Cargando ...
ESCALOFRIANTES CUENTOS DE TERROR JAPONESES
CUENTOS

ESCALOFRIANTES CUENTOS DE TERROR JAPONESES

Los mejores cuentos de terror la mayoría de las veces tienen su origen en la cultura oriental, sobre todo de Japón y Corea. Como claro ejemplo tenemos las historias que inspiran a filmes que se han convertido en material de culto, debido a la trama, a las emociones que provocan y por supuesto, al miedo escalofriante que nos invade cada que vemos alguna de esas películas.

Un ejemplo memorable es precisamente la película Cuentos japoneses de terror, es del género de horror y es dirigida por Masaki Okano, donde tuvo la brillante idea de narrar nueve historias de terror distintas. 

A continuación te presentamos una recopilación de narraciones, cuentos y hasta leyendas urbanas que te erizarán la piel a la hora de recordarlas. Son en total siete relatos que seguramente encontrarás muy familiares debido a sus influencias en el séptimo arte.

6 PELÍCULAS DE TERROR CON ESCENAS CENSURADAS

Kuchisake-onna

Es la mujer de la boca cortada. Es una joven que fue mutilada salvajemente y regresó en forma de una entidad maligna. Si te encuentra, te preguntará si es bonita y si le dices que sí te mostrará su aterradora cara. ¡Nunca le digas que no! Te dejará como ella.

 Aka manto

Es un espíritu maldito que se aparece solo cuando estás en el baño. Una misteriosa voz femenina te preguntará si quieres papel rojo o azul. Si respondes papel rojo, sufrirás mil cortes hasta que te desangres. Si eliges el papel azul, seras estrangulado hasta que tu cara se vuelva azul. Si intentas engañar o escapar de Aka Manto pidiendo un color diferente, te llevará con él directo a las tinieblas.

Teke teke

Cuentan que una joven murió descuartizada al caer a las vías del tren. Su nombre proviene del sonido que realiza su fantasma al arrastrarse solo con sus hombros ¡Teke Teke Teke!

On’nanoko no ana

También conocida como la niña de las grietas. Esta niña habitaría en las rajaduras de la pared de la casa y siempre busca alguien con quien jugar a las escondidas. Si aceptas te llevará a otra dimensión.

Aplauso inverso

Una joven pareja salió de paseo en auto hacia un lugar fantasmagórico en medio de la noche, sin embargo, una vez llegaron a su destino tuvieron una discusión. El joven decidió marcharse y dejó a su novia allí sola. Poco después, el novio se dio cuenta de que dejar a su novia en un lugar embrujado no era lo mejor que podía hacer, así que regresó por ella. Una vez que se encontraron, se reconciliaron y se fueron juntos como si nada hubiera pasado.

En el camino de regreso, vieron a un hombre al lado del camino que los saludaba. No obstante, el hombre no los saludaba con la palma, sino que con el dorso de la mano.Entonces la novia dijo:

-Qué triste, está solo aquí a estas horas de la noche. Llevémoslo a casa.

-No-contestó el novio-La gente que hace tales acciones a la inversa ya no es de este mundo-añadió.

-¡Wow, eso es increíble!-dijo la joven y acto seguido, aplaudió.

El novio miró hacia abajo y se dio cuenta de que ella estaba aplaudiendo con el dorso de las manos.

Somos amigos ¿No?

Un grupo de dos hombres y dos mujeres fueron a una fiesta en la universidad. Los cuatro eran amigos desde la secundaria así que tenían mucho de qué hablar. A medida que las cosas se animaban comenzaron a discutir la posibilidad de salir a una pequeña prueba de valentía. Finalmente, uno de los hombres condujo y llevó a sus compañeros a un túnel que estaba “embrujado”. El lugar donde se hallaba el túnel era viejo y estaba cubierto de viñas.

Todos se bajaron del auto curiosos y empezaron a tomar fotos a medida que recorrían el túnel y luego regresaron al auto. No obstante, pese a que todos habían vuelto al vehículo, el conductor no arrancaba el coche.

-¿Por qué no arrancas?-preguntaron los tres al unisonó-Vámonos, vámonos-pidieron.

El conductor, quien siempre decía algo, permaneció en silencio mientras temblaba. Finalmente habló:

-Somos amigos… ¿no es así…?

La pregunta fue repentina y extraña. Pese a ello, sus amigos le respondieron:

-Claro que somos amigos, ¿por qué no lo seríamos?

-Entonces-dijo-¿Te importaría mirarme los pies?

Los tres amigos observaron sus pies. Justo en ese instante, dos manos blancas salieron del suelo del coche y se agarraron fuertemente a sus tobillos. Los amigos gritaron mientras salían corriendo del coche y dejaban al conductor atrás. Cuando se calmaron, regresaron en busca de su amigo, pero él no estaba en ninguna parte. Registraron el área con cuidado hasta que una de las mujeres señaló con un dedo tembloroso las viñas del túnel. El conductor estaba enredado en ellas.

Mary-San

Mary-san es la historia de una muñeca que quedó abandonada luego de que una familia se mudara y la tirara a la basura por accidente. Se dice que la muñeca realiza varias llamadas telefónicas en las cuales anuncia que se está acercando cada vez más a ti. Primero dice que está en la basura, luego que está en la estación cerca de tu casa y así sucesivamente hasta que llega frente a tu hogar. Al final las víctimas reciben una última llamada de una voz diciendo:

-Soy Mary-san y ahora estoy justo detrás de ti.

Mary-san es una leyenda urbana popular en Japón que termina siempre con la frase “ahora estoy justo detrás de ti”. Sumado esto, el terror que provoca la idea de que la muñeca se acerca poco a poco hacia donde te encuentras, hizo esta historia muy famosa, principalmente porque nadie sabe qué ocurre al final.

Sukima-Onna: La mujer del hueco

Sukima-onna, conocida también como la mujer del hueco, es un fantasma femenino que aparece en cualquier rincón de tu alcoba. La leyenda cuenta que un día un hombre sintió que alguien lo observaba desde el interior de su habitación. No obstante, como el hombre vivía solo, era evidente que no había nadie allí; a excepción de él. Intranquilo, buscó en su cuarto, pero como era de esperarse no encontró nada. Pensó que alguien podría estar espiándolo desde afuera, no obstante, sus cortinas estaban cerradas.

Creyó que tal vez había una cámara en su habitación o quizás alguien había instalado un dispositivo de audio. Al pensar en estas posibilidades, se preocupó aún más y decidió buscar nuevamente en cada rincón de su habitación y entonces encontró de dónde provenía la mirada. Justo en el delgado hueco entre la cómoda y la pared una mujer lo estaba observando fijamente. éste relato es muy popular en Japón y en el resto de Occidente, por lo que te recomendamos que la próxima vez revises mejor los orificios de tu casa, la habitación y debajo de la cama.

Cinthia Flores

Fotógrafa y reportera.

//