Cargando ...
JORGE CAMPOS: LA ICÓNICA Y COLORIDA MODA DEL GUARDAMETAS MEXICANO
DEPORTE ENTRETENIMIENTO FÚTBOL

JORGE CAMPOS: LA ICÓNICA Y COLORIDA MODA DEL GUARDAMETAS MEXICANO

Jorge Campos es, sin lugar a dudas, uno de los atletas del balompié mexicano más destacado de los últimos tiempos. Famoso por su juego constante fuera del área de penalti, por el acrobático y arriesgado estilo que tenía en la portería; así como por sus inolvidables y coloridos atuendos que le dieron la vuelta a mundo en la década de 1990 y principios del 2000.

El futbolista, nacido en la costa guerrerense de Acapulco, se ganó su lugar como uno de los guardametas más populares de aquella década. En una reciente entrevista con el medio local Bolavip, el exdeportista reveló los detalles detrás de su extravagante indumentaria.

En palabras del «Brody», como se le conoce cariñosamente, los vistosos uniformes que portó durante más de 15 años de trayectoria tomaban inspiración del surf, el mar, la playa y los atardeceres de su ciudad natal.

«Siempre me gustó el mar, la playa, correr ahí en la playa, surfear. De niños todos queríamos surfear, y las bermudas siempre me gustaron así, largas. Como ya no podía hacerlo, traté de llevar los colores a la portería porque es lo que me gusta. En esa época así se usaba. Nunca pensé en todo lo que iba a revolucionar, los colores, el diseño«.

CONOCE AL CLUB MUXES: UN EQUIPO DE FÚTBOL LGBT EN MÉXICO

Y aunque el diseño de modas nunca figuró como parte de su formación académica, el portero siempre sintió cierta afinidad hacia la profesión. Con la asesoría de expertos del gremio, y posteriormente de grandes marcas como Nike, Campos puede presumir que cada uno de los atuendos que lució en la cancha fueron de su autoría.

«Me gustaba diseñar. Un amigo en Acapulco tenía su marca de ropa y lo empezamos a hacer. Le pedí algunos diseños, que cambiara esto sí, esto no; que cambiara a lo que me gustara y poco a poco fui mejorando los uniformes. Si decían que estaban feos, antes estaban peor».

Como parte del seleccionado nacional y jugador extranjero en los equipos de Chicago Fire y Los Angeles Galaxy; el guardametas intercambió jerseys con colegas de todo el globo aunque, afirma, sus conjuntos favoritos nunca vieron la luz por miedo a tener que canjearlos al finalizar el partido.

«Después de que se empezó a poner de moda, le gustó a la gente, todos los niños lo querían y empecé a intercambiarlo con todos los jugadores, me pedían uno para sus hijos, para la familia o algo. Empezó a revolucionar muchísimo y ya lo empecé a intercambiar con todo el mundo, tengo muchísimas playeras de intercambio».

«No es que sea especial, son gustos, hay unos que ni los usé, pero me gustaban tanto que los guardé. Dije, ‘no los voy a usar porque me los van a quitar’ y era difícil decirles que no, siempre los intercambiaba y sí me quedé con varios que no utilicé, pero que me gustan».

PELÍCULAS RELACIONADAS CON EL FÚTBOL QUE NO TE PUEDES PERDER 
FÚTBOL Y LATINOAMÉRICA DESDE LA AFICIÓN

A 17 años del retiro y con una sólida carrera como comentarista deportivo, el «Inmortal» asegura no arrepentirse del diseño de ninguno de sus uniformes -por más estrafalarios que parezcan ahora-, mismos que escogía con apenas algunos minutos de anticipación previo a sus respectivos partidos.

«Realmente yo estaba enfocado en lo que era el diseño del portero. En esa época tú te podías vestir como quisieras, mientras no chocaras con el equipo o con el árbitro y lo hice con mucho gusto, lo disfrutaba, siempre llevaba dos o tres uniformes a cada partido y ahí decidía cuál ponerme, el que me gustara más».

Marisol Martínez