Cargando ...
PEDRO FRIEDEBERG: SURREALISMO EXCÉNTRICO Y CONCEPTUAL
ARTE DISEÑO

PEDRO FRIEDEBERG: SURREALISMO EXCÉNTRICO Y CONCEPTUAL

Pedro Friedeberg es un artista mexicano contemporáneo mejor conocido por sus esculturas y grabados surrealistas. Su ecléctico cuerpo de trabajo une imágenes arquitectónicas y patrones psicodélicos con iconografía oculta y deslumbrante.

Manifestó interés por el arte desde pequeño. Su madre dijo que cuando tenía 2 años le gustaba sentarse enfrente de la Basílica de Santa María Novella, en Florencia, e intentaba dibujarla. En su juventud, fue cautivado por la arquitectura renacentista de las iglesias y de la Torre de Pisa.

Nacido como Pietro Enrico Hoffman Landsberg el 11 de enero de 1936 en Florencia, Italia, hijo de inmigrantes judíos alemanes que escapaban del Holocausto, él y su familia se mudaron a México cuando Friedeberg tenía tan solo 3 años de edad. Influenciado por los libros de arquitectura renacentista y gótica que vio de niño, Friedeberg estudió para convertirse en arquitecto por la Universidad Iberoamericana en la Ciudad de México en 1957.

«Gaudí y Facteur Cheva me inspiraron al inicio de mi carrera. Además, el arquitecto Max Cetto que tenía el gusto exquisito de los años cuarenta, y el arquitecto Vladimir Kaspe, que fue el primero con quien trabajé en 1951 y a quien le eché a perder varios planos de los que aún se dibujaban a mano».

Pedro Friedeberg para HotBook.

ANTONIO M.RUIZ «EL CORCITO» DE LA PINTURA MEXICANA

Sin embargo; el joven Friedeberg no completó sus estudios ya que comenzó a dibujar diseños que iban contra las formas convencionales de los años 50, incluso estructuras completamente inverosímiles. Su trabajo llamó la atención del escultor alemán Mathias Goeritz quien lo animó a continuar su carrera como artista. Aunque su obra encuentra eco en dos de los movimientos artísticos más apasionantes de los años 60 –POP y Op Art-; su trabajo está más relacionado con el surrealismo tardío.

«Hay muchas personas que me han influenciado. Creo que, para ser artista, uno comienza imitando a otros artistas. En mi caso, empecé copiando a maestros como Hans Holbein, Tintoretto y Paolo Veronese. Después, me fijé en artistas más modernos como Salvador Dalí, Escher, Diego Rivera y, el más grande maestro mexicano para mí, Juan O’Gorman«.

Pedro Friedeberg.
CONOCE LAS FRASES Y PINTURAS DE HERMANN HESSE

En particular, la obra del artista revela sus estrechos nexos con los principales surrealistas europeos que también habían encontrado refugio en México: Leonora Carrington; Kati Horna; Edward James; Alice Rahon y Remedios Varo, quienes fueron irreverentes, rechazando el arte social y político que dominaba en el tiempo. Friedeberg también se inspiró profundamente en Mathias Goeritz Brunner, especialmente en sus tendencias dadaístas, que encontraron expresión en el grupo de vanguardia conocido como “Los hartos” (los “Hartistas”) de principios de los años sesenta. El trabajo de Friedeberg combina todas estas influencias en algo completamente, único e inconfundiblemente suyo.

«El surrealismo es el arte de los sueños, de la fantasía y de la imaginación».

Pedro Friedeberg.

Aunque Friedeberg es un pintor consumado, es famoso por sus diseños de muebles irónicos, en particular la «silla mariposa» y la «silla de mano». Ambas piezas fueron diseñadas originalmente en la década de 1960 como un rechazo a la estética y funcionalismo internacional / modernista.

ACÉRCATE AL MUNDO DEL ARTE Y LA PINTURA CON 5 DOCUMENTALES IMPERDIBLES

Después de diseñar su primera silla, Friedeberg pasó a diseñar mesas, sofás y sillones de dos plazas. Este cuerpo de trabajo, junto con los lienzos obsesivamente atestados y meticulosamente detallados de Friedeberg, a menudo incluía referencias a escrituras tántricas; códices aztecas; catolicismo; hinduismo y símbolos del ocultismo. En 1963, Frideberg también había comenzado a realizar obras enteramente escultóricas de cuerpos distorsionados con apéndices tomados de estatuas religiosas encontradas en tiendas de antigüedades y mercados de pulgas.

«Nada más hice una silla y una mesa con figuras de manos. Son una tontería, las hice para divertirme. Después de eso me pidieron algunos otros muebles que, en realidad, se relacionan más con el arte que con mis estudios de arquitectura. Cuando estudié la carrera, todo lo que aprendíamos era muy cuadrado, nada que ver con lo que yo hice. Detesto las sillas modernas de los diseñadores reconocidos, me parecen horrorosas y pretenciosas, prefiero una silla del barrio de Tepito«.

Pedro Friedeberg para HotBook.

En 2016, El Museo Franz Mayer de la CDMX presentó La casa irracional: Pedro Friedeberg, arte y diseño, exposición del diseñador mexicano, la cual ofreció un panorama de sus procesos de trabajo; influenciado por diversas disciplinas; presentando un variedad de obras de diseño que responden a diferentes intereses, mostrando las diferentes concepciones del diseño a lo largo de su trayectoria.

LOS MELANCÓLICOS COLORES EN PINTURAS DE JACKSON JOYCE

Las piezas de Pedro Friedeberg forman parte de las colecciones más importantes, privadas o públicas, de todo el mundo. Las extrañas composiciones y la excéntrica actitud de Friedeberg le han valido el reconocimiento internacional. Hoy en día, las obras del artista se encuentran entre las colecciones del Museo de Arte Moderno de la Ciudad de México, el Museo de Arte del Condado de Los Ángeles; el Museo Smithsonian de Arte Americano en Washington,¡; D.C. y el Museo de Arte Moderno de Nueva York. Friedeberg actualmente vive y trabaja en la Ciudad de México.

Marisol Martínez