Cargando ...
MUJERES SOLTERAS Y SIN HIJOS: LAS MÁS FELICES
CULTURA

MUJERES SOLTERAS Y SIN HIJOS: LAS MÁS FELICES

Puede que algunos ya lo sospecharan, pero ahora la ciencia lo avala: las mujeres solteras y sin hijos son el sub-grupo más feliz de la población; y tienen probabilidades de vivir más tiempo que sus colegas casadas y con hijos, según un destacado experto en felicidad.

En su intervención en el Hay Festival 2019, celebración anual de literatura en Hay-on-Wye, Powys; el profesor de Ciencias del Comportamiento de la London School of Economics, Paul Dolan; afirmó que últimas investigaciones demuestran que los indicadores tradicionales utilizados para medir el éxito no se correlacionan con la felicidad; especialmente cuando hablamos del matrimonio y la crianza de los hijos.

«Tenemos algunos buenos datos longitudinales que siguen a las mismas personas a lo largo del tiempo, pero voy a hacer un enorme perjuicio a esa ciencia y decir simplemente: si eres un hombre, probablemente deberías casarte; si eres una mujer, no te molestes«.

Paul Dolan vía Hay Festival, 2019.

Dolan explica que mientras los hombres obtienen beneficios del matrimonio, no se puede decir lo mismo en general de las mujeres.

ESTÁNDARES DE BELLEZA Y TRADICIONES QUE HA CUESTIONADO EL FEMINISMO

Según él, los hombres se benefician al dar el sí porque «se calman». Se vuelven menos propensos a correr riesgos, ganan más dinero y viven más tiempo. Pero los mismos resultados no benefician a su contraparte femenina.

De hecho, Dolan señala que los hombres casados tienden a ser más sanos debido a que asumen menos riesgos. Aparentemente, el enlace matrimonial repercute en la salud de las mujeres a medida de que éstas ganan años; teniendo un mayor riesgo de padecer enfermedades mentales y físicas en comparación con sus homólogas solteras.

En relación con las preguntas que hacemos a nuestras amigas solteras que han decidido volar solas; Dolan hace una interesante observación sobre la percepción moderna del éxito, en comparación con la experiencia de la felicidad. Mientras que la sociedad valora ciertos tipos de logros y realizaciones vitales; el experto señala que los datos recientes muestran que «los símbolos tradicionales de éxito establecidos desde hace tiempo no se correlacionan necesariamente con los niveles de felicidad».

Las mujeres se sienten más satisfechas permaneciendo solteras que los hombres. Otras investigaciones demuestran cómo la soltería para las mujeres se considera cada vez más deseable. Un estudio de los analistas de datos Mintel, realizado en Reino Unido en 2017; indica que las mujeres están más satisfechas con la soltería que los hombres, y son menos propensas a buscar una relación. Parte de la explicación tiene que ver con que las mujeres trabajan más que sus homólogos masculinos en las relaciones.

DESCARGA 100 LIBROS SOBRE FEMINISMO

Según la profesora Emily Grundy, de la Universidad de Essex:

«Hay pruebas de que las mujeres dedican más tiempo a las tareas domésticas que los hombres y creo que también realizan más trabajo emocional; por lo que siguen haciendo más tareas domésticas y de cocina y otras cosas, así como más trabajo emocional».

Vía The Telegraph, 2017.

La doctora Grundy también señala que las mujeres tienden a participar más en redes de apoyo, en comparación con los hombres, que suelen depender mucho de sus esposas. En sus palabras: «Las mujeres tienden a tener mejores redes sociales alternativas y otros confidentes, mientras que los hombres tienden a depender bastante de sus esposas para eso y tienen menos lazos sociales distintos».

CHARLOTTE ABRAMOW, UNA JOVEN FOTÓGRAFA EN PRO DEL FEMINISMO
Selectivas a la hora de elegir pareja

Muchas mujeres solteras son simplemente más selectivas a la hora de elegir pareja. Una investigación señala cómo ha evolucionado esta explicación de la soltería a lo largo de los años.

La catedrática e investigadora israelita, Kinneret Lahad, señala en su estudio ‘The Selective Single Woman as a New Social Problem’ (2013), que las mujeres solteras estadounidenses en la Nueva Inglaterra del siglo XIX encontraron que la selectividad se equiparaba con una alta moralidad. Sin embargo, Lahad dice que el conjunto más amplio de la literatura indica que la selectividad es más bien un concepto cambiante, «dependiente de una multiplicidad de factores y relacionado con diferentes realidades sociales.»

Lahad indica que la selectividad moderna entre las mujeres solteras a menudo da lugar a consejos prácticos que sugieren que es «hora de comprometerse». Sin embargo, la estudiosa plantea varias cuestiones importantes: ¿Cómo distinguimos entre selectividad y compromiso? ¿Comprometerse implica perder o mantener el control? ¿Y cómo puede una mujer seguir siendo fiel a sí misma y también formar una relación, sobre todo si no está preparada?

Parece que, a pesar de que las normas sociales están algo desfasadas pero cambian lentamente; muchas mujeres solteras disfrutan de las ventajas de su condición privilegiada.

Marisol Martínez