Cargando ...
Relatos y leyendas terroríficas que te quitarán el sueño
CUENTOS

Relatos y leyendas terroríficas que te quitarán el sueño

Te compartimos ocho relatos y leyendas de terror que te pondrán el cabello de punta. Puedes adoptar estas historias a tu repertorio, para que nunca te falten anécdotas y tema de conversación. Las reuniones entre amigos y familia se vuelven más emocionantes si salen relatos de este tipo. Así que busca tu sillón favorito o prepara una buena fogata y selecciona los más aterradores para que pasen una noche llena de miedo.

10 cuentos de terror basados en hechos reales y que si dan miedo

La carta

La casa estaba vacía, lo había estado desde hacía algunos años, sin embargo, sentía que no estaba sola. Juntó coraje para abrir el ropero. Debía comenzar a sacar toda esa ropa. Sabía que los recuerdos podían abrumarla, pero tenía que hacerlo. Sacó un tapado de piel, un saco de vestir y un papel doblado en cuatro cayó a sus pies. Lo juntó y leyó en uno de sus lados: ‘A quien me encuentre”.

Lo desdobló: ‘No estoy sola, hay alguien o algo conmigo. Lo siento. Sé que no me va a dejar salir. Tengo miedo. Me quiere, quiere atraparme aquí para siempre, lo sé. Voy a morir. Voy a morir. Tengo miedo. A quien me encuentre, por favor, díganle a mi familia que los amo”. Leyó el nombre al pie de la carta y quedó paralizada. Quiso correr hacia la puerta, pero ya era tarde. La mano inerte soltó la carta. Su nombre estaba en ella..

carta

Doña Bertha

Era el 17 de mayo del 2017, en un pueblo a las afueras de la ciudad de Monterrey, Nuevo León, México. A doña Bertha Elizalde le ocurrió lo que nunca nadie quisiera vivir, en una mañana normal, cuando ella preparaba el desayuno para su esposo, ambos ya mayores de edad, apenas tenían que preocuparse por ellos mismos pues sus hijos habían fallecido a manos del narcotráfico de la zona, los señores habían vivido ahí toda la vida, eran una pareja de ancianos a quienes ya a poco les quedaba por delante, doña Bertha preparo ese día a un rico desayuno para su esposo, tenían gallinas así que le hizo un omelette, en su humilde casa tenían un lugar donde sembraban algunas cosas y los pocos animales que aún quedaban vivos les proveían de más alimentos, lo que ninguno imaginó es que ese día sería el más lamentable desde la muerte de sus hijos.

Todo comenzó cuando llegaron al lugar unos hombres trabajadores del gobierno y encargados ejidales, que traían unos papeles que decían que supuestamente uno de sus hijos había puesto en garantía el terreno en donde desde hace sesenta años, doña Bertha y su esposo habían vivido, los hombres bajaron del ostentoso vehículo y comenzaron a tomar medidas del terreno mientras otros tomaban fotografías y hablaban de cómo iban a derribar la pequeña casa de doña Bertha para construir una gasolinera.

Doña Bertha por supuesto quedó extrañada de inmediato, se dirigió a aquellos hombres y les preguntó: «buenos días ¿se les ofrece algo?» Uno de ellos dio paso al frente y comenzó a explicarle a doña Bertha lo que ocurría: «buenos días necesitamos que desaloje este lugar de inmediato este terreno ahora ya no les pertenece a ustedes y necesitamos que se vayan ya, necesitamos que firme estos papeles por favor».

Doña Bertha no era nada tonta, sabía que las cosas no andaban bien y en efecto, estas personas estaban intentando aprovechar el mal manejo que tenían las escrituras del terreno de doña Bertha y su esposo que si bien no tenían todo en regla era mentira que uno de sus hijos lo había puesto como garantía en un supuesto préstamo, voy a ver dentro a la casa, habló con su esposo y a los pocos minutos éste salió con machete en mano dispuesto a defender a capa y espada lo que por derecho les pertenecía, los hombres salieron corriendo del lugar pero más que asustados salieron de ahí riéndose, burlándose de los pobres ancianos «has visto cómo salió el pinche viejo este no saben lo que le espera» dijo uno, al parecer estas personas tenían algo planeado, algo que ni siquiera doña Bertha y su esposo esperaban.

