Cargando ...
MILAN KUNDERA: LA NOSTALGIA DEL ETERNO RETORNO
LITERATURA

MILAN KUNDERA: LA NOSTALGIA DEL ETERNO RETORNO

Milan Kundera, el famoso autor de la novela La insportable levedad del ser. Es un escritor checo que ha logrado tocar las fibras más sensibles de sus lectores gracias a que exploró de forma delicada los problemas existenciales y filosóficos que todos los humanos atravesamos más de una vez en la vida.

CINCO NOVELAS DE LA LITERATURA MEXICANA QUE DEBES LEER

El eterno retorno…

La insportable levedad del ser, inicia cuestionando a Niestzche y su idea sobre el eterno retorno, la cuál decía que todo se repite de manera infinita. Pasado,presente y futuro se repetirán de manera cíclica. Kundera sin embargo, explicó que si los eventos se repitieran carecerían de sentido y es justo ese sin sentido el que permite perdonar y recordar con nostalgia hechos catastróficos en la historia.

OCHO POEMAS DE NIETZSCHE PARA NAVEGAR LA EXISTENCIA

«La inexistencia del retorno , porque en ese mundo todo está perdonando de antemano y, por tanto, todo cínicamente permitido.»

La nostalgia

Otra de las genialidades que tenía Kundera como escritor, era la capacidad para estudiar el significado de las palabras y darles un sentido dentro de la existencia humana. «En griego, «regreso» se dice nostos. «Algos» significa “sufrimiento”. La nostalgia es, pues, el sufrimiento causado por el deseo incumplido de regresar»

LA POESÍA EL MEJOR REMEDIO PARA COMBATIR LA ANSIEDAD Y LA DEPRESIÓN

El olvido

El libro de la risa y el olvido, es un juego que el autor utilizó para contrarestar el peso que tenía lo político y social. Es una novela donde sobre salen las emociones humanas por medio de reflexiones filosóficas: «La lucha del hombre contra el poder es la lucha de la memoria contra el olvido»

LEE LOS 5 LIBROS MÁS EXTRAÑOS EN LA HISTORIA

Hedonismo

El libro de los amores ridículos, esta basado en el hedonismo. esa tendencia la búsqueda del placer. Los personajes de esta novela juegan una y otra vez con: la amistad, el amor, la risa y el sexo.

Y fue entonces cuando se le ocurrió plantearse cuál había sido el balance de este aspecto suyo (con pelo) que desaparecía, cuáles habían sido realmente las vivencias y las satisfacciones que había tenido aquel aspecto, y se quedó paralizado al darse cuenta de que había disfrutado bastante poco; al pensar en aquello sintió que se ruborizaba; sí, le daba vergüenza: porque vivir en este mundo tanto tiempo y que a uno le pasen tan pocas cosas es vergonzoso.

Lilián Villanueva