Ya es un hecho que la última exposición en la programación del Palacio de Bellas Artes en este año incluye la obra del artista ruso Vasili Kandinsky.

La pintura de Kandinsky muestra grandes explosiones de color y siluetas que constantemente se transforman ante el espectador. Las influencias artísticas principales de este pintor fueron Monet, Fauves y Matisse. En ocasiones se considera que sus cuadros se funden en la percepción del oído y la vista.

“Amarillo, rojo y azul”, 1925.

Él visualizaba sonidos como parches de color (arte sinestésico), era amante de la música de Wagner, y esta emergía en sus más abstractas creaciones. El entendimiento del papel que juegan: matices, música e iconografía en las obras de este maestro, nos puede abrir nuevos caminos en la apreciación de su arte y del ideal que lo guió durante su vida por su camino de abstracción y asombrosas imágenes.

“Estudio de color con cuadrados”, 1913.

Kandinsky refundió la libertad cromática de los fauvistas con la exteriorización del impulso vivencial del artista propuesto por los expresionistas alemanes de la órbita de Dresde, en una especie de síntesis teñida de lirismo, espiritualidad y una profunda fascinación por la naturaleza y sus formas.Para Kandisnky el arte era más una invocación al espíritu. 

El color es la tecla, los ojos los martillos, el espíritu el piano con sus tantas cuerdas. El artista es la mano que, al tocar una u otra tecla, pone a vibrar automáticamente el espíritu. 

“Murnau”, 1910.

Sus obras son maravillas abstractas que se rinden de una manera lúdica a la música visual, todo a través de explosiones representadas con líneas, formas, puntos y colores. Formas que nacieron de su obsesión con el: folclor popular ruso, con la simbología del color, con la geometría y la espiritualidad. Estudió minuciosamente el color, porque para él, el color es un poder que influye directamente el espíritu.

“Hacia arriba”, 1929.

Kandinsky en Bellas Artes

Sin duda esta será una “experiencia única” que podremos vivir próximamente en Bellas Artes. Respecto a este importante evento, Lidia Camacho, directora del INBA, confirmó que el museo del Palacio cerrará el año con una muestra de Vasili Kandinsky, una muestra de las pinturas y el entorno del pintor ruso.

“Improvisación 19”, 1911.

Esta no es la primera vez que viene a México la obra de este artista, hace algunos años la presentaron junto a la de los artistas rusos en el mismo museo: Serguéi Eisentein Alexandr Ródchenko como parte de la exposición La Vanguardia Rusa

“Blando duro”, 1927.

KANDINSKY, “PEQUEÑOS MUNDOS”

DÓNDE: Museo Palacio de Bellas Artes, CDMX.

CUÁNDO: De miércoles a domingo 10:00 a 18:00 horas, hasta el 27 de enero de 2019.

PRECIO: $65 mxn, entrada libre INAPAM, capacidades diferentes, maestros, estudiantes con credencial vigente. Domingos entrada libre general.

P R Ó X I M A M E N T E

Posted by Museo del Palacio de Bellas Artes on Thursday, September 27, 2018

TE PUEDE INTERESAR

SPENCER MACMULLEN O EL ARTE COMO UN GRITO

CONOCE EL COLORIDO ARTE DE JAMES JIRAT PATRADOON

GIRL POWER BALLADS: PRIMERA PARTE

HAYAO MIYAZAKI NO QUIERE SER PARTE DE LA ACADEMIA DE HOLLYWOOD

5 GALERÍAS DE ARTE, UN PRETEXTO PARA RECORRER LA SAN RAFAEL

Staff Yaconic

Staff Yaconic

Previous post

HOTEL ARTEMIS, DESPUÉS DE LA MUERTE Y LA VIOLENCIA

Next post

YA PUEDES CONSULTAR MILES DE ARCHIVOS SOBRE EL 68