Cuando una idea llega a la mente explosiva e infinita de un joven escritor y se aloja en lo más profundo de su cálido corazón, el universo entero podría estar expectante de escuchar nuevas historias, conocer nuevos pensamientos y tal vez llevar a la inmortalidad a aquel valiente tras una hoja en blanco y el fervor de mostrar su coraje y valentía ante la vida misma.

Esto le sucede a Wendy (Dakota Fanning), una chica con síndrome de asperger y vive en una casa con una cuidadora especial, Scottie (Toni Collette) y otros chicos con padecimientos similares, pero fuera de ello, tiene la edad suficiente para trabajar de medio tiempo en un local de repostería, andar sola por la calle en horas de sol y disfrutar de la compañía de su pequeña mascota Pitt (un perro Chihuahua que viste un azulado suéter de la nave espacial Enterprise, una clara señal de su fanatismo a la icónica serie televisiva de los años 60, Star Trek).

Hasta que el destino le juega a su favor tras enterarse de un concurso para guionistas organizado por Paramount Pictures: quien entregue el mejor libreto para un episodio de Star Trek, será recompensado con un premio económico y su historia será desarrollada para la pantalla chica.

Wendy es una ávida escritora, su concentración proviene del gusto a la serie, de su ordenada vida diaria y de la necesidad de demostrarle a su hermana mayor, Audrey (Alice Eve), que puede controlar su padecimiento y así volver a estar juntas bajo el mismo techo. Por esta razón se embarcará en una aventura, terminar el guión a tiempo, escaparse de su amigable cuidadora y llevar el escrito a los estudios Paramount en Los Ángeles, lo que significará una larga travesía debido a los cientos de kilómetros por recorrer.

La cinta fue dirigida por el cineasta polaco, Ben Lewin, quien dotó a la historia de una atmósfera cálida y familiar, sencilla de observar y también de entender. Los sueños más grandes de un persona no siempre recaen en la ostentosidad de una cuenta de banco capaz de comprar mansiones y autos lujosos.

Si alguien le preguntase a una joven como Wendy, ¿qué deseas en la vida? Te darías cuenta que ganar un concurso y vivir con su hermana, bastaría para reconfortar su enorme corazón. Y en la cinta Un nuevo camino podemos apreciar esa mágica esencia, encontrar lo fantástico dentro de los pequeños detalles.

El trabajo de Lewin le ha llevado a contar en el pasado este tipo de historias, no precisamente de una joven guionista, pero sí de la búsqueda de la felicidad más allá de estereotipos sociales, un ejemplo de ello es la película escrita y dirigida por el mismo Lewin en 2012, Seis sesiones de sexo (The Sessions), en la cual cuenta la vida de un hombre parapléjico que por su complicado estado de salud, nunca pudo experimentar su sexualidad, por esta razón decide contratar a una terapista sexual, pero encontrará en su terapista un alma gemela.

Por otro lado nos encontramos con una renovada y comprometida Dakota Fanning, a quien no veíamos en la pantalla grande desde 2016. Para esta cinta demuestra que tiene el talento y la entrega necesaria, no sólo para protagonizar una película, para adentrarse dentro de un complejo personaje y volverlo tan humano que el público podrá entenderlo e inclusive identificarse con él. De un momento a otro me sentí con la extraña necesidad de entrar a la historia y hacer todo lo posible por ayudar a Wendy, es justo allí cuando comprendí la enorme simpatía y agrado transmitido por Dakota a través de su papel.

Y esta no es la primera vez que Fanning logra algo parecido, en 2001 (aún siendo una pequeña, pero talentosa estrella de Hollywood) interpretó a Lucy en la cinta Yo soy Sam, junto a Michelle Pfeiffer y el oscarizado Sean Penn. Aquella película narra la historia de un hombre con discapacidad mental que lucha por la custodia de su hija de 7 años.

Y Dakota estuvo a la par de sus co-protagonistas en este profundo drama familiar, lo que la ha convertido en una intérprete capaz de crear rápidamente un lenguaje de complicidad con el espectador, incluso hoy día sigue siendo poco recurrente en el cine internacional.

Y toda esta cálida fórmula orquestada por Ben Lewin y contada por Dakota Fanning llegó en gran parte al libreto escrito por Michael Golamco, un dramaturgo y guionista con raíces filipinas y chinas, pero desarrollado en Estados Unidos. Fue capaz de escribir un argumento sencillo y sin complicaciones, tuvo claro qué quería contar y cómo lo quería hacer, sus pocos personajes, una meta clara y una protagonista bien definida, vuelven al arco histórico de la cinta como una real y apasionante historia de vida.

Un nuevo camino tiene una historia reconfortante, la cual te hará reír, sacará tu lado empático e inclusive podrás salir conmovido de la sala del cine. Esto se logra por la estupenda interpretación de Dakota Fanning como una chica con síndrome de asperger, en todo momento sentirás un fuerte vínculo con ella y te volverás vulnerable al presenciar el sube y baja emocional por el cual deberá cruzar en esta cálida y divertida aventura.

Título: Un nuevo camino
Director: Ben Lewin
Guión: Michael Golamco
País: Estados Unidos
Género: Comedia, drama
Duración: 1h 33min
Fecha de estreno en México: 8 de junio

TE PUEDE INTERESAR

ASÍ SON LAS FIGURAS DE ACCIÓN DE FANTASTIC MR. FOX, LA PELÍCULA DE WES ANDERSON

WES CRAVEN ESCRITOR, PORNO, NIÑO DISNEY Y BUEN PAPÁ

EYACULACIONES EN PANTALLA GRANDE: UNA VISITA AL CINEMA RÍO

120 BPM: LA PELÍCULA MÁGICA IMPERDIBLE SOBRE EL SIDA, EL AMOR Y EL CLUBBING EN PARÍS

THE SKATE KITCHEN, UN RETRATO FIEL SOBRE LA VIDA DE LAS PATINADORAS

ISLE OF DOGS, DIVERTIDA ODISEA VISUAL AL ESTILO WES ANDERSON

Uriel Linares García

Uriel Linares García

Periodista y fotógrafo en la fuente de cine de @ControlTotalMex y crítico cinematográfico en @Yaconic.

Previous post

RESIDENTE REGRESA A LA CIUDAD DE MÉXICO

Next post

FEMINISMO Y BRUJAS ADOLESCENTES EN LA IMAGINERÍA DE STELLAR LEUNA