Cargando ...
«LA CASA DE LOS MACETONES», UN CASO QUE SACUDIÓ A LA CDMX
CULTURA

«LA CASA DE LOS MACETONES», UN CASO QUE SACUDIÓ A LA CDMX

Te contamos el caso de La Casa de los Macetones, una escalofriante historia sobre el encierro de la familia Pérez Noé en una casa de la Ciudad de México.

SI QUIERES VER MÁS CONTENIDO ORIGINAL, SUSCRÍBETE A NUESTRO CANAL DE YOUTUBE, ENCIENDE LA CAMPANITA, DALE LIKE Y COMPÁRTELO CON TUS AMIGOS

5 CUENTOS DE TERROR MEXICANOS QUE TE CAUSARÁN ESCALOFRÍOS

La familia Pérez Noé estuvo bajo un encierro “purificador” al cual estuvieron obligados por 15 años, ya que fueron obligados por su padre, Rafael Pérez Hernández.

La casa fue conocida como La casa de los macetones o el castillo purificador, ya que tenía dos enormes macetas justo sobre el zaguán de la entrada. Todo comenzó cuando Sonia María Rosa Noé y su esposo se mudaron, ellos venían de Jalisco y se instalaron en dicha casa.

Rafael, sufría de severos problemas de autoestima ya que de joven había perdido un brazo en un accidente de tren. Este hombre resultó ser un celoso a un grado tan enfermizo que los llevó a vivir aislados. Él temía que alguien le fuera a robar a su esposa ya que Sonia era una mujer atractiva.

LOLA LA CHATA, LA PRIMER MUJER EN EL MUNDO DEL NARCOTRÁFICO MEXICANO

Fue así como poco a poco, comenzaron a encerrarse en su propia burbuja, a tal grado que así fue como crió a toda su familia. Y aquí viene otra de las cosas más extrañas, este hombre llamaba a sus hijos con nombres raros, como: Soberano, Librepensador, Evolución, Indómita, Triunfador y Buenvivir. Se dice también, que uno de sus pequeños hijos que murió lo enterraron en el jardín.

Y aquí nos preguntaremos, ¿estudiaban? ¿Cómo vivían? ¿De qué se mantenían?

El encierro «purificador»

Los Pérez Noé no estudiaban, no tenían educación religiosa alguna y tampoco podían hablar muy bien, ya que sus palabras eran incoherentes. Entre ellos realizaban sus tareas domésticas y se encargaban de sus necesidades personales como: cortarse el cabello y toda su ropa era usada y vieja.

En un dormitorio se quedaban todos, y esta habitación era el sótano de la casa. Se cuenta que el padre estaba tan obsesionado por controlar a su familia que había perforado varias de las paredes para vigilarlos. También era muy estricto, y si a alguien se le ocurría contradecirlo o desobedecerlo, terminaban encerrados por días en un cuarto sin luz.

El papá era, por supuesto, el jefe de familia; él era el único que podía mantener a sus hijos. Se dedicaba a producir venenos para ratas e insectos y sus ayudantes eran sus propios hijos.

Parece ser que llegó a pasear a su familia algunas noches para que vieran las tenebrosas calles, según el.

10 PELÍCULAS DE TERROR «VIEJITAS» QUE PUEDES VER GRATIS

Finalmente, el 24 de julio de 1959 el Servicio Secreto irrumpió en la casa de las macetas para liberar a la familia. El Servicio ya sabía que un vendedor de raticidas tenía secuestrada a su familia, y una de las teorías dice, que la responsable de la liberación fue una de las hijas, Indómita.

Se supone que la chica de 15 años mantenía un amorío en secreto con un joven de una tlapalería, mientras que otras teorías cuentan que la misma joven se la pasaba aventando notas pidiendo auxilio a la calle.

5 PELÍCULAS DE HORROR, DEL EXPRESIONISMO ALEMÁN

El final de la familia Pérez Noé

Este gran revuelo termina con todos los hijos en distintos orfanatos y con el padre finalmente encerrado en Lecumberri; quien se suicidó el 3 de noviembre de 1972. La casa de los macetones está abandonada muy cerca del Metro La Raza.

Cinthia Flores

Fotógrafa y reportera.