Cargando ...
LOS ASTROS, ENGAÑO Y DECEPCIÓN EN LA MLB
DEPORTE

LOS ASTROS, ENGAÑO Y DECEPCIÓN EN LA MLB

Desde el principio del béisbol, los jugadores y los equipos han buscado una forma de robar las señales que da el pitcher al lanzador para tener esa ventaja extra de saber las señales del equipo contrario, o detectar esa señal de los entrenadores cuando avisan que van a robar una base entre otras cosas, esto no es nuevo.

De hecho se tienen registro de que la primera vez que un equipo intento robarse señales fue en 1870 cuando a un equipo llamado Hartford Dark Blues lo acusaron de robar las señales del equipo contrario usando una especie de cobertizo y un poste de telégrafo afuera del estadio. A tráves del tiempo otros equipos han estado involucrados en estos escándalos en 1898 fueron los Philadelphia Phillies, en 1948 los Cleveland Indians y en 1951 los New York Giants.

En 2017 los Red Sox usaron relojes inteligentes para robar señales y la MLB Major League Baseball solo los multó pero en ese momento declaró que los castigos serían más severos en el futuro para cualquier equipo que incurriera en esa conducta.

Los Astros son ahora en 2020 el siguiente equipo manchado por este escándalo, ya admitieron que durante las temporadas 2017 y 2018 violaron la política en contra del robo de señales.

¿Cuál es el castigo? Por parte del Comisionado de la MLB Rob Manfred, la respuesta es:  multa por $ 5 millones de dólares, perderá el equipo la primera y segunda ronda del draft durante los próximos 2 años y aparte se ordenó la suspensión de la MLB por el resto del año del General Manager de los Astros , Jeff Luhnow  y del Manager A.J. Hinch por el resto del año.

A estos dos personajes ya los despidieron los dueños de los Astros, en el reporte de este escándalo hay dos nombres más, Alex Cora quien manejo el equipo en 2017 y el único jugador involucrado el jardinero Carlos Beltrán que jugó en Houston en 2017.

Curiosamente ningún jugador había sido sancionado por esto hasta este momento, mientras esperamos el castigo de Cora y Beltrán ya los despidieron de puestos recientes de los Redsox y los Mets respectivamente.

Pero ¿cómo paso esto? Cada vez la tecnología es más sofisticada y por tanto equipos y jugadores hacen lo posible por tener una ventaja contra sus oponentes. En 2014 la MLB estableció una regla que permitía a los managers de cada equipo 1 oportunidad por juego para cuestionar la decisión del umpire usando para esto un sistema de video replay.

En este punto cada equipo tenía su cuarto de video para revisar la jugada. Los Astros fueron un paso más adelante, pusieron una video cámara en el campo central de su estadio, la cámara tenía un zoom que permitía ver las señales que los catchers enviaban. Un dedo por lo regular significaba una pelota rápida, dos dedos abajo significaba que el pitcher enviaría una curva, etcétera.

Una vez que el catcher daba la señal al lanzador, dicha señal era retransmitida al dugout ( área en el estadio donde está la banca con los beisbolistas) , desde ahí un jugador tomaba un bat y pegaba en un bote de basura del dugout así el bateador escuchaba que tipo de bola le lanzaría el pitcher del equipo contrario.

Los Astros ganaron 101 juegos durante la temporada regular y ganaron en 2017 la Serie Mundial. Los Angeles Dodgers que perdieron contra Houston ahora se encuentran preguntándose si no hubiese sido por ese robos de señales seguramente ellos hubieran sido los ganadores de esa Serie Mundial.

Las investigaciones continúan a la fecha incluyendo los años de 2018 y 2019 ahora con los Redsox ya que eran manejados por Alex Cora implicado en este engaño, para ver si hay suficientes pruebas para implicar a este equipo en este escándalo de robo de señales, esto aún no termina. Continuará…..

TE PUEDE INTERESAR

TRASPASANDO LOS LÍMITES EN EL DEPORTE: ENTRENADORES DE HOCKEY

CÓMO AFECTA EL CALENTAMIENTO GLOBAL AL DEPORTE

LUCHA UNDERGROUND O LA REVOLUCIÓN DEL DEPORTE ESPECTÁCULO

PENN STATE: EL PEOR ESCÁNDALO EN EL DEPORTE

ANTIDOPING Y CONDUCTAS ANTIDEPORTIVAS

Andrew Nash

Andrew Nash

Jugador de hockey canadiense.