A los artistas se les suele imaginar como de otro planeta, seres extraños que no encajan en la sociedad y hacen de su existencia arte. A muchos de ellos, se les idealiza como grandes dioses, pero son más humanos de lo que parecen y sus historias de vida nos dan cuenta de ello. Pintores como Rembrandt, murieron en la miseria, en peores casos sus nombres ni siquiera figuraron en sus épocas hasta tiempo después de sus muertes.

Rembrandt nació un 15 de julio de 1606 en Leiden, Países Bajos. Su aprendizaje en el arte de la pintura pasó por varios maestros como Swanenburgh de quien posiblemente aprendió técnicas de pintar el fuego. Luego en el taller de Pieter Lastman, en Amsterdam, probablemente aprendió de él a introducir elementos bíblicos en sus obras y a profundizar en este género . Para el año 1625, volvió a Leiden y abrió su propio taller.  

Después de seis años se va a Amsterdam donde se casa con Saskia van Uylenburgh en 1634, pero ella muere en 1642. Por lo que Rembrandt contrata a una institutriz, Geertje Dirks, para su hijo Titus. Sin embargo, el pintor no estuvo solo, su siguiente compañera fue Hendrickje Stoffels, quien en 1654 da a luz a su hija Cornelia

Pero ya saben como es la vida, y al año siguiente, su situación financiera empeora. Sus retratos se vendían menos y el propietario de su casa no solo le pidió el inmueble sino hasta sus obras. Por si fuera poco, esto no acaba ahí, pues muere Hendrickje, y aunque vuelve a casarse para 1663 con Magdalena van Loo, la sobrina de su tía Titia. Ese mismo año, su hijo Titus muere. Rembrandt muere el 4 de octubre de 1669, después de un año de vivir en la miseria. 

Fue uno de los pintores holandeses más influyentes y su estilo barroco impregna las realizaciones de los artistas que le siguieron. Al lado de sus numerosas pinturas célebres, realizó numerosos grabados y dibujos. 

Acá te dejamos el topten de los cuadros que siguen siendo referencia para el arte contemporáneo. 

1. La Ronda de Noche. 1642. Rijksmuseum en Amsterdam.

Es un retrato de grupo de la compañía del capitán Frans Banning Cocq y el teniente Willem van Ruytenburgh (en el centro). El cuadro no es una escena de noche como se ha pensado, sino que tuvo lugar a la luz del día como demuestran los estudios en los años 40 del siglo XX.

2. La tormenta en el mar de Galilea. 1663.

Acá muestra a Jesús de Nazaret calmando las aguas provocadas por la tormenta en el mar de Galilea. Curiosamente este cuadro fue robado en 1990 de Isabella Stewart Gardner Museum en Boston, por lo que no se sabe su ubicación actual.

3. Autorretrato con dos círculos. 1665-1669. Kenwood House in London.

Este es posiblemente uno de los retratos más importantes de Rembrandt, él con su paleta y sus pinceles más un fondo donde sobresalen dos círculos. Se ha especulado mucho sobre cuál es la intención del autor al pintarlos, aunque no se han llegado a conclusiones determinantes.

4. Lección de anatomía del Dr. Nicolaes Tulp. 1632. Mauritshuis art museum en La Haya.

Literalmente, en esta obra vemos una lección de anatomía llevada cabo por el doctor Nikolai Xtul que sería posteriormente alcalde de Amsterdam. Era costumbre realizar cada año una lección de este tipo sobre el cuerpo sin vida de algún criminal, en este caso se llevó acabo en el cuerpo de Aris Kindt. Ahora se encuentra comisionada por el gremio de cirujanos para ser ubicada en el salón de plenos.

5. Betsabé en su baño. 1654. Museo del Louvre de París.

El cuadro muestra la figura de Betsabé conocida como la “hija del juramento” e hija de Amiel. La historia bíblica cuenta que Betsabé fue la esposa de Urías, el hitita. Pero el rey David al verla bañándose pidió a sus criados que la trajeran para que él se acostara con ella. La mujer quedó en cinta y el rey David manda a llamar a su esposo para que duerma junto a ella y así creyera que él es el padre. Sin embargo, Betsabé nunca había conocido varón como David, finalmente él toma la decisión de enviar a Urías al frente de las líneas enemigas con el propósito de que ahí muriera y así pudo casarse con Betsabé.

6. Dánae. 1636. Muso del Hermitage de San Petersburgo.

Sobre mitos griegos. Patricio el padre de Dánae, estaba abatido por la falta de descendencia de varones, consultó al oráculo pero éste le dice que será asesinado por el hijo de su hija. Para evitar esto, encierra a Dánae en una cueva o en un castillo para que no pudiese ser fecundada de por vida. Pero Zeus penetró en forma de lluvia dorada los muros del encierro de Dánae dejándola embarazada.

7. La conspiración de Claudius Civilis. 1661-62. Museo nacional de Estocolmo.

Es uno de los últimos cuadros del autor con temática no religiosa. Muestra el momento en el que, durante una comida, el líder de Batavia, Claudio Civilis aborda a otros comandantes y valientes guerreros, les pide hacer un juramento en contra de los romanos. Claudio Civilis aparece pintado ciego de un ojo, como se puede apreciar.

8. Los oficiales de muestreo.1662. Rijksmuseum de Amsterdam.

También conocido como Los síndicos del gremio de los persas de Ámsterdam. Un cuadro que muestra una reunión de representantes del gremio de los pañeros de Amsterdam. Además contiene un sirviente que aparece en el fondo la obra, esta pieza fue comisionada por el gremio de pañeros de Amsterdam para ser colgada en su hall.

9. El retorno del hijo pródigo. Hermitage Museum’s Western European Art collection. c. 1668.

Otra de las últimas obras pintadas por este pintor y parece que fue completada poco tiempo antes de su muerte. Acá se ve la famosa escena del retorno del hijo pródigo con su padre arrepintiéndose de sus pecados e implorando perdón. No está claro cuál de las otras figuras que aparecen en el cuadro es el hermano que no perdona.

10. Jacob bendiciendo los hijos de José. 1656. Museumslandschaft Hessen Kassel de Alemania.

Aquí podemos ver a José, el amado hijo de Jacob. Lleva a sus hijos Efraín y Manasés con su padre para darles su bendición. Pero a diferencia de la historia bíblica en la que Jacob está bendiciendo a los niños simultáneamente, él está bendiciendo aquí solo a Efraín, el más joven. Rembrandt también agregó a Asenath, la esposa de José y madre de sus hijos, quienes no estuvieron presentes en el relato bíblico.


FUENTE: 10 OBRAS DE ARTE


TE PUEDE INTERESAR

DESCARGA GRATIS 375,000 OBRAS DE ARTE DEL MET DE NUEVA YORK

10 PINTORAS FUNDAMENTALES PARA EL ARTE EN MÉXICO

LA MAGIA DEL TAROT ILUSTRADO POR CARRINGTON, VARO Y DALÍ

VAN GOGH: WILLEM DAFOE DETRÁS DE UNA DESGARRANTE HISTORIA DE ARTE

DESCARGA ESTAMPAS JAPONESAS DE LA COLECCIÓN DE VAN GOGH

Yoko Blackstone

Yoko Blackstone

Previous post

PRESENTAN LIBRO “EN CASA CON MIS MONSTRUOS” DE GUILLERMO DEL TORO

Next post

ROGER WATERS PRESENTA EL TRÁILER DE LA PELÍCULA US + THEM