Cargando ...
EN QUÉ PENSAMOS CUANDO PENSAMOS EN MASCULINIDAD
CULTURA

EN QUÉ PENSAMOS CUANDO PENSAMOS EN MASCULINIDAD

La primera concepción que tengo de masculinidad, en realidad tiene que ver con una serie de estereotipos marcados por los medios de comunicación, de construcciones e introyectos sociales y familiares, culturales y sexuales que no tiene mucho que ver con lo que ahora entiendo.

Recuerdo la primera vez que escuché el concepto de masculinidad, que, en realidad, hacía hincapié en un hombre muy masculino, “me encanta Geoger Clooney porque es muy masculino”. Escuché decir a una compañera de escuela.

Entonces pensé: Qué es ser masculino viendo una foto de Geoger Clooney. ¿Ser atractivo? ¿Tener personalidad? ¿Ser atento? ¿Vestir bien? No entendía de dónde venía esa percepción, sin embargo, en ese momento yo sabía que hablábamos de algo que quería poseer, puesto que atrae a las mujeres. Efectivamente, no sabía qué era lo que el señor Clooney tenía, pero lo que fuese, lo quería.

Tiempo después, fui explorando diversas concepciones de masculinidad. Concepciones que tenían que ver más que construcciones, con tendencias. En un momento la masculinidad tenía que ver con verse rudo, después con verse valiente, o con verse varonil, todo esto, según dictará el súper héroe en turno en el cine, o el galán en telenovelas. Sin embargo, todas llenas de actitudes tóxicas, micromachismos y estereotipos de género.

Hace pocos días, explorando YouTube, llegue al canal de una persona, cuyo nombre evitaré por dos razones: La primera, porque me niego a entrar en un juego de quién dijo qué, cuando lo que debemos revisar son los significados de lo que dice. En segunda, porque no daré publicidad a un canal que, en mi opinión, fomenta los estereotipos del machismo de siempre, además de que dudo mucho que la publicidad le haga falta.

El eslogan del canal es peculiar en sí mismo “Filosofía en tiempos de no filosofía”. El contenido está dirigido a hombres y la temática del canal se basa en una estructura de programa de coaching que se divide en dos tópicos principalmente: asuntos profesionales, como emprendimiento y alcanzar metas de trabajo, y el segundo, de seducción.

Este segundo es en el que nos basaremos, pues parte desde la “masculinidad” para atraer mujeres, seducirlas, hacer que te necesiten y otras actitudes “alfa”, como él las ha bautizado.

Algunos ejemplos de los títulos de sus vídeos más reproducidos:

  • 7 pasos Para Atraerla A Ti
  • Cómo Gustarle A Una Mujer En 5 Pasos
  • ¿Cuándo y Cómo Ser Romántico Con Ella?
  • ¿Qué Hacer Cuando Ella No Te Quiere Ver?
  • ¿Cómo evitar que te corten?

Es curioso que encontremos este tipo de preguntas, como si se empleara un manual de ligue, de seducción, de convencimiento. En el último vídeo que tituló ¿Cómo evitar que te corten? Comienza diciendo: Cero contacto y cero contacto es cero contacto.

Y eso no quiere decir que no le contestes, tampoco que seas grosero, o que seas muy cortante porque eso también es polaridad femenina de -¿Qué tienes?, No, nada!- Y eres tú el que se pone así y me das vergüenza. You´re a pussy. Y tienes que evitar ponerte pussy.

¿Se dan cuanta del estereotipo? “polaridad femenina” “te pones pussy”.  Ser pussy (mujer) es motivo de vergüenza (Misoginia, ¿dónde?) Continua su video diciendo “Es importante que te vea con otras mujeres, parte de este fascinante mundo femenino es que les gusta un hombre que no pueden tener, pero si tener”, continua y cierra con esta frase: “a una mujer le gusta saber que puedes acostarte con todas, pero no lo haces”. Aseveraciones generalizadas, estereotipadas y convencionales, además de tóxicas.

Oro molido para analizar. Actitudes machistas, estereotipadas para ambas partes y el fomento de una comunicación tóxica, lanzando el mensaje de: No importa en qué has fallado, no seas autocrítico, sé un hombre alfa, no tengas contacto con ella y que te vea con otras mujeres, que puedes cosificar para sus propósitos individuales. No te pongas pussy, no seas vulnerable, no seas beta, se alfa, se fuerte. Como si los hombres no tuviéramos el derecho de ser vulnerables y como si ellas por serlo, sea motivo de vergüenza.

¿Por qué tiene tanto éxito este tipo de contenidos? Sencillo, porque no implica un trabajo interno como una terapia, y porque ofrece soluciones donde todos los culpables son terceros y yo, no empatizo, no pienso, no reflexiono y no afronto mi masculinidad desde una parte confrontativa…pero es filosofía en tiempos de no filosofía.

Este tipo de contenidos han tenido un gran éxito en los círculos de hombres que creen, construir una masculinidad contemporánea, y es que no confronta los privilegios de la masculinidad histórica que ha situado a la mujer a la desigualdad y sometimiento, es un contenido más de masculinidad sin autocrítica, son reflexión, sin cuestionamientos propios de privilegios, acciones, o lenguajes.

Ante el panorama social, político, sexual, y cultural por el que nuestro país atraviesa, requerimos urgentemente reelaborar y redimensionar aquello que entendemos por masculinidad, nuestras prácticas como hombres que fomentan, reproducen y perpetúan la violencia y desigualdad hacia las mujeres, y como esto, también nos afecta a nosotros en un manual de deber ser hombre.

Necesitamos canales, textos, debates, encuentros, foros, círculos, grupos y demás dinámicas que nos ayuden a repensarnos como hombres, que nos ayuden a hackear viejas prácticas aprendidas socialmente y busquemos formas de colaborar con los feminismos.

Nicko Nogues y su proyecto De machos a hombres es un excelente trabajo que busca por medio de una guía, hacernos entender cómo ser un buen aliado. Preguntas que parecen sencillas pero que confrontan nuestro quehacer diario, es la metodología que utilizan para cuestionarnos y abrirnos paso a las nuevas masculinidades donde ejercemos la paternidad de manera afectiva y responsable, donde dejamos de lado la “ayuda” en las labores domésticas para hacernos responsables de nuestros espacios de convivencia o entender de qué va el acoso, el hostigamiento y el abuso sexual, de que no es no. En otras palabras, menos hack de ligue y más hacks de cuestionamientos.

Es nuestra oportunidad de replantearnos cómo podemos sumar y erradicar un círculo en que hemos girado sin saberlo, pero hoy podemos romper en beneficio de todos.

TE PUEDE INTERESAR

ANNA SAMPSON Y LA IDEALIZACIÓN DE LOS ESTEREOTIPOS DE GÉNERO

GÉNERO, GUERRA Y CONSUMISMO EN LOS ÓLEOS DE ADAM CALDWELL

ARTISTAS CREAN VERSIONES COLORIDAS DE ZAPATA GAY EN PROTESTA DE LA HOMOFOBIA

MUJERCITOS: FESTINES SECRETOS DE INVERTIDOS

FUTBOL FEMENIL: ENTRE EL MACHISMO Y LA INDIFERENCIA

Ángel Armenta López

Ángel Armenta López

Estudios en la academia de Arte y Patrimonio cultural en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México. Especialización en gestión de la música. Periodista cultural y director en el Festival Heterodoxias. Ponente nacional e internacional en temas relacionados a la música, la gestión y la cultura pop.