Otro año exitoso para la ConsumerElectronics Show (CES) 2019 y los fanáticos de la tecnología que se pondrá a la disposición de los consumidores se frotan las manos deseando probar todos los productos que se pondrán sobre los anaqueles durante los próximos meses. Entre los anuncios más trascendentes se halló el lanzamiento de la pantalla enrollable UHD de LG. Los drones de todo tipo empiezan a marcar una tendencia junto con los robots y los dispositivos inteligentes que pretenden aminorar todas las tareas del hogar.

La industria de los juguetes para adultos tendrá un valor de US$35 mil millones para el 2023.

Sin embargo, en la CES 2019 algunos tipos de tecnología no fueron muy bien recibidos, ese es el caso del Osé, un vibrador robótico desarrollado por la compañía de juguetes sexuales Lora DiCarlo, que en primer lugar recibió un premio de innovación en la categoría de robótica por su invento, pero posteriormente la ConsumerTechnologyAssociation (CTA) que forma parte del jurado y del comité organizador, decidió retirar el premio debido a que el dispositivo fue tachado de “profano” e “inmoral”.

El robot “hands-free” fue desarrollado con la colaboración del departamento de robótica la Universidad Estatal de Oregon. Utiliza tecnología de biomimetismo para replicar los movimientos y sensaciones de la lengua, labios y dedos y así provocar un orgasmo homogéneo o, en palabras de Lora Haddock, la dueña de la compañía de juguetes sexuales, alcanzar “el santo grial de los orgasmos”.

Osé no sólo es manos libres, sino que es totalmente resistente al agua y no utiliza vibraciones, así que todo lo que pueda lograr este juguete para adultos es a través de movimientos naturales y realistas. Del mismo modo el vibrador robótico no sólo toca un “punto g”, sino varios de ellos.

Haddock señaló que en años anteriores la CES ha permitido otro tipo de juguetes sexuales como el Ohmibod, las producciones de Realidad Virtual de NaughtyAmerica o la RealDoll Solana y acusó a la CES y la CTA de tomar decisiones sexistas, misóginas y de manejar una “doble moral” por no permitir productos únicamente enfocados a mujeres.

La organización Mundial de la Salud considera el placer un parámetro para el bienestar.

El Osé es un juguete sexual que puede disminuir la brecha entre los orgasmos masculinos, que ocurren nueve de cada diez veces y femeninos, que ocurren cinco de cada diez veces entre parejas heterosexuales. Pero también puede ayudar resolver un tema de salud pública. La Organización Mundial de la Salud incluye el placer en todos los sentidos dentro de la definición de bienestar sexual.

Y si los intereses altruistas no son suficientes, el Reporte Global sobre el Mercado de Juguetes para Adultos calcula que esta industria tendrá un valor aproximado de US$35 mil millones para el año 2023.

Aunque sea el referente de tecnología para consumidores, los juguetes sexuales continúan siendo un tabú en la ConsumerElectronics Show.

Aunque el CES no haya aprobado la exhibición del Osé, en otros eventos como el IHS MarkitInnovationAward el juguete para adultos recibió el primer premio en la categoría de drones y robótica. “una de las jueces se acercó a mí de manera discreta tras la premiación”, relata Haddock, “me dio la mano, y me prometió que ellos no me quitarían el premio”.

TE PUEDE INTERESAR

LOVE, LOVE, LOVE: ¿POR QUÉ BUSCAMOS TENER SEXO?

MARILYN MANSON PONE A LA VENTA DILDOS CON SU ROSTRO

¡SÁCALA A BAILAR! NOCHE DE SEXO Y REGGAETÓN

EL ENCANTO: EL CONDÓN DE LAS PROSTITUTAS

NOBUYOSHI ARAKI: SOLEDAD, MUERTE Y EROTISMO

DROGAS, BRUJERÍA Y SEXO: CRÓNICAS TINDEREANAS

Víctor González Flores

Víctor González Flores

Susanito Flores...

Previous post

LEE 100 DE LOS MEJORES CUENTOS CORTOS DE LA LITERATURA UNIVERSAL

Next post

Mentación