Cargando ...
ENTREVISTA A THE AMERICOJONES EXPERIENCE
PORTADA

ENTREVISTA A THE AMERICOJONES EXPERIENCE

Yo nací bajo la luna de plata

yo nací con alma de pirata

todo lo que digo es una copia barata

todo lo que hago se desgasta.

‘The Americo Jones Experience’, “Pirata”.

‘Un chico mediocre de clase media’

De las entrañas de la pandemia, surgen acordes como bombas del garaje de The Americojones Experience –actor revelación y músico sin caretas–. La música de este inadaptado y su auténtica banda de compositores existencialistas puede resultar más peligrosa para la salud que el mismo Covid-19; es un Rock N Roll que atrae el polvo del pasado y se mezcla con el nuevo polvo de arcángel.

Esta ambigüedad en su sonido, le permite a la banda evadirse del mundo sensible y cursi por medio de un pensamiento en percepción yonqui, liberado en sonidos musicales de ultratumba con los que se despojan del disfraz que la industria les ha impuesto para que sean reproducidos como rockstars bonitos.

La creación musical para ‘The Americojones Experience’ viene a ser no sólo una liberación de su existencia, sino una experiencia de orden intelectual, un modo de atraer el conocimiento del más allá, un intento de ser.

DIEZ MUJERES QUE CAMBIARON EL RUMBO DE LA MÚSICA

¿Cuáles son los recuerdos de la niñez que más permean en sus composiciones?

Creo que son recuerdos de fracaso. Recuerdos de frustración y llanto. Yo era un niño muy hiperactivo y descontrolado, tengo muchos recuerdos de emoción y excitación máxima que no podía controlar y resultaba en una escena muy penosa y probablemente había un chamaco o chamaca llorando. Muchos recuerdos de estar sólo y enojado.

Recuerdos de estar enamorado de una niña y no poder expresarle nada, sólo sentir cómo te vuelves un idiota a su alrededor. Recuerdos de ser molestado y excluido. Crecí con la idea de que era idiota y todavía lo llego a creer pero llega un punto de la vida y de crecer y meterse drogas que uno es suficientemente ignorante para creerse un genio y creer que puede hacer un gran disco de Rock n Roll o una novela legendaria y no ve nada que se lo impida.

Y eso es la magia del arte.

¿Quién es Americo Hollander?

Un chico mediocre de clase media.

Es una pregunta pueril, pero si te dieran a elegir entre la música y la actuación, ¿qué dirías?

La música. Pero la buena música. Si me das a elegir entre salir en una película

independiente o tocar en una banda como ‘Camila’, ‘Alison’ o una de esas, creo que prefiero actuar. Pero prefiero hacer mi propio proyecto, escribir mis propias letras y ser la versión de mí mismo que quiero ser. Actuar la mayoría de las veces es decir líneas, vestir ropa y besar gente que tú no decidiste y eso no siempre es chido. No me gusta que me digan qué hacer.

¿Componer música es hoy un acto de supervivencia para ‘The Americojones Experience’?

Hoy y siempre ha sido y será así. El verdadero arte es una necesidad de expresarse y de sobrevivir a esto que llamamos “vida”. Para nosotros la música y el arte vale más la pena que la escuela, religión y cualquier deporte.

No es algo que puedas medir o calcular, no es algo a lo que le puedas dar una calificación y encasillar tan simplemente. Es arte, algo propio, creativo y único con un cierto estilo que confronta y perturba al espectador. El rock n roll es una actitud ante la vida que ha existido desde las cavernas y ha resistido a la censura, al intento de hacer todo perfecto y un suburbio libre de toda diversión.

¿Llega un momento en que aspiran a grabar algo peor?

Tal vez algún día terminemos cantando el himno nacional antes de un partido de los poderosísimos Pumas de la UNAM, pero no es algo a lo que aspiremos.

¡Chingue a su madre!

¿Creen que su música esté cerca de convertirse en una apología de las drogas, la crisis existencial y el suicidio?

Probablemente es lo que hemos creado pero no me importa. La única pregunta

filosófica que en verdad vale la pena preguntarse es ser o no ser. Vale la pena

soportar todo el sufrimiento de la vida o no. Yo amo la vida y me aferro a ella

pero a veces en las noches me pregunto de qué se trata todo esto y si en verdad vale la pena. Los surrealistas decían que ninguna vida en verdad valía la pena y que el acto más surrealista es salir con una pistola y disparar a gente al azar.

Si es que hay un hilo conductor entre los tracks de ‘Contraindicaciones’ (2020), cuál sería?

Los caminos de la vida no son lo que yo pensaba.

Tenemos referentes como la “Heroin” de ‘The Velvet Underground’ (compuesta por Lou Reed) y la “Heroína” de ‘SUMO’ (escrita por Luca Prodan), ¿qué los llevo a componer su propio tema sobre este “concepto”?

‘Velvet underground’ es una de nuestras inspiraciones musicales y líricas. Sebastián y yo vivíamos juntos y compusimos esa canción en medio de una noche de eriza, donde no teníamos nada que meternos. Decidimos ponerle así en homenaje a la rola de “Velvet”, y para hacer nuestra interpretación moderna de lo que es valer madres.

