Cargando ...
XOLOITZCUINTLE: LA LEYENDA DEL PERRO AZTECA
CULTURA

XOLOITZCUINTLE: LA LEYENDA DEL PERRO AZTECA

El perro Xoloitzcuintle es una raza que tiene su origen hace más de 3.500 años. Los caninos se caracterizan principalmente porque carecen de pelo, este animalito es endémico de México y tiene una relación muy estrecha con la cultura mexica; pues desempeñaba un papel importante en la vida precolombina.

Su tamaño puede variar y va desde el presentado en llamado toy, estándar y mediano. El nombre xoloitzcuintle, se deriva de dos palabras de la antigua lengua de los aztecas: Xólotl, dios del ocaso y de la muerte, y itzcuintli, o perro. Conoce más detalles acerca de éste enigmático perrito.

RITUALES PREHISPÁNICOS QUE SEGUIMOS PRACTICANDO EN LA ACTUALIDAD

Especialmente en Día de Muertos es cuando pasa de generación en generación su historia y varias versiones de la leyenda que le dio vida. Esta raza de perro es muy querida en México y admirada por el mundo. Estos son algunos datos curiosos que debes conocer de los Xoloitzcuintles.

  • Se conoce también como Perro Pelón Mexicano.
  • Existe una variedad de Xoloitzcuintle con pelo, y en una camada pueden nacer crías con y sin pelo.
  • El Xolo es considerado un animal espiritual.
  • El Xolo estuvo al borde de la extinción durante la colonización.
  • Se cree que el Xolo es originario exactamente del estado de Colima.
  • Se estima que la aparición de esta raza fue hace más de 7 mil años.
  • El Xoloitzcuintle era un animal sagrado para diversas culturas prehispánicas, entre ellas los mexicas.
  • Las antiguas culturas prehispánicas solían creer que los Xolos con manchas en su cuerpo, ya habían servido de guía para el alma de los difuntos.
  • Las civilizaciones antiguas solían creer que los Xolos tenían la habilidad de alejar a los malos espíritus y proteger a los hogares.
ATRÉVETE A DESCUBRIR MICTLAN, EL VIDEOJUEGO DEL INFRAMUNDO PREHISPÁNICO
TLACATECÓLOTL: LA CRIATURA DE LA NOCHE EN LA MITOLOGÍA NAHUA
LAS FIESTAS DEDICADAS A LOS DIOSES DEL MÉXICO PREHISPÁNICO

La leyenda del xolo

Todo se remonta a la época prehispánica, cuando el xoloitzcuintle según los aztecas, tenía poderes mágicos. Con los cuales podía proteger a los vivos y guiar a los difuntos al inframundo. Así las personas tenían perros que los cuidaban en vida y cuando morían, por lo que solían ser sacrificados y enterrados con sus dueños para que los guiaran en su último viaje.

Otra versión narra que ubicados en ese mismo espacio de tiempo había un dios llamado Xolot. El dios de la muerte, del Oeste, de  los espíritus y de los gemelos, señor de las estrellas de la tarde y protector del inframundo. Tenía cabeza de perro, era hermano de Quetzalcóatl; y una de sus funciones principales era ayudar a los muertos a cruzar al más allá. El dios no estaba solo, lo acompañaba un perro sin pelo, que fue creado de una astilla del hueso de la vida y después fue otorgado a los hombres como un regalo sagrado.

Se puede decir que estos animalitos eran sagrados y si alguien se atrevía a tratarlos mal no podían entrar al reino de los muertos y su alma vagaría eternamente en un limbo. Ningún xoloitzcuintle lo guiaría en su viaje y por lo tanto el dios Xolot no lo recibía en el inframundo.

ESTOS TIANGUIS HAN SUBSISTIDO DESDE LA ÉPOCA PREHISPÁNICA

Cinthia Flores

Fotógrafa y reportera.

//