Mientras tanto, queda recordar que la música siempre será la razón más importante para salir de casa a respirar otros aires. No se puede evadir la contaminación, pero sí evitar que también sea auditiva.

Marvin 2019

TE PUEDE INTERESAR

TODOS LOS DETALLES SOBRE EL #FESTIVALMARVIN 2019

MÚSICA, CINE, ARTE Y STAND UP EN EL FESTIVAL MARVIN 2015

PET SHOP BOYS LANZÓ SU NUEVO EP AGENDA Y NEIL TENNANT LO EXPLICA

KADAVAR, LOS GALLOS LOCOS DE LA PSICODELIA Y EL METAL

NUESTROS DISCOS FAVORITOS PUBLICADOS POR STONES THROW RECORDS

Miguel Ángel Sosa Arzate

Miguel Ángel Sosa Arzate

Miguel Sosa, fotógrafo y reportero.

Previous post

62 DISEÑADORES LATINOAMERICANOS EN CARAVANA RESORT

Next post

LAS MEJORES APPS PARA LEER LIBROS GRATIS