Alrededor del planeta, miles de científicos trabajan constantemente en investigaciones para de nuevos medicamentos. El desarrollo de un medicamento tarda alrededor de doce años, se invierte muchos recursos y se involucran miles de pacientes en pruebas médicas.

Un ejemplo, Genomma Lab, una de las farmacéuticas líderes en México y América Latina ha dedicado sus investigaciones al descubrimiento de medicamentos para preservar la salud y el bienestar de millones de personas a través de productos innovadores. Ha logrado imprimir creatividad y eficiencia a sus medicamentos gracias a las cuatro fases de investigación que realizan en cada uno de sus productos; Fase I: Identifican los elementos de seguridad, tolerancia y dosificación; Fase II: Se miden efectos colaterales, eficacia, riesgos potencial y forma de administración ideal; Fase III: El medicamento es probado en grupos de control de cientos de personas); Fase IV: Estudios de post mercado para ser aprobado por las autoridades competentes.

Este tipo de medidas ha provocado un salto cuántico en la medicina y la farmacéutica. La modernidad le ha planteado al ser humano cientos de escenarios inimaginables. En 75 años los avances médicos revolucionaron la salud y alargaron la vida de manera extraordinaria, gracias a la ciencia y la tecnología. Los avances son impresionantes, casi de ciencia ficción. Es probable que el futuro real de la medicina esté en la ingeniería genética.

Existe una nueva técnica llamada Crispr/Cas9 que se aprobó para ser implementada en seres humanos. Esta novedosa tecnología de edición genética busca en un futuro prolongar la vida de forma saludable a través de la modificación del ADN. La propuesta consiste en actuar como un “corta” y “pega” genético, modificando las células T (o linfocitos T) para atacar las células afectadas por alguna enfermedad.

GENOMMA LAB: EL RETO DEL DESARROLLO DE MEDICAMENTOS OTC

Gracias a la investigación y desarrollo de farmacéuticas alrededor del mundo se han descubierto numerosos medicamentos y productos para mejor nuestra vida. Se ha reducido a 80% las muertes por causa de enfermedades infecciosas, 75% por enfermedades reumáticas, 68% por arteriosclerosis, 67% por hipertensión arterial y en 61% por causa de enfermedades ulcerosas. En México, la esperanza de vida ha aumentado considerablemente; en 1930 las personas vivían en promedio 34 años; 40 años después en 1970 este indicador se ubicó en 61; en el 2000 fue de 74 y en la actualidad es de 76 años. Todo gracias al desarrollo médico que se ha implementado, no sólo para bienestar de la población, sino como una importante industria a nivel global.

Simplemente en nuestro país, el mercado farmacéutico ha generado más de 74 mil empleos directos, situando a México entre los primeros 15 del mundo y segundo en Latinoamérica, generando impacto en 161 ramas de la actividad económica de nuestro país. Desarrollar nuevos productos farmacéuticos y lanzarlos al mercado es un gran reto para las compañías; desde la investigación, gestión del proyecto y la promoción del producto. La industria farmacéutica en México crece más que el PIB. Su ritmo de crecimiento de 4.8% durante los últimos años, sustentado en una producción promedio de alrededor de 30 mil millones de pesos y la generación de más de 400 mil empleos directos e indirectos. Ocupando el segundo lugar como sector industrial del país.

El proceso de creación, investigación y certificación de un medicamento OTC (de venta libre o sin receta) o medicamentos EFP (especialidad farmacéutica especializada o de dolencias leves) es muy complicada. Pasa por muchas etapas de investigación y trámites para lograr una patente, de 10 mil sustancias investigadas, sólo una llega a producción, lo que equivale a investigaciones por más de 200 millones de dólares. La industria farmacéutica enfrenta importantes retos, tanto en materia de comercio exterior como de eficiencia operativa y las propias regulaciones dentro del mercado donde se establezca. En nuestro país está se sigue una estricta regulación, desde las etapas de investigación, desarrollo, aprobación sanitaria, promoción, venta y seguimiento del medicamento.

Una de estas empresas que ha apostado por el desarrollo de medicamentos OTC y productos dermocosméticos es la compañía mexicana Genomma Lab. Este proyecto fue fundado en 1996 por Rodrigo Alonso Herrera y actualmente mantiene presencia en 15 países de América Latina como Brasil, Chile, Argentina, Colombia y Costa Rica. Convirtiéndose en líder en el mercado de libre venta de medicamentos y empleando a miles de personas. Su portafolio de negocios suma más de setenta marcas entre las que encontramos Asepxia, Lomecan V, X Ray,  Nikzon, Cicatricure, Next, Alliviax, Coledia,  Dalay y más medicamentos de este tipo. La compañía liderada por Herrera ha tenido sus controversias y altibajos, pero no podemos negar el crecimiento y expansión que ha desarrollado en poco más de 20 años, dando empleos a muchas personas, pero sobre todo creando industria.

El reto para las farmacéuticas y compañías de este tipo es la credibilidad en sus investigaciones, competitividad en los precios para que la salud no sea un privilegio, sino que llegue a la mayor cantidad de población que sea posible. La necesidad de realizar investigación de nuevos medicamentos es de trascendental importancia para el desarrollo de la humanidad. Hasta la fecha no existen tratamientos adecuados para tres cuartas partes de las dos mil quinientas afecciones médicas reconocidas en la actualidad. Un gran reto no sólo para las compañías dueñas de la industria de la salud, sino para gobiernos y ciudadanos a lo largo del planeta tierra.

TE PUEDE INTERESAR

¿NOS PODEMOS REÍR DEL CÁNCER? LAS MUTACIONES DE JORGE COMENSAL

MARCHA POR LA CIENCIA… Y EL PRESUPUESTO

¿QUIERES DONAR TU CABELLO? TE DECIMOS DÓNDE PUEDES HACERLO

200 AÑOS DE TRASPLANTES E HISTORIAS DE MIEDO

THUG KITCHEN: COMER SALUDABLE NO ES UN PEDO

BIG DATA: UN CÓCTEL DE LIKES, SABOTAJE Y DATAPOLÍTICA

Genomma Lab

Genomma Lab

Genomma Lab Internacional es una empresa mexicana, fundada en 1996, dedicada a la investigación, fabricación y comercialización de medicamentos OTC y productos dermocosméticos.

Previous post

WE LOVE BURGERS &BURGER DAY

Next post

FURRY: UNA PEDA DE PELUCHE