Cargando ...
SUPERGRASS: LA BANDA QUE DEBES ESCUCHAR ANTES DE MORIR
MUAC RECOMENDACIÓN

SUPERGRASS: LA BANDA QUE DEBES ESCUCHAR ANTES DE MORIR

Inglaterra, 25 años atrás, vivía una de sus épocas más redituables en el terreno de la música gracias a esa batalla mediática protagonizada por dos de los pilares del movimiento británico de principios de los 90’s, Blur y Oasis, Damon Albarn vs Noel Gallagher, y una lucha arrogante y desmedida por llegar al #1 de las listas de popularidad que, al final, nadie supo quién ganó.

En otro punto del mapa, muy cerca de Manchester, unos sólidos Pulp se erigían como los verdaderos ganadores de una batalla en la que no participaron; Different Class, el quinto elemento en su discografía, salió a la venta poco después de los mediáticos (What’s the Story) Morning Glory de Oasis y The Great Escape de Blur, y arrasó con todo: los premios, las ovaciones, las palmas, etcétera. ¿Había algo más? Sí.

Justamente, a mediados de 1995, en Oxford, hacía su debut el cuarteto conformado por Gaz Coombes, Mick Quinn, Danny Goffey y Rob Coombes (hermano mayor de Gaz). I Should Coco, revitalizante y lleno de frescura -muy alejado de lo grisáceo que resultaban las canciones de Oasis y Blur-, apareció quizá en el momento menos oportuno, pero sí el más afortunado.

El menos oportuno porque el foco se centró en todo lo que rodeaba a Damon Albarn y los hermanos Gallagher, Blur y Oasis, Morning Glory y Great Escape, “The Country House” y “Roll With It”. Sin embargo, aquello sirvió también para que bandas como Pulp y Supergrass se sintieran más libres a la hora de hacer su música, y fue la banda de Gaz Coombes la que, en primera instancia, pareció tomarlo así y se embarcó en I Should Coco, un primer álbum que dejó huella, una imborrable.

Si hablamos de la obra en su totalidad, I Should Coco, es uno de esos discos con los que uno conecta de inmediato; es ligero, de fácil escucha y muy irreverente. Era claro que el grupo gozaba de una vitalidad propia de su juventud (Gaz recién había cumplido 19 años de edad) e impropia del britpop, pero que ayudó mucho a revitalizarlo. Lo necesitaba y es por eso que hoy en día uno de los principales himnos británicos de los 90 es “Alright”, el quinto sencillo desprendido de su álbum debut.

Con una letra sencilla pero directa, optimista y muy alegre, “Alright” es hasta hoy una de las canciones más importantes de la banda y una de las indispensables de la música británica de la década de los 90’s. I Should Coco es, además, el único álbum de la banda en llegar a puesto número uno en las listas de popularidad y es considerado uno de los 1001 discos que debes escuchar antes de morir, según el escritor inglés Robert Dimery.

Dos años después, Supergrass volvió con un trabajo mucho más maduro, más sólido y dotado de una gran carga emocional. In It For the Money salió a la venta en abril de 1997 y, aunque contiene algunos temas emblemáticos de la banda como “Sun Hits the Sky” o “Richard III”, era claro que la frescura se había ido.

Este In It For the Money, si bien no obtuvo la misma respuesta en cuanto a popularidad, sí fue superior a su antecesor en varios aspectos. Era una banda mucho más trabajada, con una idea más clara y un estilo musical más definido; el sonido ‘Supergrass’, que fue muy distinto al de sus contemporáneos britpoperos, cobró fuerza y despegó.

Aunque sin la irreverencia propia de la juventud, Gaz Coombes, Mick Quinn, Danny Goffey y Rob Coombes continuaron con su buena racha. La banda iba a más en cada álbum y, si bien ya no eran la novedad que sorprendió a todos con I Should Coco, el grupo se encontraba en su mejor forma musical, con todo y sus roces personales.

