Cargando ...
Matilde Landeta, la cineasta mexicana adelantada a su tiempo
CINE

Matilde Landeta, la cineasta mexicana adelantada a su tiempo

Matilde Landeta hizo historia en México. Su área fue en el cine donde se desempeñó como guionista y directora; también fue una luchadora sindical, Landeta fue siempre una mujer adelantada para su tiempo que buscó hacer lo necesario en la industria cinematográfica. Es considerada una pionera en la época de Cine de Oro. La primer película que dirigió fue Lola Casanova en 1948, convirtiéndose así en una de las primeras directoras de cine en México, con más de una película y una carrera en el medio.

Gracias a su trabajo y aportaciones cinematográficas, Matilde le abrió las puertas de esta industria a las generaciones venideras para la producción del cine.

SEIS DOCUMENTALES DIRIGIDOS POR MUJERES CINEASTAS
3 DOCUMENTALES POR MUJERES INDÍGENAS CINEASTAS

La cineasta tuvo un acercamiento con el cine a sus catorce años. Cuando tuvo la oportunidad de ver Old San Francisco de Alan Corsland (1927). Además, gracias a su hermano, el actor Eduardo Landeta, conoció aquel mundo. Su trayectoria en la cinematografía comenzó cuando en 1932, fue scriptgirl, puesto en el que fue recurrente participando en más de 70 películas. Y años después, ya en 1945 comenzó a asistir en dirección a Julio Bracho, a Emilio “El Indio” Fernández y a Agustín Delgado.

Como se menciona en un inicio, debutó como directora con su película Lola Casanova (1948). Un filme que ella pagó de su bolsillo, pues hipotecó su casa y fundó la productora TACMA S.A. de C.V. Esto, debido a que en ese entonces por el simple hecho de ser mujer no se te brindaba ayuda y presupuesto alguno. Y así continuó tuvo otros trabajos que ella financió como: La negra Angustias (1949), basada en la novela de Francisco Rojas González Trotacalles (1951).

LA CIUDAD DE MÉXICO PERFECTA PARA HACER CINE

«Mi primer contacto con el cine fue en mi juventud, visitando a mi hermano en los estudios. Acababa de regresar de Estados Unidos y le habían dado un papelito en ‘Sobre las olas’. En ese momento decidí que ese era mi porvenir, mi vida, eso iba a ser lo que yo haría el resto de mi vida: cine».

Matilde Landeta

Para lograr sus sueños, Matilde se vio obligada a enfrentar el machismo del cine en diversas ocasiones. Pues desde que fungió como scriptgirl se le negaron otros puestos por ser mujer. De esa manera la cineasta nunca se rindió y se armó de valor durante muchos años para destruir esa estructura patriarcal que le impuso tantos obstáculos.

Por otro lado, la película, El Camino de la Vida (1956) con un argumento original de Matilde, pero dirigida por Alfonso Corona Blake, ganó el premio Ariel. Pero aquí no terminan sus múltiples logros; entre sus aportaciones destaca que escribió y dirigió más de 100 guiones para documentales en Estados Unidos; impartió clases de cine en el Instituto Cinematográfico, además de Historia del cine en la Academia Andrés Soler. Y con el fin de promover el cine mexicano fundó la Sala Tlalpan, en la ciudad.

Finalmente la grandeza de Matilde volvió a brillar tras 30 años sin dirigir, en 1991 sorprendió a su público con Nocturno a Rosario, filme que marcaría el final de su carrera como directora

AGNÉS VARDA: EL TOP 5 DE PELÍCULAS IMPRESCINDIBLES

Cinthia Flores

Fotógrafa y reportera.