El público corea su nombre, luces frías anuncian su llegada mientras un selecto grupo le acompaña a su camerino previo al mejor espectáculo de su vida. Todo es deslumbrante, tanto que podría cegar su verdadera historia, aquella que esconde con una dulce voz hechos inhumanos y tristeza acumulada por años, excesos y giras mundiales.

Nadie dijo que ser una estrella del pop sería sencillo, lo antes mencionado es solo una pizca de la vida de Celeste Montgomery (Natalie Portman y Raffey Cassidy), quien en un inicio era una dulce y callada chica, sin embargo una tragedia marca su infancia y a partir de allí, con la ayuda de su talento musical y Eleonor (Stacy Martin), su hermana mayor, consigue darle voz a los sentimientos más dolorosos de su país. Después llegó la fama y se creó un ícono.

Esta fue una de las cintas que estuve siguiendo muy de cerca durante el 2018, sus primeras imágenes, presencia en importantes festivales de cine como el de Venecia y Toronto; más tarde llegaron los avances y todo parecía apuntar a una entretenida y rosa cinta con pegadizas melodías, en el fondo eso es el pop. Sin embargo desde los primeros minutos de la cinta dirigida por Brady Corbet noté que el camino era otro, uno crudo, sin censura y muy doloroso.

NATALIE PORTMAN TOMA EL SUFRIMIENTO HUMANO Y LO CONVIERTE EN MÚSICA

Poco a poco se fue convirtiendo en un drama con tintes obscuros, la prioridad: los peligrosos sentimientos del ser humano, tan volátiles que cualquiera podría arruinarte la vida con un simple parpadeo. Lo último que se muestra es la colorida faceta de Celeste Montgomery como una afamada cantante pop, todo el tiempo estamos detrás del personaje, conociendo sus intimidades y demonios  que habitan en su interior.

Gran parte de la película es interpretada por la joven Raffey Cassidy, quien toma a la misma Celeste en sus primeros pasos al estrellato. Además de mostrar una gran similitud con Natalie Portman, también presume su calidad artística al sostener sobre sus hombros a un personaje maltratado por la vida -a pesar de su corta edad-, es ella quien se encarga de mantener la atención del público mientras la historia y el concepto visual de Corbet hacen lo suyo.

Y mientras avanza la historia tenemos a un narrador, alguien que pareciera ser la conciencia colectiva del ser humano; pude sentir cierta sabiduría y distancia a la vez, porque siempre existen voces dentro de nosotros antes de tomar cualquier decisión, lo difícil es escucharlas a tiempo. Esta espontánea narración estuvo a cargo del tres veces nominado al Oscar, Willem Dafoe.

Una historia con el ADN dramático y obscuro de la cinta exigía actuaciones capaces de mostrar un claro apartado de cualquier estilo referente a un blockbuster, uno independiente, más personal e interno, sin pensar en el resultado buscado por algunos productores o enormes compañías; por ello el resto del reparto fue uno experimentado en esta tesitura: Jude Law y la oscarizada Natalie Portman.

Esta atractiva dupla me hace recordar su trabajo en Closer: Llevados por el deseo (2004), sin embargo en esta ocasión toman a la importante relación en el mundo del entretenimiento: estrella-representante. Son ellos quienes colocan la mayor seriedad a la producción al mostrar personajes acostumbrados al dolor y a los excesos, porque sí, hay personas que todo el tiempo viven en el límite, en cualquier momento podrían caerse y jamás levantarse.

Hoy día es importante detenerse en la interpretación de Natalie Portman, sin duda una de las mejores actrices en la actualidad; imposible olvidar la manera tan natural con la que conmovió al séptimo arte con su primer papel en El perfecto asesino (1994), cinta de Luc Besson que comparte ciertas conexiones con Vox Lux: El precio de la fama: la crudeza de la vida misma, el necesario balance entre regocijo y desconsuelo, y la fortaleza humana movida por los deseos.

Sin duda estamos ante una de las mejores actuaciones de Portman, la dedicación para mostrar el pasado oscuro de Celeste, pero con un rostro maduro y con decisiones más complejas por jugarse, hacen que la actriz israelí se convierta en el alma del largometraje.

Una de las características que más disfruto dentro de cualquier producción es la fotografía y todo lo que ésta conlleva (diseño de arte, paleta de colores, iluminación etc.)  Y debo decir que el trabajo del británico Lol Crawley es sobresaliente, de lo mejor que se realizó en forma dentro del 2018; a través de una activa y enérgico lente seguimos a cada personaje de una manera tan íntima que se vuelve intrapersonal, resultado al mero estilo del mexicano Emmanuel Lubezki, no es igual, pero sí nos presenta la historia a través de las emociones que rodean la historia.

Esta es una cinta capaz de adueñarse de nuestro sentidos por la crudeza representada en ella, no todo es impactante o abrumador, por ello hace un balance entre el blanco y el negro en la vida de una mujer que dejó atrás miles de motivos que pudiera quebrar su flamante espíritu artístico, además las principales actuaciones son responsables de darle cuerpo a la historia al contar con intérpretes capaces de echarse al hombro cualquier película; cabe mencionar que Vox Lux: El precio de la fama cuenta con composiciones originales de la cantante SIA, las cuales se fusionaron idóneamente a la compleja y oscura atmósfera de la cinta. Es así como entré y salí del infierno de Celeste Montgomery, una estrella pop que venció el horror humano.

  • Título: Vox Lux: El precio de la fama
  • Año: 2018
  • Director: Brady Corbet
  • Guión: Brady Corbet
  • País: Estados Unidos
  • Reparto: Natalie Portman, Jude Law, Raffey Cassidy
  • Duración: 1h 54min
  • Estreno en México: 11 de enero

TE PUEDE INTERESAR
VELVET BUZZSAW, PREPÁRATE PARA LA NUEVA SANGRIENTA PELÍCULA DE NETFLIX

CINCO CINEMA HE: FILMES DE LITERATURA NOBEL

BLACK MIRROR: BANDERSNATCH, MI EXPERIENCIA DETRÁS DE ESTE HORROR PSICOLÓGICO

BIRD BOX DE NETFLIX, HORRORES Y SUICIDIOS DETRÁS DE UNA VENDA 

A MOMENT IN MÉXICO: SERIE DE DOCUMENTALES DEL NEW YORK TIMES QUE RETRATA EL MÉXICO DE HOY

Uriel Linares García

Uriel Linares García

Periodista y fotógrafo en la fuente de cine de @ControlTotalMex y crítico cinematográfico en @Yaconic.

Previous post

YA ESTÁ DISPONIBLE LA EXPOSICIÓN EN REALIDAD VIRTUAL DE DAVID BOWIE PARA CELULAR

Next post

Un legado de arte conmovedor: Pinturas de David Bowie