Para muestra de ello, en 1999 se lanzó Supegrass, el tercer disco del grupo, también conocido como “The X-Ray Album”. “Pumping On Your Stereo” y “Movin» fueron los temas más celebrados por sus fans y también por la crítica especializada, misma que, pese a ser cada vez más duros, veían en Supergrass a una banda consolidada.

Life On Other Planets, su cuarta producción presentada en 2002, fue un regreso a lo básico, a la frescura de I Should Coco, pero con los años de experiencia sobre sus hombros. Gaz Coombes y sus secuaces eran un grupo distinto, pero conservaban el aura de Supergrass en su interior. Fue aquella la mejor etapa del cuarteto, que recibía comentarios como “el mundo es un lugar mejor por tener a Supergrass en él”, de Stephen Thomas Erlewine, editor de Allmusic. Y sí, sobre todo la música británica, que para ese entonces gozaba de buena salud, tenía ese elemento revitalizante en Supergrass, en canciones como “Grace”, “Rush Hour Soul”, y en los himnos “Alright” y “Sun Hits the Sky”.

¿Qué pasó después? Pese a que sus problemas internos se encrudecían, el grupo lanzó en 2005 y 2008 dos muy buenos discos, muy distintos entre sí, pero de gran manufactura. Muy alejados del ajetreo mediático y la parafernalia de la propia industria, Gaz, Mick, Danny y Rob, sobrevivieron a la primera década del nuevo mileno con honores.

Road to Rouen (2005) fue un experimento necesario, un álbum extraño en la trayectoria de la banda, pero muy bueno. Nueve canciones muy delicadas que daban muestra de los alcances musicales de cada integrante de Supergrass. “St. Petersburg”, “Low C” y “Fin”, tres temas acústicos y muy nostálgicos, se desprendieron como sencillos. Se trata del álbum más introspectivo de la agrupación y, probablemente, el más personal para los hermanos Coombes, que habían perdido a su madre en aquel tiempo.

Por el contrario, Diamond Hoo Ha, su última producción, lanzada en 2008, fue el regreso desenfrenado, desfachatado y un tanto agresivo de la banda. Otro disco a la altura de unos músicos que, pese a ser mejores, necesitaban un descanso de sí mismos, y así fue. Dos años después de su lanzamiento, Supergrass anunciaba su separación, dejando una de las carreras más sólidas e interesantes de los últimos años en la escena británica.

Septiembre 2019, nueve años después de su disolución oficial, la banda hizo oficial su regreso para el 2020, en el 25 aniversario de I Should Coco, álbum debut de Supergrass. Asimismo, este reencuentro llegará con un nuevo disco recopilatorio que lleva por título The Strange Ones: 1994-2008, y del que presentaron “Next to You”, tema original de The Police.

Parecía cuestión de tiempo para que Gaz y sus viejos camaradas volvieran juntos a pisar un escenario, y ya lo hicieron, el pasado 9 de septiembre en Oslo, Noruega, ante un lleno total. Pero será hasta el año siguiente cuando la gira tome forma, con una lista de fechas confirmadas en algunas ciudades de Europa y Estados Unidos. Por el momento, no se sabe si habrá algo más en esta reunión, pero la banda ha dejado abierta la posibilidad de grabar un nuevo álbum.

Supergrass está de vuelta, el sueño de muchos se hizo realidad y sí, como diría Stephen Thomas Erlewine, el mundo es un lugar mejor si tenemos las canciones de Gaz Coombes, Mick Quinn, Danny Goffey y Rob Coombes en nuestros audífonos.

TE PUEDE INTERESAR:

THE MAN WHO: TRAVIS Y CÓMO LA TRISTEZA PUEDE SALVARTE LA VIDA

LIAM GALLAGHER LANZA VIDEO MUSICAL Y REFLEXIONA SOBRE LA SEPARACIÓN DE OASIS

OASIS CELEBRARÁ 25 AÑOS DEL “DEFINITELY MAYBE” CON DOS VINILOS

BLUR LANZARÁ CANCIONES INÉDITAS POR EL 25 ANIVERSARIO DE PARKLIFE

BLUR EN EL PLAZA: WELL, HERE´S YOUR LUCKY DAY

Alonso Efeese

Alonso Efeese