Cayó la noche y como era costumbre el esposo de doña Bertha salió a revisar a los animales, cada uno debía estar en su lugar y debidamente asegurado, las gallinas en su gallinero, los animales bien encerrados y atados, casi había terminado cuando de pronto un ruido extraño atrajo su atención, pero el pobre señor apenas y veía, entonces tratando de distinguir algo entre la oscuridad de aquella noche alcanzó a ver que alguien se acercaba, traía algo en la mano, aceleraba el paso, cada vez estaba más cerca de él, cuando por fin pudo distinguir lo que pasaba era demasiado tarde, un hombre robusto y grande lo alcanzó, lo tomó de un hombro y con la otra mano comenzó acuchillarlo en el abdomen una y otra vez, el pobre viejo sentía como el cuchillo entraba y salía de su cuerpo. El anciano cayó al piso, aún respiraba, así es que el malnacido lo volvió a perforar pero ahora en el pecho, luego en el cuello y finalmente en un acto de desesperación le enterró el arma en los ojos.

Doña Bertha estaba limpiando la cocina mientras que su esposo ataba a los animales, de pronto sintió un escalofrío mientras que su esposo era asesinado, tuvo un presentimiento, doña Bertha con una extraña angustia en el corazón salió a la puerta de su casa miró hacia todos lados buscando a su marido pero no lo encontró comenzó a llamarlo mientras daba vuelta a la casa, todos los animales estaban en su lugar, doña Bertha se acercó a un arbolito y antes de que pudiera alcanzar a ver al asno manchado de sangre tropezó con el cuerpo ensangrentado de su esposo más sagrado, acuchillado y sin vida.

Doña Bertha lloró como cuando sus dos hijos murieron, era un llanto de dolor, su compañero de vida se había ido para siempre y de la manera más cruel que pudiera imaginar, doña Bertha no fue a la policía, no avisó a nadie de lo ocurrido, doña Bertha decidió enterrar a su esposo en el patio de la casa junto al árbol donde limpió su sangre y liberó a todos los animales que poseían, entró a su casa y buscó desesperada un viejo libro que había pertenecido a su madre, busco entre sus páginas el contenido más macabro que puedas imaginar, aquel libro perteneció a su madre, la cual según dicen, fue bruja y murió dormida en su cama con una sonrisa en la cara.


En el libro venía un conjuro especial prohibido, era una especie de invocación que resultaba especial porque invocaba a un demonio, con ese conjuro podías hacer que el mismísimo satanás tomara posesión sobre el cuerpo y alma de la persona a quien conjurar. Doña Bertha sabiendo que tenía los días contados decidió tomar venganza contra quienes mataron a su esposo dándole su alma al diablo pero pidiéndole un favor, matar a quienes mataron a su esposo, el 18 de mayo las autoridades municipales encontraron una camioneta calcinada en el terreno de doña Bertha, había cinco cuerpos de personas aparentemente torturadas puestas una sobre la otra sin ropa y sin ojos, no se trataba de un narcomensaje, las autoridades descartaron lo ocurrido porque no correspondía al modus operandi de los narcotraficantes, se trataba de un asesinato.

Cuando las autoridades estaban tomando fotografías del incidente decidieron tocar a la puerta de la casa de doña Bertha pero nadie abrió la puerta, al intentar forzarla esta se abrió con facilidad y debido a la importancia del caso decidieron entrar a investigar, lo que encontraron dentro fue escalofriante, doña Bertha estaba sentada en una silla con una sonrisa en la cara, bañada en sangre con el machete de su esposo en la mano y un collar formado con los ojos de las cinco personas muertas que estaban afuera, doña Bertha se quedó mirando fijamente a los oficiales y de pronto cerró los ojos y murió de un infarto al corazón, con la misma sonrisa con que años atrás había muerto su propia madre. La fotografía que miras es la única que se tiene sobre doña Bertha, con el collar de ojos censurado debido a que no es permitida la imagen, su sonrisa dice que el trato valió la pena..

