Vyctoria es una banda de la Ciudad de México que se encuentra en un momento de encumbramiento musical: presentaciones en festivales de renombre, un nuevo material discográfico y una gira por Europa son sucesos que marcarán su 2019. Pero antes de que todo esto suceda, profundizaron para Yaconic sobre sus narrativas sonoras llenas de crudeza.

I

Al ver a los 4 sentados entre el piso y un sillón, tomando cervezas sin prisas, con una actitud afable, interrumpiéndose de vez en cuando y riendo a cada tanto, uno pensaría que su música va por otro lado: nada que compagine con adjetivos como bestial o cruda o catártica. Tal vez algo más shoegaze, pop o cualquier otro sonido relajado.

Y al principio, cuando la banda empezó, así era: el ritmo iba por un rumbo menos distorsionado, más limpio. Hasta vocalista tenían.

Pero el tiempo no pasa en vano y siempre suscita cambios. Los de Vyctoria fueron significativos y liberadores: pasaron de ser seis integrantes a cuatro; de las voces a lo instrumental; de la suavidad a la crudeza; y de tocar en garitos destartalados a presentarse en grandes festivales.

II

La cita era a las 13:00 horas pero diez minutos después apareció David  Herrera ‘Dave’ (bajista), el primer integrante de Vyctoria en llegar al espacio 316 de avenida Fray Servando, un edificio cercano al corazón de La Merced donde ensayan desde hace varios meses.

Gibrana Cervantes ‘Gib’ (violinista) llega 5 minutos después y Pablo Aguirre (baterista) tarda 10 minutos más. Solo falta José Cortes ‘Pepe’ (guitarrista). El ensayo de hoy será para preparar una sesión radiofónica que tendrán al día siguiente.

En su génesis (2012), Vyctoria no era un cuarteto: el grupo estaba conformado por seis integrantes, entre ellos una vocalista. Hace casi 3 años redujeron la plantilla a cuatro y reformularon el proyecto de forma instrumental.

Antes era una onda más helloseahorseada”, comentó Gib entre risas.

Tras destapar varias cervezas para aminorar la espera del guitarrista, Gibrana habló sobre el suceso que los tiene ansiosos: su participación en la décima edición del Festival Nrmal a celebrarse el sábado 2 de marzo.

Poncho (Alfonso Muriedas, encargado de la dirección musical del festival) nos escribió a principios de enero para invitarnos a tocar.  En alguna ocasión llegamos a mandar nuestra música al Nrmal pero hasta ahorita se hizo la invitación. Poncho nos dijo que ya nos llevaba escuchando desde hace un rato. Al festival hemos ido en ediciones anteriores motivados por la música”. Swans, Sleep y A Place To Bury Strangers fueron algunas de esas motivaciones.

Minutos antes de las 14:00 horas llegó Pepe y de inmediato entró en sintonía con el tema:

“La expectativa (al tocar en Nrmal) es poder crear conexión con el exterior: con otros países, artistas, gente que produce eventos para abrir otras puertas. Yo creo que sí va a dejar pauta para que en otras ciudades nos inviten a tocar”.

III

¿A qué suena Vyctoria?

“Es algo experimental. Como todos tenemos diferentes gustos musicales pero creo que siempre tratamos de combinar cosas nuevas, nuevos sonidos, tiempos”, declaró Dave.

Pepe lo complementó: “Se va inclinado por algo que llaman música extrema. Algo que no es escena ambiental sino algo más oscuro inclinado al noise, al drone, a la psicodelia”.

Esta cualidad de no limitarse dentro de un género musical le tomó un tiempo al grupo. Como se mencionó, al principio el proyecto estaba orientado hacia atmósferas oníricas.

“Algo que siempre nos gustó desde esos primeros tiempos era crear atmosferas. Ya no está de la misma manera, ya hay una evolución”, contó Dave.

Para corroborar la evolución basta escuchar los primeros tracks de la banda – googlear “Espíritu en el tiempo – Vyctoria” –  y lo actual.

“En ese entonces estábamos conociéndonos, la forma de tocar de cada quien, la manera de hacer música”, añade Gib sobre esos tiempos en que se presentaban en cualquier lugar al que los invitaran: desde bares destartalados sobre Avenida Cuauhtémoc hasta terrenos adaptados como foros en Clavería.

Hay dos momentos que marcaron la evolución de Vyctoria: prescindir de vocalista – antes de la grabación de V, corta duración lanzado en 2016 –  y la llegada de Pablo – con el cual realizaron Ahora veo más claro, su último material fechado en octubre de 2017.

“La verdad, los escuché hasta que ensayé con ellos. Y es que también me dijeron: ‘Vamos a tocar cosas nuevas, no escuches lo anterior’”, cuenta el baterista sobre su inclusión en la banda. Dave agrega: “Él llegó casi casi a improvisar. Yo lo conocí un mes antes de irnos a grabar a Canadá”.

Ahora veo más claro, el último plato de Vyctoria, fue un trabajo particular: lo realizaron en 2017 en Canadá bajo la producción de  Efrim Manuel Menuckm, integrante de Godspeed You! Black Emperor y Thee Silver Mt. Zion Memorial Orchestra. La sede fue el reconocido estudio Hotel2tango.

A partir de entonces, el cuarteto se volvió más agresivo, crudo y catártico. “Ahora veo más claro agarra una narrativa más nostálgica; sí llega a tener sus puntos fuertes pero hay capas más claras. Y lo nuevo viene más violento, más fuerte, más oscuro. Sigue teniendo narrativas pero en un contexto diferente”, explica Gib, y agrega que “siempre es bueno salir de la zona de confort”.