¿Qué autores, con referente a la literatura, los ayudaron a componer ‘Contradicciones’?

Conscientemente ninguno pero algunos autores que invaden mi inconsciente son Bruno Traven, Dostoyevsky, Kurt Vonnegut, Kafka.

¿Cuál es el camino del underground en medio de la pandemia?

No sé. No me preguntes a mí. Yo no sé qué hacer conmigo en medio de esta pandemia. Como siempre, la labor del underground es mantenerse al margen y crear una vía alterna para que el arte sea producido y alcance a su publico, cosa que ahora es mas difícil que nunca por este aburrido virus. El ser independiente se acaba de volver mas difícil, al menos para nosotros vagos.

¿Harmony Korine, Larry Clark o John Waters?

John Waters, siempre.

¿Divine o Paquita la del Barrio?

Divine.

¿’The Americojones Experience’ intenta con su música, enterrar el histrionismo del rockcito mexicano?

Intentamos crear algo con lo que nuestra generación se pueda identificar y algo con lo que nosotros podemos estar satisfechos sónica y líricamente. No nos sentimos identificados ni representados por ninguna de las bandas súper estrella de el rock en tu idioma. Queremos proponer algo nuevo y elevar la música nacional.

No vamos a acabar con ese histrionismo porque México ya ha producido obras de arte a muy alto nivel, pero nosotros mismos nos hundimos, lo veo con bandas como ‘Los Pellejos’, con cineastas como Rubén Gámez y compositores como Esquivel que son completamente ignorados por la mayoría de la sociedad y que en México no se promocionan o colocan a la misma altura que la propuesta internacional pero que para mi están del nivel.

Espero que, si ayudemos a mostrar que se puede hacer bien un disco de calidad, sin mucho dinero y desde las entrañas. Creo que ese histrionismos se combate siendo muy críticos con la vida, el arte y uno mismo, no pensar que porque tu lo hiciste y tu mamá dice que eres genial es una obra de arte relevante. Uno tiene que ser el mayor crítico porque en esta sociedad hipócrita y tibia es muy fácil ser mediocre.

CUANDO MORIMOS, LOS RECUERDOS DE NUESTRA MÚSICA FAVORITA ES LO ULTIMO QUE PERDEMOS

¿Cuál es el cassette de gasolinera más raro que conservan?

Creo que no consumimos mucha música en gasolineras. Los casetes no son mucho de esta generación pero Sebastian me regalo el ‘Songs for Drella’ de Lou Reed y John Cale.

¿De dónde proviene ese sonido Rockabilly y greaser en ustedes?

No sabría decirlo de verdad pero nuestra inspiración más cercana serian los ‘Cramps’, y de ahí descubrimos cosas como Carl Perkins, Charly Feathers y Hasil Adkins. Esos gritos y aullidos siempre me han encantado y cautivado, es algo juguetón y al mismo tiempo pasional y lleno de sentimiento y sigue siendo Blues.

¿Qué representa Daniel Johnston para ‘The Americo Jones Experience’?

Un ángel de la guarda. Un ejemplo a seguir. Un genio loco e incomprendido.Una muestra de lo que es tener miedo al éxito banal que intenta comprar a la

gente y quitarles todo el jugo y luego desecharlos.

¿Se consideran músicos marginales?

Definitivamente.

Realmente el fondo de todo en la música es la manera de escribir, la composición. ¿Cómo se da este fenómeno en ustedes?

Pues primero viene casi siempre una composición musical conmigo que crea un cierto panorama, una atmosfera y un sentimiento de dónde intento sacar la letra y ver de qué quiero hablar, pero más que nada intentar que brote de una parte de mi cerebro que no es racional sino de sentimientos en donde improviso, y así es como mejor encuentro la armonía para crear una canción.

No existen más que dos reglas para escribir: tener algo que decir y decirlo. ¿Cuál es su discurso?

Nuestro discurso es que estamos aquí, estamos aburridos y enojados con nuestra cultura, nuestras reglas y nuestras vidas planeadas y queremos buscar al mismo tiempo que le damos un sentido a la vida. Es un discurso de sé tu propio líder. De mándalo todo al carajo y busca la verdadera vida, la aventura, el sufrimiento y la efímera satisfacción de perder y fracasar así como de ganar y ver que no es nada.

¿Cuál es su droga favorita?

El LSD. Es el mas sabio y equilibrado. Tiene su parte bella y su parte grotesca, su paz y su sentimiento de que algo está profundamente mal.

¿Qué es lo “mejor” que nos dejará esta pandemia cuando todo “termine”?

Nada. Memes. Yo que sé.

Mixar López

Narrador, cronista y periodista musical. Es colaborador de varias revistas y periódicos de México, Estados Unidos y América Latina. Vive en Des Moines, Iowa. Su primer libro de crónicas, Prosopopeya: La voz del encierro, está próximo a ser publicado.

//