Cargando ...
«SNIFFIN’ GLUE»: EL INICIO DEL FANZINE PUNK
CULTURA

«SNIFFIN’ GLUE»: EL INICIO DEL FANZINE PUNK

Sniffin’ Glue, es conocido como una revista punk que se publicó en su tiempo de manera mensual. Este medio de comunicación (y expresión) lo inició Mark Perry en julio de 1976, su lanzamiento duró aproximadamente un año. El nombre seguro que te recuerda a algún tema o canción, pues justamente está inspirado en una canción de Ramones titulada «Now I Wanna Sniff Some Glue». Entre los principales escritores que colaboraron con el fanzine fue Danny Baker, quien se convirtió tiempo después en un periodista sumamente reconocido y de renombre en el medio.

Al tratarse de un medio y un soporte gráfico independiente que apenas comenzaba, en ese año de distribución los números iniciales del fanzine solamente se vendieron 50 copias. Sin embargo, la circulación pronto aumentó a 15,000. Algo que caracterizó a Sniffin ‘Glue y lo hizo más atractivo e innovador fue su inmediatez.

10 PELÍCULAS PARA ADENTRARSE EN LOS ORÍGENES DEL PUNK

«Sniffin ‘Glue no estaba tan mal escrito; la gramática no existía, el diseño era desordenado, los titulares generalmente se escribían con marcador, las malas palabras se usaban a menudo en lugar de un argumento razonado, lo que reflejaba era su urgencia y relevancia por publicarse «.

EL MOVIMIENTO RIOT GRRRL: LAS MUJERES QUE REVOLUCIONARON EL PUNK

La expresión punk y su historia

Como recordaremos en los años 70, el movimiento punk comenzó a tener más protagonismo pero aún así y or diversas situaciones la atención de la televisión o de la prensa principal, o mejor dicho «convencional» no centraron su atención en esta nueva ideología. Por lo que el fanzine se erigió como el medio para comunicar e informar al movimiento punk como tal. Sniffin ‘Glue significó mucho ya que fue una fuente clave de fotografías e información sobre los contribuyentes a la escena. Y con el paso de los años es un documentario del punk.

DANIEL LEGORRETA: EL DISEÑADOR MEXICANO MÁS PUNK

Aunque tuvo un mal diseño, mal redacción y carencias debido a la falta de financiamiento, los punks tenían como objetivo informar a su movimiento a como diera lugar y lo lograron con el fanzine. Es como tal una crónica de los primeros días del punk rock británico, además de ser la revista pionera en la ética punk DIY (hazlo tu mismo). Pero como todo en la vida, lo que empieza siempre tiene un final y para el número final de esta entrega, el fotógrafo de Sniffin ‘Glue. Compañero de Mark, de asuntos comerciales y posterior manager de la banda, Harry Murlowski, grabó «Love Lies Limp» en un disco, siendo el primer lanzamiento de la banda Alternative TV de Mark Perry.

Finalmente el último número de Sniffin’ Glue se publicó en 1977 y nunca dejó de animar a sus lectores a seguir su ejemplo creando sus propios fanzines punk. Un legado que en varios países se retomó hasta nuestros días.

PELÍCULAS PUNK MEJOR RANKEADAS EN IMDb
JUBILEE, LA CINTA PIONERA Y OBLIGADA DEL CINE PUNK

Legado del fanzine punk

Debido a que Perry usó herramientas cotidianas que estaban a la mano, por eso Sniffin’ Glue encajó perfectamente con el espíritu del hágalo usted mismo que ya era una parte importante de la cultura punk. Siguió una avalancha de fanzines punk, con gráficos identificables de cortar y pegar, texto mecanografiado o con punta de fieltro, errores ortográficos y tachaduras.

Las copias fotostáticas también contribuyeron al aspecto de la revista punk al limitar la experimentación gráfica a tonos e imágenes en blanco y negro basadas en el collage, la ampliación y la reducción. Sniffin’ Glue demostró que cualquiera puede producir un fanzine de manera fácil, económica y rápida. Como gran ejemplo tenemos al menos en la Ciudad de México a la colección que perduró por años en el Chopo.

Cinthia Flores

Fotógrafa y reportera.

//