Cada vez que llega una cinta de época trae consigo ciertos modales y lineamientos para hacer honor y mantener el sentido recatado, esto es aún más evidente cuando se habla del siglo 18 en Inglaterra donde la última palabra siempre la tenía su rey, sin embargo esta producción pareciera no seguir estos lineamientos al pie de la letra y aún menos cuando se plantea un intrigante enredo lésbico bajo la corona inglesa, claramente hablo de la cinta The Favourite (2018), la gran rival de Roma (2018) en los premios Oscar, cada una tiene diez nominaciones y planean llevarse el galardón a la mejor película del año.

Desde la primera imagen de la película se aprecia el impactante trabajo en su diseño de arte al recrear minuciosamente la elegancia y ostentosidad de la reina Anna Estuardo de Inglaterra; una habitación llena de tapices dorados, pinturas en cada centímetro de la habitación, cristalería única en su tipo y un asombroso vestido que sólo está a la altura de una monarca; todo esto conforma sólo una fracción de la riqueza inglesa durante los 1700.

Sin embargo se necesitó de una intérprete capaz de cargar el peso de la corona y sí, de todo el largometraje: Olivia Colman, quien revive en todo su esplendor a la frágil Anna Estuardo, quien además de tener un terrible padecimiento de gota que le maldecía con dolores, sangrados y desmayos, su vida le había llevado a perder 17 hijos desde abortos naturales hasta muertes repentinas; Colman tiene la sensibilidad emocional necesaria para reflejar con un sólo gesto todo el horror y decepción que inundó las venas de aquella reina, sin dejar de mencionar sus despavoridos arranques emocionales y su claro gusto lésbico con sus damas de honor.

Por otro lado el par de co-protagonistas estrella de la cinta: Rachael Weisz y Emma Stone, ambas con una reconocida trayectoria y que sin ellas la historia hubiera tenido un resultado distinto. Me es importante resaltar el trabajo de Weisz, considero que es éste el mejor de toda su carrera al mostrarse hábil en sus diálogos, reacciones y sentimientos, mismos que van cambiando con cada escena y da muestra de su veteranía en el séptimo arte; sin duda pertenece al grupo de actrices que pocas veces se roba los reflectores, sin embargo la intérprete londinense confirma su valía en este metraje y ahora mismo se enfila para llevarse su segundo Oscar.

Su contraparte dentro de la cinta es tomada por Emma Stone, quien ha conquistado Hollywood con su innegable carisma y talento actoral, sin embargo sigue sin desprenderse del mismo resultado obtenido en otras producciones; los mismos rostros, tonos vocales y ademanes que encontré en Maniac (2018), Battle of the Sexes (2017) o la afamada La La Land (2016) siguen siendo parte de su propuesta artística; es la misma Emma Stone incapaz de arrojar una impactante interpretación, esto no significa que sea una mala actriz, sigue aportando con sus roles para que una cinta entera tenga un destacado resultado, sin embargo su experiencia en grandes producciones debería verse  reflejada de una manera distinta, con mayor exigencia.

Uno de los elementos que mantiene interesante la historia en todo momento es su libreto, mismo que fue escrito por Deborah DavisTony McNamara -quienes escribieron por primera vez una historia para una producción de enorme relevancia-, este par se encargó de dotar a la cinta de una serie de inteligentes diálogos, elocuentes personalidades en cada personaje y un marcado sentido del humor; esta combinación quita pesadez de la época, es posible que olvides  el contexto histórico del siglo 18 por la viveza del guión.

Y quién mejor para orquestar desde la silla de director que el cineasta griego, Yorgos Lanthimos, responsable de cintas excéntricas y reflexivas como The Lobster (2015) y The Killing of a Sacred Deer (2017); en esta ocasión vuelve a crear una cinta con sus característicos planos angulares, dando prioridad a la atmósfera generada por dos personajes opuestos, además de su excelso manejo de escenas con baja iluminación para dramatizar cualquier momento. Esto es acompañado de una narrativa distinta que ha llevado al resto de sus producciones, la desgarradoras emociones de los protagonistas se vuelven el eje central de la trama, incluso creando sensaciones contrarias en el público.

The Favourite es una cinta que tiene la valía de conquistar un sinfín de gustos cinematográficos por su amplio abanico de aciertos, desde su brillante libreto, pasando por destacadas interpretaciones protagónicas hasta la contundente dirección de Lanthimos, quien vuelve a hacer uso de escenas conceptuales para explicar un mal entero, detalle que me hace recordar a Luis Buñuel, quien armaba una inteligente imagen para plasmar todo un trasfondo, en esta ocasión Yorgos lleva el dicho una imagen vale más que mil palabras a un nuevo nivel. Las películas de época nunca habían tenido tanta energía o ritmo narrativo, por ello será una dura contendiente para la cinta de Alfonso Cuarón en la cercana entrega de los Oscars, aquí todo puede pasar.

Título: The Favourite
Año: 2018
Duración: 1h 59min
Género: Biografía, drama, comedia
Dirección: Yorgos Lanthimos
Guión: Deborah Davis y Tony McNamara
Estreno en México: 1 de febrero de 2019

TE PUEDE INTERESAR

“ROMA” DE ALFONSO CUARÓN ESTARÁ EN VARIAS CIUDADES DE MÉXICO GRACIAS A UN CINEMÓVIL

THE HOUSE THAT JACK BUILT: LA DIVINA COMEDIA DE LARS VON TRIER

MASACRE EN EL ESTADIO, EL DOCUMENTAL DE NETFLIX SOBRE EL CRIMEN DE VÍCTOR JARA

BERLÍN SALVAJE: 100 AÑOS – LA GÉNESIS DEL BERLÍN ACTUAL

VAN GOGH: WILLEM DAFOE DETRÁS DE UNA DESGARRANTE HISTORIA DE ARTE

ESTE TIME LAPSE MUESTRA CÓMO SE REALIZÓ LA ESCENA DEL SUSHI EN “ISLE OF DOGS” DE WES ANDERSON

Uriel Linares García

Uriel Linares García

Periodista y fotógrafo en la fuente de cine de @ControlTotalMex y crítico cinematográfico en @Yaconic.

Previous post

VANS VERSA EL ÍCONO DE CHECKERBOARD EN EL DISEÑO 2019

Next post

LA MODELO JAPONESA IMMA ES LA PRIMERA INFLUENCER VIRTUAL