Cargando ...
FIGHTING WITH MY FAMILY: PASIÓN Y SACRIFICIO POR LA WWE
CIENCIA

FIGHTING WITH MY FAMILY: PASIÓN Y SACRIFICIO POR LA WWE

Hubo una nostálgica época en la cual la famosa empresa de lucha: WWE, arrojaba -dentro del espectáculo televisivo- una serie de ídolos dentro del ring, nombres como: Hulk Hogan, Ric Flair, Stone Cold, Shawn Michaels o el inmortal The Undertaker arrancaban millones de emociones a sus espectadores, ¿recuerdas esta tan peculiar época?

Y aprovechando que un sinfín de casas productoras están recurriendo a los remakes para volver a poner en boca de todos viejas y carismáticas historias tal como Disney lo hizo con La bella y la bestia (2017), Dumbo (2019) y El rey león (2019), sólo por mencionar unos pocos, la mismísima WWE decidió tomar la nostalgia deportiva antes mencionada y lanzar Luchando con mi familia.

La historia -basada en hecho reales- sigue a la familia Knight, quienes viven en una pequeña localidad de Inglaterra y a pesar de la tradicional cultura del futbol, se han encargado de mantener viva la herencia deportiva de la lucha, claro, las leyendas de la WWE han sido una obvia inspiración para los hermanos Zak (Jack Lowden) y Saraya (Florence Pugh), únicamente sueñan con llegar a pisar el mismo escenario. Y un día el futuro les trae una oportunidad para probarse, sin embargo el destino únicamente le sonríe a Saraya, dejando afuera a su hermano mayor, a partir de ese instante ella tendrá que buscar la manera de mantenerse a flote dentro y fuera del ring mientras se abre camino como la primera mujer inglesa en la WWE.

Es muy probable que muchas personas no sientan una atracción inmediata por esta película: por un lado las generaciones que crecieron con el gusto hacia las luchas estadounidenses ya dejaran de lado su pasión, por otro quienes crecieron a la par de Youtube y un millón de opciones -tal vez- más interesantes por buscar en internet en lugar de ver algunos tipos rudos haciendo un show por televisión con llaves al cuerpo, o tal vez nunca fue lo tuyo, tan simple como eso; sea cual sea la razón, esta cinta tendrá un público objetivo muy definido: amantes del deporte y específicamente de las luchas.

Una de las características más atractivas de la película es presentar desde dónde se crea la magia, es decir: duros entrenamientos, cientos de filtros por los que van cruzando los aspirantes e inclusive la elaboración de un personaje atractivo para el público, porque sí, Stephen Merchant, director y guionista, deja claro que la WWE es primero un espectáculo antes que una guerra fría y sangre salpicando por doquier, por lo tanto cada luchador debe aprender a darse a querer por sus habilidades y la creación de su personaje sobre el escenario.

Por otro lado el trabajo protagónico de Florence Pugh da muestra que se puede tener carisma actoral al tomar un personaje con cierta rudeza en el ADN por su estilo de vida y el deporte que practica, sin dejar de lado su feminidad mientras golpea a sus rivales, es arrojada al suelo y hace una llave final para ganar el encuentro. Además logra mantener el ligero drama que la historia presenta, ya que Zak y Saraya se ven distanciados emocionalmente al ser elegido sólo uno de ellos, detalle interesante por desarrollar y que supo mantener a flote durante toda la cinta.

El resto del reparto forman un buen apoyo actoral, a pesar de mostrar un humor distinto al reflejar en todo momento su natal sentido inglés, Lena Headey (Cersei en Game of Thrones), Nick Frost (Paul, 2011) y Jack Lowden (Dunkerque, 2017) se encargan de proyectar la pasión por el deporte y su apoyo familiar hacia Saraya, consiguiendo una atmósfera de amor reflexivo que podría impactar al espectador.

Luchando con mi familia es una cinta que -por supuesto- tiene un público objetivo, no a todo mundo le gusta la lucha de la WWE ni deportes de contacto, sin embargo es importante mencionar que logran capturar la pasión y el sacrificio inmerso en esta y cualquier otra disciplina competitiva, porque los sueños deben mantenerse con trabajo duro y a pesar de ello el destino podría tener preparado otro camino, sumado a esto existen alguno cameos de famosos luchadores como Dwayne ‘The Rock’ Johnson, The Big Show, The Miz, Sheamus y otros más, así que si eres seguidor de este universo podrás saber lo que esto significa. Y si eres un curioso cinéfilo, podrás conocer la destacada historia de Saraya ‘Paige’ Knight, la primera mujer inglesa en firmar con la WWE y por supuesto, campeona mundial de las Divas.

Título: Luchando con mi familia (Fighting with My Family)
Año: 2019
Duración: 1h 48min
Director: Stephen Merchant
Guión: Stephen Merchant
Género: Biografía, drama, comedia
País: Reino Unido, Estados Unidos
Estreno en México: 22 de marzo

TE PUEDE INTERESAR

LOS INICIOS DE STANLEY KUBRICK EN LA FOTOGRAFÍA

‘SOLO CONTRA TODOS’: EL CINE DE GASPAR NOÉ

ASÍ ES EL PUEBLO DE TAIWAN EN EL QUE SE INSPIRÓ ‘EL VIAJE DE CHIHIRO’

FELIZ DÍA DE TU MUERTE II

CONFIRMADO EL REGRESO DE “¿LE TEMES A LA OSCURIDAD?” DE NICKELODEON

Adán Ramírez

Sweet and Tender Hooligan!