Jesus and Mary Chain en la CDMX

Jueves por la noche:

Ahí van caminando por la calle negra portando sus chaquetones negros, empieza otra noche de jueves, otra noche de concierto en una ciudad caótica, ruidosa y un poco lluviosa; noche que pinta idónea para escuchar a una banda que sabe mejor con estos climas.

Son cerca de las 21:00 horas y atrás han quedado, aunque sea por un par de horas, todos los problemas, los descontentos, los desencuentros y la rutina que, poco a poco, nos va aniquilando, física y mentalmente. Adentro, la cosa es distinta, es una ciudad totalmente diferente; ahí reina la música, reinan las canciones, la nostalgia, la felicidad, el llanto… la vida. Son los Jesus and Mary Chain y están acá para recordarnos su leyenda.

The Jesus and Mary Chain

Fotografías: Óscar Villanueva

Embarcados, todavía, en la gira de su última producción, Damage and Joy (2017), la banda liderada por Jim y William Reid regresó a nuestro país luego de un paso fugaz en la pasada edición del Festival Corona Capital. Justo ahí, en ese imponente escenario, The Jesus and Mary Chain hizo alarde de su jerarquía y de su importancia en la historia del rock, siendo una de las agrupaciones más trascendentes de los últimos 30 años, pilares de un movimiento que hoy, lejos de desaparecer, continúa in crescendo.

Lo que sucedió en El Plaza merece mención aparte; vimos a una banda que sólo necesitó sus instrumentos para hacer magia. Nada más. La música fluyó por sí sola, se notaba a un grupo en un muy buen momento, tanto en lo individual como en lo colectivo.

El tiempo les ha sentado bien. Poco importa si su último álbum tuvo éxito en ventas, en views, en descargas; vale más que sigan haciendo música con el mismo sentido de sus primeros años, con la misma nostalgia, con la misma agresividad. Así se forjan las grandes bandas, y The Jesus and Mary Chain hace años que dejó en claro su legado.

The Jesus and Mary Chain

Fotografías: Óscar Villanueva

Poco a poco, y con un público que se iba entregando cada vez más, llegaron los momentos clave de la noche con “April Skies”, “Head On”, “Blues from a Gun”, “The Living End”, “Some Candy Talking”, para dar paso a un cierre lleno de shoegaze con “Just Like Honey”, “Cracking Up”, “In a Hole” y “I Hate Rock ‘n’ Roll”. Así, la escena más interesante de los 80’s, volvió a dar muestras de vida y de sus mejores épocas.

Una vez más, de vuelta al mundo real, a la ciudad que sigue sin encontrar su punto de equilibrio en todas las materias. La gente, ya sea en solitario o en compañía, se va despidiendo de la noche, despojándose de su chaquetas negras de cuero y de ese olor a 80’s que tanto ha influenciado a nuestra vida cotidiana. Ahora solo vamos caminando sobre la misma calle negra, sin nuestros chaquetones y con un destino, quizá, incierto

The Jesus and Mary Chain

Fotografías: Óscar Villanueva

TE PUEDE INTERESAR

THE JESUS AND MARY CHAIN REGRESA A MÉXICO

THE JESUS AND MARY CHAIN, LA REVOLUCIÓN SHOEGAZE EN CORONA CAPITAL

THE JESUS AND MARY CHAIN EN MÉXICO: ENTRE MI POSIBLE DESAPARICIÓN

DESCUBRE A LAS MUJERES QUE FUERON BORRADAS DE LA HISTORIA DEL ARTE

DANNY BOYLE PRODUCIRÁ UNA PELÍCULA SOBRE CREATION RECORDS

Alonso Efeese

Alonso Efeese

Previous post

ENTREVISTA A MANUEL MONTAÑEZ (“BRAUNI”) DE LA BANDA COLOMBIANA 'LOS MARICAS'

Next post

CARRION KIDS: LA CRUDEZA DEL GARAGE EN UNA URBE APOCALÍPTICA