ESCALOFRIANTES CUENTOS DE TERROR JAPONESES

Una buena niña

Querido diario que deliciosa es la sangre, no puedo dejar de beberla…!!
Hoy he probado la sangre de mi papá, él se ha portado mal con mi mami y a decir verdad cuando le salieron esas gotas de sangre se las lamí para que se curara y me gustó. Mi mami es buena y no dejare que mi papi la vuelva a lastimar.
Hoy mi mami me ha preguntado donde esta mi papi, tiene que decirle algo importante ¿Qué será…??. Le dije que papi se fue con una de esas señoras que siempre habla ella, me dice que son sus amigas y siempre van a jugar a las luchas. Una vez trajo una a la casa cuando mami no estaba y se escuchaban gritos de su habitación. Creo que papi estaba ganándole.
Luego de una semana sin papi, mami comenzó a beber, mala mami no debes beber y tratarme mal. He seguido bebiendo sangre pero esta vez fue la de un señor que venia siempre a casa, él también jugaba a las luchas con mamá.
Una vez él me llevo a mi habitación y me dijo que debía conocer mi cuerpo y el cuerpo de los nenes. Yo no quería que me tocara pero luego de mi primera queja, él me golpeó.
Él bajo sus pantalones y me tumbo con fuerza a la cama, suerte que debajo de la almohada guardaba mis tijeras y se las clavé en la frente haciendo que el se desangre. Mi mami vio esto, vio mi boca llena de sangre, pensó que era mía pero aún así me golpeó y dijo algo que no entendí :
–» Pequeña perra bastarda, quierés robarte mi marido»
-Pero si papá está a metros de la casa enterrado…!!
No se que quiso decirme con eso, a la noche vi a mamá llorar, estaba ebria y no me había hecho de comer y cuando me acerqué a ella me tiró de los pelos y volvió a golpearme.
–¿Porqué mami…??
Cuando ella se durmió fui a su cama y luego de atarla comencé a golpearla y llorando decía:
– «¿Te gusta mami? -Ella solo lloraba conmigo hasta que dejó de llorar y quedo viendome fijamente, se fue con papá y ya no hay más que hacer.
Ellos estan enterrados en el mismo lugar, hasta hice un dibujo para cuando vuelva a visitarlos…Soy una buena niña y se que ellos ahora lo entenderán…!!
Derechos al autor.

5 CUENTOS DE TERROR MEXICANOS QUE TE CAUSARÁN ESCALOFRÍOS

La mujer sin cabeza

Hace tiempo existió una leyenda poco común y muy perturbadora y está proviene del lejano oriente.
Hace 1000 años existió una mujer muy hermosa, esta tenía a los hombres a sus pies y podía hacer con ellos lo que quisiera. Esta se caso con un guerrero que tenia una gran fortuna, cuando la guerra inició la chica se aburrió y entregaba a su cuerpo ala persona que le diera más plata, pasaron 4 años y el guerrero volvió de la guerra, no llegó a su casa sino que fue un bar donde encontró aún amigo que le contó sobre una mujer que sólo le gustaba gente rica, pero lo hacía bien en la cama.

El guerrero fue a esa casa y enseguida rompió la puerta y enseguida fue donde estaba su esposa, estaba hacia el amor con otro tipo y el atrás de la puerta escuchando sus gemidos solo podía llorar, en ese momento la rabia lo ciego y entró ala habitación, al amante de su esposa incrustó sus uñas en su garganta y este arranco la tráquea de raíz. Su esposa arrinconada, sudaba y le pedía perdón a su esposo. Este la agarró y puso sus manos en su rostro y ella veía sus ojos envueltos en rabia.

Solo movía su cabeza y partió su cuello, luego cortó cuello y se llevó su cabeza. La mujer vaga en cada habitación de ese lugar buscando su cabeza. Algunos aldeanos de la zona dicen que ven una chica desnuda sin cabeza caminando sin rumbo, otros aseguran que si la vez perderás la cabeza con pesadillas y gritos de ultra tumba.

Mandy, la muñeca

Mandy es una muñeca que actualmente se encuentra en el Museo Quesnel en Canadá, está hecha de porcelana y según algunos estudios puede poseer entre 115 y 120 años de antigüedad, pues se estima que fue creada entre 1910 y 1920 en el viejo continente, más preciso en Alemania o Reino Unido. Es una muñeca de piel clara con grietas y golpes en su rostro, además de que sus antiguos dueños afirmaron que daba la sensación de ser un bebé real. 

