Cargando ...
Pabellón Nacional de la Biodiversidad, el nuevo museo de la UNAM
MUSEOS

Pabellón Nacional de la Biodiversidad, el nuevo museo de la UNAM

El Pabellón Nacional de la Biodiversidad, donado por Fundación Slim, y que alberga cuatro colecciones biológicas –peces, aves, mamíferos, y anfibios y reptiles– constituidas por 130 mil especímenes en total y que documenta la biodiversidad mexicana y de otros lugares del mundo, fue inaugurado el 6 de octubre de 2021 en el Centro Cultural Universitario de CU, pero ha permanecido cerrado al público a consecuencia de la pandemia de Covid-19. Esta situación cambiará a partir de mañana, viernes 17 de junio, cuando sus puertas se abran para recibir a los primeros grupos de visitantes.

“Los viernes, sábados y domingos habrá cuatro horarios de visitas guiadas: 10, 12, 14 y 16 horas. En cada horario podrán ingresar cuatro grupos de 25 personas cada uno. La entrada será completamente gratuita”, informa Susana Magallón Puebla, directora del Instituto de Biología de la UNAM, entidad universitaria a cargo de dicho inmueble.

LA CRUDA NATURALEZA EN LAS ILUSTRACIONES DE NICK SHEEHY
Muestra del PaBio UNAM

Todas aquellas personas que deseen visitar el Pabellón Nacional de la Biodiversidad deberán registrarse previamente y en el caso de las escuelas interesadas, deberán escribir un correo electrónico para solicitar su reservación.

Esto será por el momento, ya que conforme pase el tiempo, el Pabellón Nacional de la Biodiversidad buscará abrir más días a la semana a un cada vez mayor número de grupos. Por lo que se deberá seguir con el Protocolo Museo Seguro, lo cual significa que cada visitante deberá venir con cubrebocas. El sitio dispone de nebulizadores ambientales y despachadores de alcohol en gel para desinfectarse las manos, así como de rampas por donde pueden circular sillas de ruedas y elevadores para que las personas con alguna discapacidad accedan a sus tres niveles.

LA CIUDAD FLOTANTE: UN PROYECTO DE VIVIENDA POR ESTUDIANTES DE LA UNAM
Pabellón Nacional de la Biodiversidad

El Pabellón Nacional de la Biodiversidad es un museo interactivo con diferentes áreas de investigación del Instituto de Biología de la Universidad Nacional. Hay seis salas de exposiciones permanentes en las que se abordan distintos temas relacionados con la biodiversidad (como el impacto de las sociedades humanas sobre ella y los puntos de no retorno en los daños al medio ambiente), y una sala de exposiciones temporales (en esta última se montó una muestra dedicada a la dendrocronología, disciplina científica que estudia los cambios ambientales registrados en los anillos de crecimiento de los troncos de los árboles).

“Para documentar la biodiversidad se indica, por ejemplo, cuántas especies de plantas, animales y hongos existen en el territorio mexicano, y cuáles son los diversos tipos de bioma o paisajes bioclimáticos”.

También se exhiben ejemplares de todas las colecciones biológicas (algas, hongos, líquenes, briofitas, plantas vasculares, plantas acuáticas, frutos y semillas, insectos, ácaros, moluscos, crustáceos, helmintos…), así como instrumentos que han sido utilizados por los biólogos a lo largo de la historia (microscopios, aparatos para medir la temperatura, grabadoras…) y algunos equipos que se utilizan en la actualidad.

RODRIGO TÚNICA, ARTE Y ACTIVISMO ECOLÓGICO
PaBio UNAM

Por si fuera poco, cuenta con una biblioteca digital con 300 equipos de cómputo y una conectividad de ancho de banda de alta velocidad, para que los visitantes consulten contenidos medioambientales. Incluso se piensa en un futuro prestar tablets mientras se realiza e recorrido para una mayor interacción y aprendizaje, obviamente, éstas deberán ser devueltas antes de salir del recinto, pero para esta implementación todavía tardarán un poco.

Existen cuatro colecciones nacionales de vertebrados (es decir: peces, anfibios y reptiles, aves y mamíferos) y la Colección de Maderas, para que los visitantes puedan aprender y observar cómo los estudiantes e investigadores universitarios trabajan directamente con ellas.

Además, hay dos laboratorios: uno de Secuenciación Genómica y otro de Biología Molecular, que forman parte del Laboratorio Nacional de Biodiversidad, donde los investigadores obtienen el ácido desoxirribonucleico (ADN) de organismos y lo comparan con el de otros para entender sus relaciones y los procesos evolutivos que dieron origen a la biodiversidad y la mantienen.

DIANA YEVTUKH, LA ARTISTA QUE SANA A LA NATURALEZA A TRAVÉS DEL BORDADO

Por último, en el nivel inferior del Pabellón Nacional de la Biodiversidad, los visitantes tendrán la oportunidad de admirar, provenientes del Museo Soumaya, varias obras de arte (esculturas, pinturas, dibujos…) asociadas de alguna u otra manera al mundo animal y también, enmarcada en un muro, la medalla del Premio Nobel de Química que en 1995 recibió el científico puma Mario Molina.

“Nos da mucho gusto compartir las investigaciones que llevamos a cabo. Nuestro objetivo es que las personas de todas las edades, pero en especial la gente joven, se entusiasmen con la biología y tengan una visión clara del trabajo que realizan los científicos dedicados a esta ciencia”.

Rosh Márquez