Cargando ...
PACHITA: DE LAS CURANDERAS MEXICANAS MÁS PODEROSAS
CULTURA

PACHITA: DE LAS CURANDERAS MEXICANAS MÁS PODEROSAS

Pachita, fue la curandera más famosa de México. Su nombre completo era Bárbara Guerrero, nació en 1900 y fue originaria de Parral, Chihuahua. Es reconocida hasta la actualidad como la única “cirujana psíquica”, debido a los grandes dones que poseía para analizar la mente de las personas que acudían a ella y así es como realizó “cirugías” realmente inexplicables. La famosa chamana era descrita por quienes la visitaban como una de las más grandes de México “poseía un control extraordinario sobre la materia y la energía».

LA POESÍA MÁGICA DE MARÍA SABINA, LA CURANDERA OAXAQUEÑA

“Yo no soy una santa, mírame más jodida que tú y yo juntos”.

Pachita

La magia en su vida

A Pachita la abandonaron sus padres desde muy pequeña y la adoptó un hombre llamado Charles. él era de origen africano y de tez negra. Estas raíces de la magia africana se las compartió a Pachita, incluso ella misma contó que Charles se dedicó a enseñarle una serie de procedimientos de curación, manejo energético, visiones acerca de las estrellas y sobre el Oráculo.

Pasaron los años y la curandera vivió sola en una casa de bahareque, una construcción hecha de palos o cañas entretejidos. Los únicos acompañantes en su vida fueron tres perros y un águila. Sus comienzos se remontan a la curación a través de hierbas obteniendo excelentes resultados con la gente que la buscaba. Ese entrenamiento y sabiduría fue creciendo, hasta que en cierto momento, se atrevió a realizar “cirugías”.

ELLOS SON LOS GRANDES CHAMANES DE MÉXICO

El espíritu de Cuahutémoc y las cirugías

Ella atribuyó esta habilidad al espíritu de Cuauhtémoc, el último tlatoani mexica de México-Tenochtitlan. A llamó “Hermanito”. Se supone que él acudía a su llamado, la poseía para sanar por medio de sus manos y así realizar los procedimientos adecuados. Pachita se valió de algunas herramientas de cocina para sus intervenciones, por ejemplo un famoso cuchillo de cocina que durante años utilizó para sus cirugías.

Las cirugías consistían en la remoción de órganos del cuerpo de sus pacientes y colocar otros en su lugar. Una vez terminado el procedimiento la curandera cerraba la herida, enjuagaba con un poco de alcohol y colocaba vendas para, luego de un par de horas, enviar a sus pacientes a casa.

El complemento y cuidados posteriores de las cirugías era el consumo de ciertos jarabes e infusiones y, de seguir el tratamiento al pie de la letra, incluidos tres días de reposo. Para que al cuarto día sus pacientes se sintieran como nuevos.

MARÍA SABINA, MUJER ESPÍRITU: UN DOCUMENTAL SOBRE LA FAMOSA CURANDERA MEXICANA

La ciencia y Pachita

El don de Pachita le dio la vuelta al mundo y pronto acaparó la atención de todos los curiosos. A tal grado que sus curaciones se estudiaron por investigadores de fama internacional. Como el psicólogo estadounidense Stanley Krippner, el antropólogo médico cubano Alberto Villoldo, el investigador paranormal español Salvador Freixedo, el neurofísico mexicano Jacobo Grinberg-Zylberbaum, el escritor chileno Alejandro Jodorowsky y el peruano Carlos Castaneda, por mencionar solo algunos.

Lo más impresionante y conmovedor del caso es que Pachita jamás cobró un solo peso por curar a la gente. Y su caso continúa asombrando a la ciencia.

HONGOS ALUCINÓGENOS, DÓNDE COMERLOS EN MÉXICO
LA CULTURA HUICHOL DOCUMENTADA EN FOTOGRAFÍAS

Cinthia Flores

Fotógrafa y reportera.