La muñeca llegó al museo en 1991 cuando su antigua propietaria la donó por unos supuestos eventos paranormales, entre ellos se menciona que en más de una ocasión escuchaba ruidos extraños que provenían del sótano, pero que al bajar a investigar los ruidos paraban, no fue hasta una noche que el ruido tomó la forma del llanto de un bebé, por lo que la propietaria aterrada bajó para investigar aunque nuevamente no encontró nada, dicho evento se repitió durante varias noches hasta que descubrió que el llanto provenía de la extraña muñeca.

Cuando su propietaria decide donar la muñeca al museo fue con dos intenciones, la primera que los actos paranormales pararan en su casa y colocar la muñeca para su preservación siendo bastante antigua, fue casi de inmediato que los expertos la valoraron mediante unos estudios para confirmar su antigüedad y posteriormente se dedicaron a tomarle fotografías para que los visitantes notaran la nueva adquisición del museo.

Aunque parece que a Mandy no le gustan las cámaras con flash, puesto que el fotógrafo y su pareja que tomaron las fotografías sufrieron un evento nada agradable, primero la pareja del fotógrafo sintió un suspiro caliente muy cerca de la oreja, y después las cosas de los estantes empezaron a caerse sin explicación alguna. Aunque la cosa siguió igual, cada vez que intentaban tomarle fotografías las cámaras se rompían, las fotos salían en blanco. Stubbs, la persona encargada del museo contactó con un conservador de antigüedades con supuestos poderes para captar las energías de los objetos para estudiar a la muñeca.

Desde que vio la muñeca señaló que sintió un miedo profundo y percibió una mala energía, por lo que contactaron a su antigua dueña para saber más sobre la muñeca. Misma que explicó que Mandy estaba en el sótano de su casa guardada, pues había pertenecido a su bisabuela y era una reliquia familiar, pero al ser descubierta escuchaba ruidos, pasos, llantos y lamentos hasta que donó la muñeca y dejó de ocurrir. Por lo que se llegó a la conclusión que la muñeca tenía entidades extrañas en su interior.

Fue colocada una vitrina puesto que los cuidadores afirmaban que la muñeca caminaba por el museo de noche, además de que no podía estar con otras muñecas pues estas se rompían o se caían, así que, una vez dentro de la urna la actividad paró un poco, aunque aun hay registros de que en ocasiones cambia de lugar o encuentran marcas de manos en la vitrina de cristal porque Mandy quiere romperlo y ser liberada.

Stephen King: escalofriantes cuentos cortos escritos por el maestro del terror

Los fantasmas de la Iglesia de Denham

Esta iglesia se localiza en el pequeño poblado de Denham, Reino Unido. St. Mary, la iglesia, el salón y sus alrededores han sido escenario de mucha actividad paranormal a lo largo de los años. Existen al menos 11 fantasmas dentro y en los alrededores del salón, entre ellos un monje que recorre un pequeño sendero, una mujer que deambula por un puente y una dama fantasmal que sale de la iglesia.
Los investigadores paranormales de Suffolk han recibido reportes recientes sobre el fantasma de un granjero. Éste murió por el año de 1920 en un terrible accidente que le costó la cabeza ya que quedó debajo de las llantas de un carruaje; por esta razón el espíritu está degollado.

Sin embargo, el acontecimiento más aterrador sin duda es el sonido de unas cadenas que son arrastradas por el camino hacia la iglesia y se detienen en un punto donde alguna vez existió un cruce. En el instante que se detiene el ruido, una bola luminosa emerge del suelo y flota durante seis o siete minutos para después desaparecer ante los ojos delos espantados visitantes.
La leyenda cuenta que hace muchos años había una hermosa jovencita de la que todos los hombres estaban perdidamente enamorados, cosa que no le agradó a las esposas y novias. Así que la acusaron de ser bruja y haber hechizado a los hombres.

Se le declaró culpable y fue enclaustrada en la iglesia por diversos días, totalmente inmovilizada con cadenas y al final fue arrojada a un pozo. Posteriormente su cuerpo fue arrastrado por el camino y abandonado en el cruce. Muchos años después su cadáver fue desenterrado por unos trabajadores y descubrieron que sus restos estaban aún encadenados y aunque se le hizo una ceremonia religiosa y fue enterrada en el jardín de una iglesia, hoy en día se siguen escuchando sus cadenas fantasmagóricas.

fantasma iglesia

Los músicos que tocaron en el infierno

Como es bien sabido en todos los pueblos y ciudades hay músicos populares que tocan en restaurantes, mercados, y a quienes lo soliciten ellos van hasta donde se les indique; tal es el caso del grupo de músicos encabezado por el maestro Miguel Ruíz, el cual en cierta ocasión acudió a cantar Las Mañanitas a una muchacha de la ciudad, y ahí un hombre muy elegante con aspecto de catrín los estuvo viendo; cuando los músicos se disponían a retirarse, el catrín los detuvo y les pidió sus servicios para que esa noche fueran a tocar a una fiesta que ofrecería en su casa, diciéndoles: “Yo pago muy bien, pero tienen que ir bien vestidos y de color negro”.

