Sí, ha llegado una película más de un nuevo superhéroe a la pantalla grande, esta vez dentro del universo cinematográfico de DC: ¡Shazam!, la historia de un desafortunado y problemático adolescente, Billy Batson (Asher Angel), quien ha dedicado gran parte de sus 15 años en encontrar a su madre que le abandonó de muy pequeño, sin embargo su cálido y puro corazón le llevan a ser el heredero de un poderoso hechicero quien le otorga las habilidades de Salomón, Hércules, Atlas, Zeus, Aquiles y Mercurio.

Y seguimos en la era de los súpers dominando la taquilla mundial, un género que a evolucionado con los años y con ello una desbordante base de seguidores (más de la imaginable), ¿pero qué hace tan especial al nuevo en la familia? ¿Será su notable traje escarlata con un electrificado rayo en su pecho? No, Shazam (Zachary Levi) es capaz de llevar a otros niveles la comedia y entretenimiento dentro de las películas de superhéroes.

Su historia por simple y repetitiva que sea también tiene como agregado un personaje que no se toma en serio como el nuevo salvador del planeta, tampoco busca un equipo para combatir fuerzas intergalácticas y mucho menos ser el ejemplo a seguir, esto significa que la cinta es capaz de atrapar a todo público: no es necesario ser un experto en cómics, conocer su infinito y revoltoso pasado o ser un fan from hell de los superhéroes, del mismo modo en el que Billy Batson/Shazam va conociendo sus poderes, el público va entendiendo al protagonista, así de sencillo, así de funcional.

Una de las cualidades de esta cinta es la realidad adolescente en la que se desarrolla. Esto trae consigo un sinfín de chistes de doble sentido y situaciones que buscan alejarse del cliché heroico que rodea al género, haciéndole frente y dejando una cosa en claro: se trata de una apuesta diferente. Este planteamiento elaborado por Warner/DC hace mucho sentido si damos un rápido vistazo a la entretenida historia protagonizada por Jason Momoa y Amber Heard: Aquaman (2018), misma que optó por un relajado y divertido guión en vez de la clásica tragedia oscura que rodea a todo superhéroe.

 

Y si el objetivo es buscar un dorado éxito taquillero y permanecer en el imaginario del público sin duda es necesario un elenco carismático con el que se pueda crear una conexión real y ¡Shazam! lo tiene. Sin duda la relación entre Zachary Levi y Jack Dylan Grazer (quien presenta a Freddy Freeman, mejor amigo del protagonista) es lo suficientemente natural y apegada a la mentalidad adolescente en una situación afortunada y de la que será imposible no reírte durante escenas completas.

Este par es capaz de mantener una equilibrada atmósfera cómica y de acción, esto sin perder su motivo principal: divertirse, ser famosos en la escuela (lo que todo adolescente quiere) y sacarle provecho a la situación, ¿si tuvieras superpoderes a los 15 años te tomarías las cosas en serio desde el primer día y buscarías a un villano para derrotarlo o presumirías tus nuevas habilidades a todo el mundo? Lo ves, todos tenemos un Shazam en nuestras mentes.

Y este resultado va de la mano del trabajo de David F. Sandberg, director de la cinta, quien mantuvo un balance entre el descontrol cómico de sus jóvenes protagonistas para mantenerlos con los pies en la tierra y nunca soltar la historia central: la de un superhéroe, porque a pesar de ser el personaje más irreverente de Warner/DC, debía cumplir objetivos y ciclos necesarios para todo rol cinematográfico con un claro y definido camino por recorrer con aprendizajes y lecciones de vida, porque no puede tratarse únicamente de chistes y poderes.

Todo parece indicar que Warner Bros. y DC Entertainment han encontrado su camino, aquel lleno de éxito, divertidas películas y tal vez un respetable universo de historias conectadas entre sí; por un lado Wonder Woman 1984 (secuela) llegará el próximo año de la mano de Patty Jenkins y Gal Gadot al igual que Birds of Prey (película individual de Harley Quinn), sin dejar de mencionar la esperada versión de Joaquin Phoenix como Joker que llega este mismo 2019, ¿A caso Warner/DC será capaz de tomar un poco del pastel cinematográfico que no suelta Marvel Studios desde hace años? Sólo el tiempo lo dirá.

Mientras tanto ¡Shazam! llegó con una divertida, relajada y entretenida película para todo aquel espectador que busque una opción en la cartelera que sea capaz de arrancar carcajadas a toda la sala de cine mientras presenta escenas de acción, algunos momentos épicos para conocedores del personaje y por su puesto, un nuevo y elocuente superhéroe.

Y mucho ojo, la película cuenta con dos escenas post-créditos, así que te recomiendo esperar unos segundos más, finalmente tendrás una sonrisa en el rostro por la irreverente historia que acabas de ver, por ello el constante y eterno paso de nombres en letras blancas y fondo negro no serán nada para ti y tu acompañante, porque sé que pedir guardes un poco de palomitas es imposible, mejor toma un respiro y prepárate para la dosis extra de ¡Shazam!.

Título: ¡Shazam!
Año: 2019
Duración: 2h 12min
Género: Acción, aventura, comedia
Dirección: David F. Sandberg
Estreno en México: 5 de abril

TE PUEDE INTERESAR

MIRA EL TRAILER DE LA PELÍCULA DE ZOMBIES DE JIM JARMUSCH CON IGGY POP Y BILL MURRAY

QUENTIN TARANTINO EN PORTADAS DE LIBROS VINTAGE

10 DOCUMENTALES SOBRE MÚSICOS QUE DEBES VER

LOS MEJORES ESTRENOS EN PELÍCULAS DE TERROR 2019

IMÁGENES: ‘ARCHIDIRECTORES’, EL ESTILO DE LOS MÁS GRANDES CINEASTAS EN LA ARQUITECTURA

Uriel Linares García

Uriel Linares García

Periodista y fotógrafo en la fuente de cine de @ControlTotalMex y crítico cinematográfico en @Yaconic.

Previous post

UNFINISHED: EL DOCUMENTAL SOBRE EL ORIGEN DE MASSIVE ATTACK

Next post

PERRY FARRELL DE JANE'S ADDICTION LANZARÁ UN DISCO COMO SOLISTA