IV

Cuando salió el disco (Ahora veo más claro) ya tocábamos las canciones que estamos armando”, reveló Pepe sobre lo próximo de Vyctoria.

Estos nuevos temas fueron grabados hace un par de semanas en el mismo lugar donde ensaya la banda con la producción de Santi Rodríguez. Además, el artista sonoro Julian Bonequi lo lanzará a través de su sello Audition Records.

“Es un buen amigo. Al principio era una relación de: ´Estos güeyes me caen chido pero no me gusta su banda, es pop´. Musicalmente es muy buen consejero; cada que hablas con él de música sales con algo en qué pensar. En una tocada aquí en 316 hicimos un ensamble muy ‘ambient’ y cuando acabó tocamos los 4 (Vyctoria) una parte más cruda. Él la escuchó y  fue cuando dijo ‘Qué pedo con esa sección’”, contó Pepe sobre el acercamiento con Bonequi.

El nuevo material, aún sin bautizar, pretende lanzarse “lo más pronto posible”, aunque todavía están puliendo los arreglos y algunas texturas “para contextualizar mejor”.

V

“La gente no sabe cómo reaccionar”, es lo que Dave ha notado respecto al show de Vyctoria. Pepe también dió su opinión al respecto:

“Existe este asunto de tocar del principio al final con un hilo narrativo. Muchas de las tocadas, sobre todo las que ocurren aquí en la Ciudad de México, están fuera de contexto: llega gente que solo ha escuchado el nombre de Vyctoria pero no sabe quién es, entonces al principio no le entienden pero al minuto 5 ya están absortos”. “Pero en este momento es cuando mejor me la estoy pasando tocando en vivo”, añadió Dave.

El ‘en vivo’ actual del cuarteto maneja un crescendo que tiene a la crudeza como leitmotiv.

“Ahora tenemos nuestro propio discurso estético-musical, algo muy nuestro”, señaló Pepe.

VI (ctoria)

“Somos muy reservados; no estamos diciendo: ‘Ya hice esto’. Sí nos ha pasado que topamos músicos que les importa más el ego, pero al final no nos enganchamos”, contó Gib sobre la sobriedad con la que se maneja la banda tanto en lo presencial como en las redes sociales.

“Todo es relativo. No estamos muy enfocados en que nos mencionen o los seguidores. La atención que hemos tenido ha sido la correcta. Los que hablan de nosotros a través de los medios que tienen han hecho opiniones buenas y sinceras. La gente que va a vernos también es muy sincera”, añade Pepe. Y la violinista continua: “Es algo que se agradece: que ves a la gente que ha estado escuchando, que te van a ver, que te van siguiendo; esos festivales y medios que nos voltean a ver, se siente padre. Pero últimamente ha sido una concentración bien grande en estar tocando y lo que queremos hacer. Ha valido la pena este tiempo”.

Este tiempo donde la banda se mantiene emocionada por lo que saben que viene – Festival Nrmal, Forever Alone Fest, gira europea – y lo que aún desconocen.

Dentro de estos enigmas, a veces han pensado en el final: un momento en que Vyctoria pase a los anaqueles del recuerdo.

“Hay ciclos de muchas cosas y existe la incertidumbre de que siempre que grabas… yo en lo personal siempre me quedo con la impresión de: ‘¿Esto será lo último que grabaré? ¿Surgirán ideas más chingonas o ésta ya será la última?’”, confesó Pepe.

“Yo visualizo a Vyctoria en toda mi vida, pero también muchas cosas pueden pasar”, agregó Gib.

Como una artritis reumatoide”, interrumpió Pepe.

O te caes de una patineta y ya no puedes tocar”, añadió Dave.

Gib concluyó: “Pero agarras como una condición; tu cerebro está como programado a que no vas a dormir, vas a tomar, vas a tocar, vas a volver a tomar y no vas a comer. Luego hay un punto en que estás en el ‘rush’ y está cabrón cuando se acaba. En un momento estás súper divertido, te pueden pasar cosas muy chistosas, pero también cosas bien culeras. Por ejemplo, en Viena nos pusimos muy borrachos y tocamos bien feo, me caí. Pero hubo gente a la que le gustó. Fue cagado pero al otro día se mejoró todo el panorama y de ahí fue de portarnos bien. Ese tipo de cosas en esto de tocar. Cuando estamos en rush de ensayos y cuando llega el show, terminamos y dejamos de vernos un rato, pero es como de: ‘Güey, qué pedo, quiero tocar, quiero verlos’”.


Vyctoria se presentará el sábado 2 de marzo en la décima edición del Festival Nrmal. Escenario principal, 15:15 horas.

Síguelos en su fan page de Facebook y su Bandcamp


TE PUEDE INTERESAR

DEATH GRIPS: TRES HOMBRES PERTURBADOS Y NIHILISTAS EN EL NRMAL

VIVE LOS SHOWCASES GRATUITOS DE NODO PRE NRMAL

¿CÓMO INVENTAR UN FESTIVAL?, UNA CHARLA CON EL DIRECTOR DE NRMAL

ESTE ES EL CARTEL DEL FESTIVAL NRMAL 2017

NRMAL: EL FESTIVAL DE LAS ENTRAÑAS CONSENTIDAS

Yair Hernández

Yair Hernández

Hago muchas cosas y gano poco varo.

Previous post

COURTNEY BARNETT Y SUS MENSAJES PODEROSOS EN EL PLAZA

Next post

KISS CONFIRMA ÚLTIMA PRESENTACIÓN EN CDMX