El colectivo europeo Squidsoup, estará presentando hasta el 29 de septiembre Submergence: una instalación lumínica que evoca principalmente los sentidos visuales y auditivos.

El proyecto Submergence (2013) originalmente integraba más de ocho mil puntos de luz que cambian de color ¿para qué? para provocar una sensación de movimiento en un espacio determinado.

Anteriormente estuvo en el Museo Jumex (2015), como parte de Visual Art Week, un festival que llenó la Ciudad de México con diferentes instalaciones audiovisuales. 

La pieza de arte contemporáneo que llegó este año a Artz Pedregal, aunque con cinco mil puntos de luz, es una versión extendida realizada en 2016.

Arte Abierto es la plataforma responsable de traer esta pieza, se dedica a llevar arte contemporáneo a espacios públicos para que cualquier persona pueda sorprenderse y acercarse a una expresión artística.

Además el espacio de Arte Abierto, es un punto al aire libre que todo el año tiene diferentes instalaciones de artistas nacionales e internacionales.

Proceso de instalación de SQUIDSOUP / SUBMERGENCE <Arte Abierto>

#Submergence es una instalación artística del colectivo squidsoup y está diseñada para la exploración de una atmósfera de luz, textura y color compuesta por efectos digitales.Visítala de martes a domingo de 11:00 a 21:00 hrs, entrada gratuita.

Posted by Artz Pedregal on Monday, July 8, 2019

Ubicación: Artz Pedregal. Periférico Sur 3720, Jardines del Pedregal. 

Horarios: Martes a domingo 11am-9pm. Gratis. Hasta el 29 de septiembre.

TE PUEDE INTERESAR

SI TE INTERESAN LAS ILUSIONES ÓPTICAS, DATE UNA VUELTA POR LA EXPOSICIÓN MENTE EN MOVIMIENTO

PASAJES DE LUZ, DE JAMES TURRELL LLEGARÁ AL MUSEO JUMEX

MIRA EL FILME QUE RETRATA LA LUCHA DE LAS MUJERES QUE FUERON PARTE DE LA BAUHAUS

IMAGEN Y TEXTO: FRANCISCO TOLEDO EN LA GALERÍA DE ARTE MEXICANO

NO TE PIERDAS LAS NOCHES DE JAZZ EN EL TAMAYO

Yoko Blackstone

Yoko Blackstone

Previous post

PEDRO ALMODÓVAR DISEÑA EL CARTEL DEL FESTIVAL DE CINE DE NUEVA YORK

Next post

WORLD PRESS PHOTO LLEGA AL MUSEO FRANZ MAYER