México ha alcanzado la vergüenza mundial al ponerse en el ojo del huracán por un grito en el estadio que devela un país sumido en la homofobia, la ignorancia y la impunidad.

En el pasado 2002, la FIFA ya instauraba un protocolo para el racismo y cualquier forma de discriminación, todo eso, en la ciudad de Buenos Aires. Poco tiempo después en la Copa Confederaciones de Francia en el 2003, los estatutos se pusieron en marcha. De allí en adelante, se han creado diversas campañas en contra del racismo, sobre todo en países como Alemania e Italia, donde el número de afectaciones por año a jugadores de raza negra, era creciente.

Hace algunos años en los estadios, específicamente en el Estadio Jalisco con la barra de Atlas, nació uno gritos que más tarde, se uniformaría en cada plaza de fútbol de país. El famoso “puto” a la hora del despeje del guardameta visitante. Esto llegó de la liga a los partidos de la selección mexicana, que ante cualquier escenario y siendo una selección que convoca muchos aficionados, el grito se hacía presente prácticamente donde se parará el conjunto tricolor. Esto llegó a la FIFA, a quien obviamente no le pareció el acto.

Para Rusia 2018, la Federación Mexicana de Fútbol (Femexfut) recibió las sanciones de FIFA sobre el grito homofóbico por 10,000 Francos, algo así como 600,000 mil pesos mexicanos, por el grito frente a Alemania. Sin embargo los gritos perduraron en los siguientes dos encuentros de México frente a Corea del Sur y Suecia, dejando entre dicho que las sanciones económicas no sensibilizaban al público sobre el cántico.

México recibió un par de multas más después del mundial, pero sin pasar nada más lejos de ello. La liga seguía siendo caldo de cultivo de cánticos, burlas y reclamos homofóbicos sin ninguna repercusión. La creada Liga Femenil de fútbol, fue también objeto de comentarios machistas que en su momento llegaron a medios de comunicación y estadios, pero ese es otro tema, que si te interesa, puedes consultar aquí.

El pasado 9 de octubre del presente año, la Femexfut y la Conapred, firmaron un acuerdo para erradicar cualquier expresión homofóbica, lesbofobica y de racismo. Alexandra Haas de la Conapred e Iñigo Iniestra dela Femexfut, firmaron el convenio de erradicar tales expresiones en todos los estadios de fútbol en México. Las estrategias se basaban en tres principios:

–Elaborar un diagnóstico sobre la situación de discriminación en el futbol mexicano, para impulsar actividades conjuntas de sensibilización sobre las problemáticas de la discriminación y el obstáculo que representa para los principios universales del deporte y del fútbol.

–Desarrollar conjuntamente programas de capacitación dirigidos a las personas que colaboran en la “Femexfut”.

–Crear una estrategia de colaboración que permita intercambiar experiencias y buenas prácticas en materia del derecho a la igualdad y no discriminación en el deporte.

El protocolo cambiaría, ya no sólo serían multas económicas, sino que el árbitro tendría la facultad de detener el juego cuando el grito se presente. En caso de ser recurrente en el mismo encuentro, se suspendería el partido y sería reprogramado. En casos siguientes, se haría efectivo el veto del inmueble y el descuento de puntos en la competencia al equipo perteneciente de los hinchas que lancen el grito.  

Las cosas pintaban más o menos bien hasta esos días. Sin embargo, parece que no entendemos, lo que no entendemos. Al finalizar el duelo entre el club América contra Cruz Azul, el DT del club crema a la salida de la rueda de prensa y frente a cámaras, llamó “maricones y putos” al cuerpo arbitral al no estar de acuerdo con algunas decisiones.

De inmediato, las cosas se volvieron foco de atención puesto las nuevas medidas de la Federación, así que Miguel Herrera recibiría partidos de castigo sin salir a la banca por tales declaraciones. Poco tiempo después, subió un vídeo institucional pidiendo disculpas por su reproblable actitud.

Pocos días después en el programa de fútbol de ESPN “Fútbol Picante” se comentaba el hecho de Miguel Herrera y sus declaraciones. Para esto, la mesa se dividió entre quienes estaban de acuerdo a que sus declaraciones apelaban a un insulto de corte homofóbico y otros que lo tomaban como “expresiones de chancha” pero no homofóbico. Uno de ellos Paco Gabriel de Anda. Entonces, revisemos algunas fuentes sobre el concepto “maricón”.

