WOMEN ARE BEAUTIFUL

Por Viri Jane

El fotógrafo de prensa y de publicidad Garry Winogrand (Nueva York, 1928-1984) es considerado el pionero de la fotografía callejera, género a medio camino entre lo documental y lo poético que, desde la década de los cincuenta, combina nociones específicas: el encuentro fortuito, el modelo improvisado y anónimo, y la gracia de la foto instantánea, además del gusto por la escena espontánea y la belleza casual.

Women are Beautiful (Las mujeres son hermosas), portafolio de Garry Winogrand publicado en 1975, ofrece un testimonio del tráfago de la vida cotidiana de mujeres desconocidas en una megalópolis. Con una cámara de 35 milímetros y una lente de gran angular, estas transeúntes desprevenidas fueron captadas mientras caminaban por la acera, un parque, un museo, un centro comercial o una marcha de protesta, en imágenes que parecen surgidas del puro azar, pero que se traducen en una observación llena de simpatía, humor cándido y, en ocasiones, ironía. 

winogrand

Esta crónica visual de la cultura urbana y de la liberación femenina hace recobrar la atmósfera vibrante de las décadas de los sesenta y setenta en las que Garry basó la mayoría de su obra, en una secuencia de 85 impresiones vintage de sorprendente calidad estética y dimensión sociológica.

La exposición se ha presentado anteriormente en Moscú, Viena, Seúl y Dusseldorf. La serie pertenece al acervo de Lola Garrido, veterana coleccionista, curadora y promotora española de prestigiosa trayectoria.

INICIOS DE GARRY WINOGRAND

Garry Winograd nació en 1928 en el Bronx (Ciudad de Nueva York). Era hijo de una familia de inmigrante judíos provenientes de Europa Oriental. De niño asistió a las escuelas locales y desde una edad temprana comenzó a realizar fotografías. Su pertenencia a la clase trabajadora y la necesidad por sobrevivir en uno de los barrios menos distinguidos en la ciudad le dieron una valentía y resistencia sin paralelo. Era lo que se conoce en Estados Unidos como un street smart.

Winogrand sirvió dos años en el ejército como meteorólogo, y luego comenzó a estudiar pintura en el programa General Studies de la Universidad de Columbia en 1948. Fue ahí donde conoció, gracias a un compañero de la escuela, el cuarto oscuro. Un par se semanas más tarde Winograd abandonó la pintura y adoptó la fotografía como su medio de expresión definitivo.

Las cámaras me intrigaban, siempre han tenido algo seductor para mí. De pronto un cuarto oscuro estuvo disponible y en ese momento nada me detuvo. En la Columbia University había un club de fotografía en el mismo sitio donde estudiaba pintura. Alguien me enseñó a usar los bártulos y desde entonces no me he dedicado a otra cosa.

Un año más tarde se matriculó en la New School for Social Research bajo la tutela de Alexey Brodovitch, responsable de la fotografía y el diseño de la famosa revista Harper’s Bazaar. De esta escuela egresaron nada menos que Richard Avedon y Diane Arbus.

Winograd había tomado la calle por asalto, convirtiéndola en uno de sus espacios preferidos de trabajo. Le fascinaba trabajar en espacios públicos y recorría, cámara en mano, zoológicos y parques, calles y avenidas.

Durante aquella década de 1960, Estados Unidos y Winogrand maduraron hacia una etapa inexplorada.La nación pasaba de la segregación racial a una nueva integración que costaría la sangre de líderes como el Dr. Martin Luther King Jr. o Malcolm X. Iniciaría la Guerra de Vietnam con las subsecuentes protestas y manifestaciones pacifistas. Políticos como John F. Kennedy o Richard M. Nixon verían su cenit pero también su caída.

Todas las tensiones políticas que caracterizaron a esta década, la efervescencia del activismo pacifista o feminista son reducidos a las manifestaciones de una comedia social en nada diferente de las inauguraciones y otros eventos mundanos, y los reporteros que dan cuenta de ello son identificados a su vez con vanos protagonistas de ese gran espectáculo.

Estados Unidos en los sesentas había pasado por una de las etapas más compleja de su historia. Además de las ya mencionadas crisis debidas a la segregación racial y los descalabros políticos, era una década que había transitado de llorar a un presidente asesinado a la minifalda y la liberación sexual. Se trata de una nación escindida, como ya había mostrado Robert Frank.

Además de los espacios citados, Winogrand tenía un agudo interés en ciertos sujetos específicos: mujeres, transeúntes, políticos, manifestantes pacifistas… “En muchas de estas fotografías el humor y energía visual son las contra-caras de una ansiosa inestabilidad

En la fotografía de Winogrand resalta la importancia de la vida de la gente a través de su cotidianidad.

Las fotografías de Winogrand nacen como una respuesta interior, estética, personal y social para trascender a una realidad estadounidense estereotipada y estereotipante.

A Winogrand “le brotaba el Bronx”. Y nosotros tenemos la oportunidad de permitir la salida a nuestro “Yo” más obsesivo, bronco y oscuro. Si lo logramos, tendremos la oportunidad de hacer de la fotografía nuestro medio más personal de expresión.

COLECCIÓN LOLA GARRIDO

Nacida España, Lola Garrido se ha convertido en referente obligado en el ámbito de la fotografía artística, por ser precursora del coleccionismo en este rubro, así como por la calidad de los autores que forman su colección, configurada por más de 700 imágenes. Man Ray, Dorothea Lange, Robert Capa, Henri Cartier-Bresson, Diane Arbus, Manuel Álvarez Bravo y Robert Mapplethorpe, entre muchos otros, dan cuerpo a un archivo que comenzó a formar en 1986 y cuyos temas de interés giran en torno a la historia de la fotografía, el paisaje, el mundo de la moda y la imagen de la mujer.

Como crítica de arte colabora con regularidad en los medios más importantes de España, entre ellos los suplementos El Cultural de El Mundo y El País Semanal de El País, donde dirigió la sección Fotomanía. De manera paralela, analiza la complejidad del devenir del arte en publicaciones especializadas en arte y economía. También es autora de La trilateral del gusto, libro que aborda la inversión en el mercado del arte.

La exposición estará en el Museo de Arte Moderno en la Ciudad de México hasta el 21 de enero del 2018 de martes a domingo.

Viri Jane

Viri Jane

Enamorada de la vida l CEO @Tierra_Hueca I Periodista l @indierocks l @Yaconic l Hablo con desconocidos l Comentarios a título personal.

Gorillaz musica
Previous post

GORILLAZ: NOS TRATAN COMO DINOSAURIOS, ASÍ QUE ES TIEMPO DE ELEVARNOS

Next post

¡NO SE LA MEME CON EL MEMEMX!