Cargando ...
SÉ LO QUE QUIERAS SER: UNA REFLEXIÓN SOBRE BARBIE
CULTURA ENTRETENIMIENTO

SÉ LO QUE QUIERAS SER: UNA REFLEXIÓN SOBRE BARBIE

La muñeca Barbie es sin lugar a dudas una de las figuras más controvertidas en épocas recientes. Es acusada de perpetrar estereotipos corporales dañinos dada su complexión y origen; sin embargo, vale la pena repasar su historia y la de su creadora, Ruth Handler. Ambas, se abrieron paso en un mundo dominado por el género masculino y hoy, el juguete es uno de los más vendidos en todo el mundo.

Ruth Handler observaba con frecuencia que su pequeña hija, Bárbara, jugaba con muñecas de cartón a las que disfrutaba de otorgarles roles de mujeres adultas. En aquella época, cuando la mayoría de las muñecas eran representaciones de bebés; Ruth vio una tremenda oportunidad de mercado y le sugirió a su esposo, Elliott Handler (co-fundador de Mattel); que diseñaran una muñeca plástica que pudiera satisfacer las inquietudes de su hija. Por supuesto, la idea no entusiasmó ni a su marido ni al resto de los directivos de la compañía.

Pese a la negativa, y durante un viaje a Europa en 1956 con sus hijos Barbara y Kenneth; Ruth encontró una muñeca de juguete alemana llamada Bild Lilli. Estaba basada en un popular personaje que aparecía en una tira cómica para adultos dibujada por Reinhard Beuthin (publicada a través del periódico Bild); en donde personificaba a una prostituta. Era una rubia despampanante que trabajaba duro, sin la necesidad de contar con un hombre para lograr sus objetivos (algo inaudito para las ideologías machistas de la época).

CHARLOTTE ABRAMOW, UNA JOVEN FOTÓGRAFA EN PRO DEL FEMINISMO

Entusiasmada, Ruth compró tres piezas, una para su hija y otras dos para Mattel. A su regreso a los Estados Unidos, re-diseñó el juguete (con la ayuda del ingeniero Jack Ryan) y se le dio un nuevo nombre, Barbie, en honor a su hija, naturalmente. La muñeca debutó en la Feria Internacional del Juguete de Nueva York el 9 de marzo de 1959; fecha acuñada como el cumpleaños oficial de Barbie.

La primera muñeca Barbie llevaba un traje de baño a rayas de cebra y su característica coleta. Estaba disponible como rubia o morena. La pieza se comercializaba como «Modelo para adolescentes», y su ropa fue creada por la diseñadora de modas de Mattel, Charlotte Johnson. Las primeras muñecas Barbie se fabricaron en Japón, y su indumentaria cosida a mano por trabajadores nipones. Durante el primer año de producción se vendieron unas 350 mil piezas.

ESTÁNDARES DE BELLEZA Y TRADICIONES QUE HA CUESTIONADO EL FEMINISMO

El rechazo al cuerpo de Barbie no es nuevo, ni particular de la critica feminista contemporánea.

Cuando la primera Barbie salió al mercado, los hombres de Mattel estuvieron en contra de su lanzamiento pues rechazaban la idea de venderle a niñas un juguete con pechos. La estrategia de venta tuvo que ser cambiada a tal grado, que las aspiraciones de Barbie se ajustaron a los roles de la época enfatizando su deseo por ser madre y cuidadora del hogar. Solo así, Barbie logró prosperar.

Conforme el paso de los años, el juguete estrella de Mattel -que ha desplazado más de mil millones de unidades al rededor del mundo-, modificó sus estándares para darle paso a una era de inclusión y diversidad; que recibe con gusto a perfiles de todo tipo; desde muñecas en sillas de ruedas y con prótesis; y representando diferentes etnias, alturas, pesos, e incluso con vitiligo.

FEMINISMO Y BRUJAS ADOLESCENTES EN LA IMAGINERÍA DE STELLAR LEUNA

Por supuesto, el hecho de que Barbie esté basada en un estereotipo corporal occidental capitalista; de proporciones risibles e hiperdelgada; ha fomentado cierto rechazo hacía ella. Se le acusa de perpetrar estereotipos dañinos que durante generaciones han atormentado a niñas y mujeres del mundo por alcanzar el ideal del «cuerpo perfecto». Sin embargo; quizás valga la pena hablar de Barbie como el proyecto hecho por una mujer en un mundo de hombres, y no encasillarla en su contraparte comercial. Ruth convenció -con mucho esfuerzo- a sus colegas masculinos de que las niñas también merecían un juguete que les ofreciera horizontes imaginativos distintos.

Barbie es, además, la primera mujer (aunque sea de plástico), que en un mundo con opciones profesionales limitadas, ha desempeñado más de 150 trabajos; desde doctora, maestra y veterinaria; hasta cantante, salvavidas y astronauta.

20 CANCIONES DE PUNK QUE PODRÍAN DEFINIR AL FEMINISMO
NUESTRAS VOCES: LAS MEXICANAS Y SUS OBRAS CON LAS QUE CONSTRUYERON NUESTRO PAÍS

Dos años después del debut de Barbie, Mattel lanzó al mercado a Ken. No obstante, el equivalente masculino de la muñeca consiguió poco o nada de popularidad con respecto a su pareja, y pese a que se ha mantenido dentro de la compañía (para no perder representación), las niñas de todo el mundo aún siguen disfrutando del ideal de soltería y empoderamiento que emana de la imagen de Bárbara.

Ruth Handler declaró que ella no buscó crear a Barbie con la intensión de cambiar al mundo, que sus pretensiones nunca fueron esas; sin embargo, es innegable que rompió el paradigma de los juguetes para niñas que habían existido hasta 1959, abrió las posibilidades para el juego, y nos permitió soñar a millones de niñas con que podemos ser lo que sea que queramos ser.

Marisol Martínez

//