Cargando ...
MIRA EL VIDEO DE GARCÍA LORCA RECITANDO UN POEMA
LITERATURA

MIRA EL VIDEO DE GARCÍA LORCA RECITANDO UN POEMA

El video fue posible gracias a la tecnología «deepfake»

¿Te imaginas a Federico García Lorca, recitando un poema frente a una cámara?. La cuenta FaceToFake lo hizo realidad, gracias a una tecnología conocida como deepfak. El montaje fue realizado a partir de inteligencia artificial que da voz a la imagen del poeta español.

OCHO POEMAS DE NIETZSCHE PARA NAVEGAR LA EXISTENCIA

Este montaje permite escuchar y ver al poeta recitando recitando su poema Casida de la muchacha dorada. La cuenta FaceToFake, explicó que el video, se ha generó a partir de la una única foto de Lorca cuyos movimientos faciales son controlados por otra persona en un vídeo aparte.

DATOS QUE PROBABLEMENTE NO CONOCÍAS DE LUIS BUÑUEL

Por medio de un hilo publicado en Twitter, los creadores compartieron como fue el proceso para hacer este peculiar video: » Fue hecho a través de la fuente sobre la que se superpone la cara del poeta es una de las grabaciones de Amamos la poesía, un proyecto de la RAE, Carmelo Gómez fue el encargado de recitar el poema»

EL LADO CHEF DE SALVADOR DALÍ Y SU EXCÉNTRICO LIBRO DE COCINA

«deepfake» es una tecnología basada en inteligencia artificial que permite poner el rostro de una persona en el cuerpo de otra y generar imágenes en movimiento. El termino en español significa fake (falso) y deep learning (aprendizaje profundo, un termino utilizado para el aprendizaje automático con el que funciona la inteligencia artificial).

CINCO POEMAS DE ROBERTO JUARROZ QUE DEBES LEER

Esta tecnología ha causado controversias en el pasado, pues ha sido utilizada para alterar videos y generar noticias falsas. Sin embargo FaceToFake, ha podido crear ingeniosos videos de contenido cultural y artístico

Aquí te dejamos el poema junto con el video

Casida de la muchacha dorada
CASIDAS

VIII

La muchacha dorada
se bañaba en el agua
y el agua se doraba.

Las algas y las ramas
en sombra la asombraban
y el ruiseñor cantaba
por la muchacha blanca.

Vino la noche clara,
turbia de plata mata,
con peladas montañas
bajo la brisa parda.

La muchacha mojada
era blanca en el agua,
y el agua, llamarada.

Vino el alba sin mancha,
con mil caras de vaca,
yerta y amortajada
con heladas guirnaldas.

La muchacha de lágrimas
se bañaba entre llamas,
y el ruiseñor lloraba
con las alas quemadas.

La muchacha dorada
era una blanca garza
y el agua la doraba.

Lilián Villanueva

Lilián Villanueva