Crónica de su conversatorio en el Town Hall de Nueva York 2019

Nick Cave cumplió 62 años un día antes de que Bruce Sprinsgteen cumpliera 70 años y un día después de que Leonard Cohen hubiera cumplido 85 años. No sabemos la estima que el australiano pueda tener por el de New Jersey pero está claro que como nadie, el australiano sintetiza el cabaret arrabalero con la canción americana de tradición carretera. Ya luego agrega le agrega la esencia punk de sus orígenes y listo; Astros alineados.

Celebró su día en la gran manzana paseando con su esposa e hijo caminando natural, flotando cual larguirucho habitual de la 5ta,  pensando en la batalla que el día siguiente  habría de librar en el clasiquísimo Town Hall de pleno Times Square.

La muerte accidental de su hijo Arthur en 2015 ha merecido, como es natural, todo un proceso de salvación y sanación que ameritó entre otras cosas el conmovedor documental 20,000 days on earth. Y luego ésta pequeña gira de conversatorios en donde el vampiro humaniza el ejercicio Red Hands lanzado el año pasado mediante su página web para responder directamente una serie de preguntas por parte de sus fans.

El Nick Cave enigmático ha optado como método de salvación la confesionalidad en formatos diversos. Los conversatorios no son shows, no hay siquiera diseño de iluminación, es casi una sesión de preguntas y respuestas en un aula al estilo universitario de no ser porque se reserva el derecho a tocar el piano incluyendo en el repertorio muchas de las piezas que refieren o musicalizan las intervenciones del publico.

El riesgo es emular una función de Stand Up Comedy pero no queda otra más que bromear y jugar con el publico cuando amerita. Muchas preguntas no dan para más, pero otras provocan reflexiones o confesiones interesantes.

Cuenta que su proceso de composición es en buen medida improvisado, va pegando frases y palabras que se acumulan y que encuentran sentido en el estudio. Sus letras, más que reflexionar sobre el pasado apuestan por su creencia de futuro y, quizás por la búsqueda de significados que expliquen todo aquello que trasciende a la vida misma. No cree en el cielo ni en la religión pero no podría explicarse a si mismo sin la espiritualidad que cuestione su propia existencia.

Le hubiera gustado conocer a John Lee Hooker que mucho influyó en su forma de componer. Su mayor orgullo es haber sido covereado por Jonnhy Cash. Es fan de Tom Waits pero no sabe si hace algo más que “arreglar coches en su garage”.

No puede ni quiere entender la cantidad de enigmáticos que Warren Ellis es capaz de crear y Rolan S. Ha sido el mejor compositor con el que ha trabajado. Con Blixa hay algo pendiente. Genio creativo del que nunca se despidió pues solo renunció a los Bad Seeds mediante un correo en el que avisaba que “ya no podía más”. Perdió a un amigo y a un genio creativo debido a la “corrosividad inherente a los procesos colaborativos”.

Y resulta que chupa la sangre de quien se atreve a levantar la mano. Muchas fueron preguntas pero otras tantas confesiones para el mutuo exorcismo. “Tienes la posibilidad de despedirte, esos es algo sagrado que puede cambiarlo todo y que yo hubiera querido poder hacer”, le dijo a quien compartió que hoy en día su madre está a punto de morir de cáncer.

Son dos horas fascinantes de encuentro con un artista fascinante de nuestro tiempo. El que mejor combina la canción desnuda con dulzura y desesperación, el de las baladas dramáticas que se cantan caminando a la cantina después de salir del hotel de paso donde a pesar de todo reina la nostalgia. Una a una las preguntas Nick las toma en serio, las reflexiona y las bromea. Es uno más. El enigma se derrumba fraternal y cálidamente.

Se trata, dice él, de “encontrar el oxígeno perdido”, de “atravesar el trauma respetando la memoria”. De ver en los demás todo aquello que lo trasciende a uno mismo…

TE PUEDE INTERESAR

NICK CAVE NO FUE QUIEN ROMPIÓ CON PJ HARVEY EN LOS 90s

5 PELÍCULAS EN LAS QUE ACTUÓ NICK CAVE

EL VÓMITO POÉTICO DE NICK CAVE

CARTAS DE AMOR ESCRITAS POR GRANDES MÚSICOS

EL DOCUMENTAL DONDE ESTÁN [email protected] MÁS CREATIVOS: BOWIE, LYNCH, TARANTINO, BJORK

Victor García Zapata

Victor García Zapata

Previous post

JOKER: LA BRILLANTE EVOLUCIÓN DE UN PSICÓPATA

Next post

TERROR EN TLATELOLCO, ¿CREES QUE TE HAGA GRITAR?