Lucky Charms, el cereal de colores identificado por un duende en su caja que además luce un vistoso arcoíris con toda la intención de llamar la atención, ha anunciado que su deforme reloj de arena (el malvavisco amarillo) será reemplazado por un colorido unicornio. Esto, tras una encuesta en la que los usuarios de redes sociales votaron por la nueva forma a través de emojis, colocando la figura mística como la favorita para la fascinante forma de azúcar que acompañará los habituales elementos de la suerte: estrellas, herraduras, tréboles, lunas azules, arcoíris y globos rojos.

La corporación General Mills, dueña de Lucky Charms anunció a través de su cuenta de Twitter que la aparición del nuevo malvavisco tendrá lugar a partir de marzo en las estanterías de los centros comerciales de Estados Unidos. Según los directivos de la marca, su objetivo es despertar la imaginación en los niños a través de la magia y tras 10 años de no renovar el producto, lanzaron una convocatoria en la cual los niños y las niñas tuvieron la mayor incidencia de participación.

Lucky Charms es un cereal destinado en un inicio para los niños, pero su sabor y figuras coloridas de sus malvaviscos han conquistado paladares desde años atrás que continúan consumiéndolo por el simple hecho de que la leche se pinta de colores y tiene un sabor endiabladamente azucarado. Ahora, la promesa del malvavisco de unicornio augura mayores ventas y un consumo no solo por el sector infantil, sino por todos aquellos nostálgicos que viven la memoria del paladar de la mano con la visual.

Los unicornios han invadido desde las chamarras bombers hasta las bebidas. Muchos hablan de una estrategia bien planeada de mercadotecnia que introdujo en los artículos de mayor consumo un animal mítico que a su vez simboliza ternura y magia y una regresión colorida a los deseos de la infancia. Un anclaje a la niñez y un respiro en las obligaciones propias de adultos.

Últimamente los unicornios han dejado de ser deseos únicamente de niños. Sin duda, los productos invadidos por el brillo e inconfundible cuerno de estos caballos irreales, han tomado el mercado de la gente adulta con toda la intención de generar altas ventas desde la perspectiva de no dejar morir al niño que llevamos dentro. Así que no queda más que esperar a que esta delirante caja y su contenido lleguen a nuestro país para continuar con una fiebre que llegó para quedarse.

Stephanye Reyes

Stephanye Reyes

Periodista en formación.
Humana por imposición, bruja por elección.

Previous post

VIVE EL PRIMER DESFILE DE DOLCE & GABBANA EN CDMX #DGLovesMexico

Next post

¿QUIÉN QUIERE TENER UNOS VANS EDICIÓN ESPECIAL DE BOB ESPONJA?