La RAE no tiene registro de la palabra, sin embargo, el origen de la misma, señala lo siguiente: “Marica proviene de María en diminutivo, sin embargo, como palabra peyorativa, tiene registro en 1599, como sinónimo de afeminado, en una novela de Guzmán de Alfarache de Mateo Alemán. También se le puede hacer referencia al ave urraca. Todo esto según la periodista Ana María Díaz, del diario El país en Colombia.

En dicho artículo, el titular apela a que se debe seguir usando, más allá de las consignas de la comunidad LGBTIQ. Sin embargo, los contextos y usos sociales, cambian los significados e intenciones de las palabras. Así como “pendejo” puede ser usado en Argentina como sinónimo de niño, en México es claramente un insulto.

Por ello la palabra maricón en México, tiene un pasado y junto con ello, una carga despectiva, basta recapitular el llamado “baile de los 41 maricones” durante el gobierno de Porfirio Díaz, que termino con detenidos, para ser exacto 42, aunque la cifra se dejó en 41 por borrar de la lista a Ignacio de la Torre, yerno del presidente Díaz. De ahí, en México, maricón es una palabra que aunque tenga connotaciones diferentes al señalamiento peyorativo de un homosexual, es y será un insulto de homofobia.

Ahora bien  ¿Por qué es importante erradicar el grito en los estadios?

Empecemos por dar algunas cifras:

  • De acuerdo con una encuesta del Conapred y la CNDH, 6 de cada 10 personas LGBT+ encuestadas sufrió discriminación durante el último año. Y más de la mitad, 53 por ciento, reporta haber sufrido expresiones de odio, agresiones físicas y acoso. Además, casi una tercera parte, 30 por ciento, sufrió tratos arbitrarios y discriminatorios por parte de la policía debido a su orientación sexual o identidad y expresión de género. [1]
  • Según Lorena Villavicencio, diputada Federal por Morena, afirma que México es el segundo país con más crímenes de odio a nivel mundial. Sólo por detrás de Brasil.
  • Durante el sexenio de Enrique Peña Nieto, se registraron 473 asesinatos.
  • Alejandro Brito, director de Letra Ese, realizaron un registro de asesinatos a la comunidad LGBTIQ, arrojando estos números:

Veracruz es el estado en donde más crímenes de odio se documentaron, registra 43 en total. Guerrero, 39; Quintana Roo, 33; Chihuahua, 28; Puebla, 27; Tamaulipas, 25 y en el Edo. Mex se registraron 30. De acuerdo con el informe, 192 hombres homosexuales fueron víctimas de crímenes de odio, lo que representa el 40% del total. No sólo los hombres homosexuales son víctimas de estos actos de odio, en cuanto a las mujeres lesbianas se registraron 9 crímenes de odio.

Para cerrar, menos del 1% de los crímenes alcanzan sentencia, o para hacerlo más visible, el 99% de los casos de asesinato por odio, quedan impunes.

Por ello, cuando hablamos de fútbol, hablamos de sociedad, de cultura y de política. Erradicar el grito de los estadios, es comenzar a crear espacios seguros, libres de odio, discriminación y racismo, por sumarle la exclusión y el clasismo que se perpetua y reproduce dentro y fuera de las canchas. Si bien, las multas, los puntos retirados a los equipos, y la suspensión de partidos apela más bien al castigo, requerimos marcos y estrategias de educación, de inclusión, respeto y diversidad, pues no es lo mismo obedecer, que pensar.


[1] https://www.letraese.org.mx/proyectos/proyecto-1-2/


TE PUEDE INTERESAR

FUTBOL FEMENIL: ENTRE EL MACHISMO Y LA INDIFERENCIA

¿POR QUÉ UNA MUJER Y NO UN HOMBRE DEBERÍA REVISAR EN EL PROTOCOLO DE LA LIGA MX FEMENIL?

JUAN PABLO MENESES: NIÑOS FUTBOLISTAS

CANDIDATOS AL PREMIO PUSKÁS FIFA 2019

LA RECTA FINAL: JUEGOS PANAMERICANOS 2019

Ángel Armenta López

Ángel Armenta López

Estudios en la academia de Arte y Patrimonio cultural en la Universidad Autónoma de la Ciudad de México. Especialización en gestión de la música.
Periodista cultural y director en el Festival Heterodoxias. Ponente nacional e internacional en temas relacionados a la música, la gestión y la cultura pop.

Previous post

DOÑA PANCHA FEST 2019 Y LA ALTERACIÓN DE LOS REINOS PENINSULARES

Next post

CASA RUBICÓ, ESPACIO ARTÍSTICO EN LA CDMX