Cargando ...
TLACATECÓLOTL: LA CRIATURA DE LA NOCHE EN LA MITOLOGÍA NAHUA
CULTURA

TLACATECÓLOTL: LA CRIATURA DE LA NOCHE EN LA MITOLOGÍA NAHUA

En la mitología náhuatl existieron deidades relacionadas a la obscuridad. Un gran ejemplo fueron los «hombres búhos», llamados: tlacatecolotl. Que son descritos como una criatura fatal, con cuerpo de hombre con cabeza, piernas y alas de búho. Su presencia evoca a la muerte y presagia infortunio para quien lo encuentre en su camino o lo vea de lejos.

Los tlacatecolotl vivían de realizar su magia maléfica, ya sea por encargo o como chantaje, puesto que en ocasiones aquéllos que enfermaban por causa de su acción acudían con ellos para que retiraran el maleficio a cambio de un alto pago, de alguno de sus bienes o de todo lo que poseyera el afectado

COLOREA Y APRENDE SOBRE LAS DEIDADES AZTECAS, CON ESTE CATÁLOGO DEL INAH

Su nombre viene de Tlacatl, que significa «hombre» y de Tecolotl, «tecolote o búho». También se le puede era conocido como Tlahueliloc, que significaba más bien «Hombre-Búho encolerizado». Empleado en su mayoría cuando realizaba sus viajes al Mictlan.

EL QUETZAL: ESCUCHA UNO DE LOS CANTOS MÁS HERMOSOS Y SAGRADOS
RITUALES PREHISPÁNICOS QUE SEGUIMOS PRACTICANDO EN LA ACTUALIDAD

El mito

La criatura fue creada por Tonatiuh, en el cerro de Postectitla y su cometido era vigilar la conducta de los hombres, que en caso de ser inapropiada debería de castigar severamente, tarea que cumplía al lado de su esposa Metztli, la diosa de la luna.

Su morada era en el inframundo junto a Mictlantecuhtli, el dios regente de los nueve infiernos, en una sección llamada Mihcapantli. El mito narra que ésta deidad se posaba en las copas de los árboles, especialmente durante las noches de tormenta, donde atacaba a vagos o comerciantes nocturnos. Les robaba el alma y caían inmediatamente muertos.

LAS FIESTAS DEDICADAS A LOS DIOSES DEL MÉXICO PREHISPÁNICO

Una vez la Colonia llegó a México, éstas deidades fueron demonizadas. Hayan sido «buenas» o no, a los españoles les dio por satanizar todo aquello que fuera diferente a su cerrada ideología y religión. Incluso se le llegó a denominar como «diablo» a ésta criatura de la noche justiciera.

Cinthia Flores

Fotógrafa y reportera.

//