Nos encontramos en los límites permisibles para buscar cierto éxito en taquilla para una cinta que mezcle acción y suspenso con un poco de horror, es por ello que ha llegado a cartelera en pleno mes de noviembre la cinta Operación Overlord, la cual busca entretener al público gusto so de historias bélicas y de zombies, combinación digna para pasar el fin de semana con amigos y una buena dotación palomitas.

La película fue realizada por Bad Robot, empresa productora del conocido cineasta J.J. Abrams (Star Wars: El despertar de la fuerza), y a pesar de contar entre sus filas con este realizador, no fue él quien dirigió la historia, se trata de Julius Avery, cineasta joven con una escasa filmografía; este es apenas su segundo largometraje, detalle importante para algunos temas de los que hablaré más adelante.

En la víspera del Día D, un grupo de inexperimentados paracaidistas estadounidenses se lanza detrás de las líneas alemanas en territorio francés para llevar a cabo una misión crucial. Pero a medida que se acercan a su objetivo, comienzan a darse cuenta que una aldea invadida por nazis esconde algo más que una operación militar. Experimentos, rostros deformes y descomunales habilidades es lo que hay detrás de algunos muros.

La cinta cuenta con un explosivo y entretenido inicio, por algunos minutos las dinámicas escenas de acción llevan al público a estar abordo de terroríficos combates aéreos, algunos antimisiles y un sinfín de necesaria brutalidad bélica; sí, cuerpos mutilados y ráfagas infernales de balas que reducen a cero todo a su paso. Esto sólo al comienzo de una desamparada misión y de una prometedora historia.

Es probable que todos aquellos que gusten de videojuegos con ésta temática puedan identificar algunas similitudes por el método empleado para realizar estos momentos de la cinta: acción en primera persona y trágicos acontecimientos de un instante a otro. Sin embargo esto no es el único referente visual al que se apegó Avery, por otro lado enormes listados de producciones cinematográficas que han retratado algunas guerras aparecen por momentos; como los clásicos Rescatando al soldado Ryan o Apocalypse Now, cintas que llevan al espectador en un viaje desolador y de eterno suspenso.

Se tiene claro que todo el aspecto bélico de la película fue conseguido por sus diversos referentes, ¿pero qué sucede con la historia? La cual también encontró en momentos históricos la inspiración suficiente para retomar algunas anécdotas oscuras que rodearon a los nazis, una de ellas es acerca de sus famosos experimentos, con los que buscaron encontrar al súper soldado y así conquistar al mundo entero.

Por desgracia esto fue fríamente retratado; una vez más esto da muestra que no es suficiente implantar en una película a una asombrosa criatura que mezcle efectos especiales en maquillaje y generados por computadora y sólo así esperar que la película tenga éxito.

Es necesario contar con un guión pulido que describa a profundidad y detalle el conflicto y personajes que se ven involucrados en él. Durante gran parte de esta historia no se percibe adecuadamente el fin de la misma, ya que ni las actuaciones o dirección ponen de su parte para crear una conexión con el espectador y buscar permear la sala de cine de este elocuente argumento de zombies-nazi.

Sumado a ello Operación Overlord mantiene una importante carga patriota, disimulada con entretenidos combates, pero siempre se busca dejar claro que fueron los soldados estadounidenses quienes lograron vencer la amenaza nazi y conseguir la paz mundial mientras aniquilaron a unos cuantos científicos desalmados. Esto en esencia es entendible, el primer público objetivo es claramente todo EUA, por ello las alegorías funcionan y hoy día esta cinta goza de gran recibimiento en nuestro vecino del norte. Sin embargo es importante mencionar estas características ya que al tratarse únicamente de gustos, hay quienes prefieren evitarse estas representaciones patriotas.

Y el gran platillo fue servido sin sorpresa alguna. Desde los avances nos muestran a los tan mencionados experimentos zombies, por tal motivo el imaginario comienza a crear cierta expectación, sin embargo la misma comienza a perder fuerza al ver de qué se trata: unos clásicos y reconocibles muertos vivientes. Tan simple como eso, sin distinción o innovación.

Operación Overlord es una cinta que funciona como un entretenido homenaje a un sinfín de momentos bélicos que fueron escritos en las paginas de la historia y que a su vez llegaron a la pantalla grande. Su concepto visual es innegablemente colorido y dinámico, por varios momentos el público podrá sentirse inmerso en la misión de este reducido grupo de soldados, sin embargo la enorme propuesta del filme, las criaturas nacidas de obscuros experimentos, queda sobrevalorada y no arroja una propuesta clara o muestra algún distintivo. Es por ello que la cinta producida por J.J. Abrams servirá para pasar algunas horas muertas en buena compañía y nada más.

tulo: Operación Olverlord
País: EUA 
Director: Julius Avery
Guión:  Billy Ray y Mark L. Smith
Año: 2018
Duración:  1h 49min 
Estreno en México: 9 de noviembre 

TE PUEDE INTERESAR

BOHEMIAN RHAPSODY: SU MAJESTAD ESTÁ DE REGRESO

4 RAZONES INUSUALES PARA VER “MUSEO”, DE ALONSO RUIZPALACIOS

TRES PELÍCULAS DE TERROR CRUDAS Y POCO CONVENCIONALES PARA DISFRUTAR EN NOCHE DE BRUJAS

FIRST MAN, EL OSCURO VIAJE QUE LLEVÓ A NEIL ARMSTRONG A LA ETERNIDAD

10 PELÍCULAS DE TERROR “VIEJITAS” QUE PUEDES VER GRATIS

‘CURTAIN’S UP’ UNA REFLEXIÓN DE DAVID LYNCH SOBRE LA VIDA

Uriel Linares García

Uriel Linares García

Periodista y fotógrafo en la fuente de cine de @ControlTotalMex y crítico cinematográfico en @Yaconic.

Previous post

THE JESUS AND MARY CHAIN, LA REVOLUCIÓN SHOEGAZE EN CORONA CAPITAL

Next post

SOULZ Y CÓMO NAVEGAR EN UN MAR DE ROCK Y DREAM POP