Nuestro país alberga paraísos terrenales de gran belleza que son reconocidos a nivel internacional debido a la majestuosidad de sus paisajes, la riqueza cultural de que se complementan así como las actividades recreativas que hay por hacer.

Un gran ejemplo de ello es el enigmático puerto jarocho, un punto de gran importancia que en definitiva debes visitar por lo menos una vez en la vida, así que te recomendamos ir preparando tus maletas así como ir cotizando entre los diferentes hoteles en Veracruz, pues tienes una aventura  en puerta que no puedes dejar pasar.

Con el objetivo de que puedas disfrutar al máximo de los próximos días que te tomarás en en esta esplendorosa región, en este artículo te daremos algunos tips de lo que no te puedes perder en Veracruz.

Visita el Malecón

Uno de los puntos más emblemáticos del puerto más importante de México es su majestuoso Malecón, un corredor bastante extenso desde el cual podrás disfrutar muy bellos atardeceres en compañía de quien quieras.

Aunado a ello, durante su caminata te encontrarás con una vasta gama de artesanías y recuerdos que te dejarán encantado, o si lo que buscas es un postre qué te acompañe durante tu trayecto, ten por seguro que no te darás abasto con todas las delicias qué encontrarás a tu paso.

Deléitate con las maravillas del Centro Histórico

Si deseas conocer un poco más sobre la esencia de esta región, así como los usos y costumbres de su gente, entonces no puedes dejar de visitar el Centro Histórico, dado que es aquí en donde la mayor parte de las familias se juntan para convivir y disfrutar de una tarde amena.

Saborea cada rincón de este espacio, contemplando las edificaciones antiguas así como los lugares más emblemáticos. Te recomendamos pasar por un delicioso café de La Parroquia y apreciar el vaivén de las palmeras que se mecen con el aire, simplemente una experiencia más que exquisita.

Visita el Fuerte de San Juan de Ulúa

Esta fortaleza tiene un gran peso histórico en varios de los acontecimientos más importantes de nuestra nación. En un inicio fungió como el centro de protección de todos los tesoros que poseía la Nueva España, y su principal misión era cuidarlos de la intrusión de barcos piratas.

Con el pasar de los años, esta edificación se convirtió en una cárcel que albergó a personajes muy trascendentes en los movimientos de independencia y años después de la revolución mexicana, por lo cual toda la energía y el misticismo que guarda son algo que hasta el día de hoy se sienten.

En la actualidad dichas instalaciones fueron adaptadas para hacerlo un museo, mismo que puedes visitar con toda tu familia por una mínima cuota de recuperación.

No olvides probar los platillos típicos

Y claro que no te puedas despedir del puerto sin haber probado antes todas las delicias que tiene para ofrecerte, porque si de algo puede jactarse Veracruz es de la vasta gastronomía que posee.

Dentro de los platillos que no pueden estar fuera de tu lista destacan: el pescado a la veracruzana, la cazuela de mariscos, un potente vuelve a la vida,  el clásico arroz a la tumbada, entre muchos otros más.

No hay tiempo que perder, reserva tu hospedaje en Veracruzy goza de esta hermosa experiencia.

Staff Yaconic

Staff Yaconic

Previous post

¡RETRO! UN NUEVO WALKMAN EDICIÓN ESPECIAL DE SONY PARA TUS CASSETTES

Next post

"BESO DE LÍDERES" ENTRE KURT COBAIN Y DAVE GROHL