Sabemos que la música, además de llenarnos el alma, tiene el poder de hacer revoluciones cuando se utiliza para levantar la voz. Adquiere visibilización de gran impacto social.

Podríamos poner un sin fin de ejemplos a través del tiempo sobre movimientos que han involucrado la música como protesta. No tan solo, la misma música ya es un factor de transformación como en sus años el jazz, el rock, etc. con sus determinados contextos.

En esta ocasión, nos llama la atención una mujer cantante y rapera de 32 años de Chennai (ciudad india antiguamente llamada «Madras»), la capital de la región conocida como Tamil Nadu.

Sofia Ashrah el 30 de julio de 2015 lanzó un sencillo por YouTube en el que denunció a la compañía internacional Unilever. Dicha compañía contaminó con mercurio al pueblo de Kodaikanal en el sur de India hace 18 años.

El New Indian Express, comentó que el desastre sanitario causó la muerte de 45 empleados y 12 de sus hijos. Además de las enfermedades derivadas de los efectos de la polución. Evidentemente la empresa nunca hizo nada para compensar a las víctimas.

Inteligentemente, Ashraf en respuesta a esta situación, compartió el título: Kodaikanal Won’t, se trata de una reinvención de la letra de Anaconda de nada más y nada menos que de la famosa Nicki Minaj. Aquí la canción:

También fungió como apoyo a la asociación Jhatkaa, que en ese momento exigió que las grandes firmas de la industria alimentaria como Knorr, Ben & Jerry’s, Lipton y Amora, así como las industrias de productos domésticos Axe, Cif, Omo, Monsavon o Cajoline, tomarán cartas en el asunto. 

¿Cuáles fueron las reacciones?

De parte de Unilever, la firma publicó un documento en el que asegura que el informe de la asociación local Community Environmental Monitoring, que confirma los niveles altos de mercurio tóxico en la vegetación y sedimentos. Alega, entran en contradicción con los resultados obtenidos en la evaluación llevada a cabo por expertos independientes.

¡Que facil es lavarse las manos con “papelitos” cuando se controla el mundo!

No se trata de cualquier acto, recordemos que por levantamientos así, “los poderosos” han asesinado como respuesta, aleccionando así, en forma de mensaje, a cualquiera que tome el valor de alzar la voz y exigir justicia.

Con esto, Sofia Ashraf consiguió que su voz se escuchará en nombre de los trabajadores ignorados por una de las marcas líderes del sector en todo el mundo. La lectura, claramente es una forma de reivindicar a través de la música.

«Kodaikanal» se volvió un término que resonó en Twitter, donde la misma Minaj aplaudió la referencia a su canción:

Por otra parte, medios de comunicación indios aprovecharon la oportunidad para reabrir el debate sobre el incidente y hacer ejercicio de reflexión sobre sí un éxito de hip hop tiene más poder para cambiar las cosas, que acciones de gobierno hechas  anteriormente que parece no han llegado a ningún sitio.

Tal y como explica Independent, no es la primera vez que Ashraf hace acción por lo que cree justo. La joven música en más ocasiones, ha expuesto las negligencias de una gran compañía.

La tragedia de Bhopal en 1984, en la que una explosión en una planta de Union Carbide mató a miles de personas (las cifras oscilan entre el número oficial de 3787 y 16 000 denunciadas), y aproximadamente 300 000 que han sufrido secuelas como consecuencia del suceso.

En aquel caso, su canción también partía de otro famoso título:

TE PUEDE INTERESAR

ASÍ SE VIVIÓ EL REGRESO DE THE RAPTURE A LOS ESCENARIOS

GAMBEAT: ¿POR QUÉ DARNOS FRONTERAS? LA MÚSICA ES LIBRE

MASACRE EN EL ESTADIO, EL DOCUMENTAL DE NETFLIX SOBRE EL CRIMEN DE VÍCTOR JARA

ARTE CHICANO MEXICANO DE LOS ÁNGELES PARA LA CIUDAD DE MÉXICO

YA PUEDES CONSULTAR MILES DE ARCHIVOS SOBRE EL 68

Yoko Blackstone

Yoko Blackstone

Previous post

5 REFLEXIONES PARA TU VIDA: HARUKI MURAKAMI

Next post

LA CASA LOBO: "ENTRE LO BELLO Y LO GROTESCO" EL TERROR ES REAL