Los viajes largos a menudo pueden resultar una carga pesada. Puedes tener 12 horas por delante en el avión más una escala de cuatro horas y no sabes qué hacer con tanto tiempo. La desesperación te abraza, pues ya te sabes de memoria la programación de la televisión que trae el avión y estás aburrido. ¿Qué hacer? En este artículo te damos algunas ideas para llevar un viaje largo de la mejor forma posible. ¡Atento a estos consejos!

Primero: relájate, perder tu vuelo ya no es el fin del mundo

Una de las mayores preocupaciones en vuelos largos es no perder nuestro vuelo de conexión. Esto se debe a que antes los viajeros no tenían ninguna compensación si esto sucedía. Sin embargo, de acuerdo a Flightright (mediador entre aerolíneas y pasajeros), las circunstancias han cambiado a favor del viajero gracias a la nueva Regulación Europea. Tal y como informa la web del mediador legal que desde hace años ayuda a los viajeros a obtener su reembolso. Ahora si el viajero sufre una pérdida de vuelo de conexión y llega con mínimo 3 horas de retraso a su destino, puede recibir una compensación de entre 250 y 600 euros además de bebidas y aperitivos tras 2 horas de espera en el aeropuerto. De hecho, si el retraso se alarga hasta el día siguiente, no temas dormir en el aeropuerto pues tienes derecho a una noche de hotel. Pero, ¿qué tienes que hacer si el vuelo se retrasa? Primero de todo, deberás pedir a tu aerolínea que te confirme por escrito la razón del retraso o cancelación y deberás reunir pruebas que confirmen la pérdida (billetes, gastos, etc). Tras esto, reclama la prestación de asistencia que te pertenece en el aeropuerto, y por último comprueba en Flightright si te pertenece una indemnización.

Segundo: prepara al menos dos libros o llévate un Kindle

Kindle. Credit: Pexels

Dicen que no hay que leer más de un libro a la vez para no mezclar la trama, sin embargo, quien dijo tal afirmación seguramente nunca tuvo un vuelo de larga duración. En vuelos largos nuestra mente nos pide cambiar, picotear información, leer diferentes estilos: el periódico con las últimas noticias, una revista de viajes, una novela policiaca, poesía, un libro de autoayuda….leemos de todo. Tanto es así que si no tenemos nada que leer acabamos leyendo de principio a fin la revista del avión. Por ello, uno de los consejos para este tipo de viajes es que no escatimes en llevar material de lectura o incluso un Kindle bien equipado con diferentes libros. Lo positivo de llevar contigo un libro electrónico es que evitas cargar con el peso de diferentes lecturas pero hay quien se mantiene fiel al papel. ¡Tú decides!

Tercero: saca tu talento más artístico

Pintar con acuarela. Credit: Pexels

Pasar el vuelo viendo tu serie favorita de Netflix es una solución. Sin embargo, ¿quieres conocer otras alternativas? Teniendo tantas horas por delante siempre podemos dedicarnos a aquello que siempre nos gustaría hacer, pero para lo que nunca tenemos tiempo. Hablamos de aquellas actividades que pueden parecernos tan ociosas que en nuestra vida llena de responsabilidades no le permitimos lugar. Escribir un diario, planificar nuestras metas para el próximo año, hacer meditaciones, colorear cuadernos enfocados en los adultos e incluso hacer pulseras con abalorios son algunas de ellas. ¡Atrévete a ser creativo y el tiempo de vuelo pasará más rápido!.

Staff Yaconic

Staff Yaconic

Previous post

BOOTYFIT & TWERK: LA DISCIPLINA QUE TE HACE SER SEXY Y SALUDABLE

Next post

CONOCE MÁ SOBRE LA TENISTA BIANCA ANDREESCU