Los músicos emocionados no pusieron ninguna objeción, de modo que llegaron a un acuerdo en el que se verían en esa misma esquina a las 11 de la noche, y así se fueron a descansar y vestir como se los había pedido el cliente.Como la puntualidad los caracterizaba llegaron a las 10:30 de la noche, y ya reunidos todos en el sitio acordado esperaron… al oír las campanadas de la hora pactada vieron en forma extraña como ese hombre que los había contratado apareció de improvisto entre la penumbra de la noche.
Se preguntaron unos a otros si aquel personaje saldría de la pared, no pudieron llegar a una conclusión ni dar pie a fantasías, así que ignorando esto, lo siguieron a pie como él les pidió, y después de una larga caminata llegaron a la calle de las Ánimas donde había una elegante mansión; los músicos extrañados se veían unos a otros, ya que nunca habían visto esa casa, que de hecho no existía.

Entraron los músicos y todo les parecía de lujo, pero muy fúnebre. Al llegar a la sala el señor pidió que esperaran un momento, y ante la poca iluminación existente en el lugar decidieron sentarse, hasta que unos minutos más tarde salió un sirviente y les indicó que empezaran a tocar un vals, que los invitados irían llegando poco a poco. Así lo hicieron.
Sin hablar ni voltear empezaron a aparecer varias parejas de una puerta que estaba al fondo, salían bailando al son de la música de vals, y sin pensarlo los músicos dedicados a sus notas se olvidaron de lo que pasaba en la sala, pero al finalizar una melodía echaron una mirada, al tiempo que se hacían más señas entre sí, horrorizados.

Las parejas de bailarines no tocaban el piso, tenían patas de cabra con pezuñas y sus ojos eran aterradores, rojos como si echaran lumbre por ellos. Nuestros músicos sintieron desfallecer de miedo, experimentaban un escalofrío que los paralizó y ya solo querían huir.
De pronto una mujer de las parejas que bailaban se acercó a los asustados músicos, y uno de ellos sorprendido la reconoció:
–Cómo es posible, si es Juanita, hermana de uno de los músicos. ¡Ella murió hace dos años!
La mujer les habló en voz baja.:
–Pero ¿no se han dado cuenta?. Salgan de aquí inmediatamente, este es el infierno.
Los músicos en ese instante salieron precipitadamente sin decir nada, olvidándose incluso de sus instrumentos. Y aunque pudieron volver a sus casas, se dice que días después algunos integrantes del grupo musical se enfermaron como consecuencia de tan terrible experiencia.

Músicos en el infierno

Jocker Jak

Un niño al que sus papás no le hacían caso, porque su papá era alcohólico y su mama se la pasaba en la calle. Le sucedió siguiente:
Un día se levantó y encontró una caja musical, le dio la cuerda y brotó confeti. Pero lo que más lo impresionó fue el payaso que surgió del interior. El niño se quedó en silencio y el payaso habló:
—Me llamo Jocker Jak.
—Encantado —dijo el niño.
Ambos se hicieron amigos y jugaron durante mucho tiempo. El niño como pasaba muhco tiempo solo tenía de amigo a ese extraño payaso. Sus padres nunca se dieron cuenta de aquel «juguete» porque no podían verlo y porque no les interesaba su hijo.
Una mañana al despertarse, el niño notó que no estaba la caja musical pero olía a quemado. Bajó al sótano y descubrió a sus padres muertos, con las entrañas de fuera y la caja musical quemada. En la pared, llena de sangre, había tres palabras: Jocker Jocker Jak.

Libros de terror que no pueden faltar en tu terrorífica biblioteca

¿Conoces más relatos para agregar a este top de miedo?

Cinthia Flores

Fotógrafa y reportera.